Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno sueco niega presiones a su par brasileño para firmar el contrato por los Gripen NG de la FAB antes de las elecciones

(defensa.com) El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, declaró que la venta de 36 aviones Gripen a Brasil por 5.400 millones de dólares es "un negocio que va mucho más allá del avión" y  negó que hubiera presionado al gobierno brasileño a firmar el contrato con la empresa  Saab antes de la segunda vuelta de la elección presidencial entre Dilma Rousseff y Aecio Neves, que se celebró el pasado 26 de octubre.

La Fuerza Aérea formalizó la compra de 28 aviones Gripen E ( monoplazas) y ocho de la versión F  (biplazas), justamente el 24 de octubre. Los 36 aviones todavía están en desarrollo y el contrato prevé la transferencia de tecnología para que la industria nacional pueda producir localmente este caza de nueva generación. Los mismos comienzan a llegar en 2019, con fecha de entrega final del lote en 2025. En una entrevista con periodistas brasileños en Estocolmo  Löfven aseguró que era "un acuerdo entre la empresa [Saab] y el país. Se me informó acerca de la transacción en general, pero no específicamente sobre el momento. "

El primer ministro, elegido en septiembre pasado, se negó a decir si  5.400 millones de dólares sería un valor exagerado para destinar a aviones de combate, mientras que Brasil mantiene serios problemas en otros sectores, a la vez que señaló que Suecia también  incrementará el gasto en defensa en los próximos años debido a problemas regionales, como la  defensa del Mar Báltico y el conflicto entre Ucrania y Rusia.

"Lo primero que tengo que decir es que Brasil es un país democrático e hizo su propia decisión. Nosotros también vamos a aumentar el gasto en defensa en los próximos años, luego de un análisis de la situación regional "dijo."Brasil tiene que hacer su propio análisis y no podemos comentarlo de ninguna manera, es un tema del país en particular. Creemos que cuando Brasil hizo su evaluación y comprendió que necesitaba el avión, nosotros tuvimos una buena aeronave. Es importante y es la piedra angular de los negocios. Pero hay mucho más involucrado: se trata de  tecnología,  innovación, cooperación industrial  que nuestras autoridades están construyendo en São Bernardo do Campo. Este es el futuro, son los nuevos puestos de trabajo, no sólo  las compras militares. Es  tecnología en diferentes áreas y creemos que esta cooperación es muy buena para ambos países ".

Löfven precisó que el acuerdo sobre el Gripen hace que Brasil sea un socio estratégico en la zona industrial de Suecia. "Definitivamente creo en eso. El negocio es mucho más que un avión. La cooperación que estamos empezando en São Bernardo do Campo es un compromiso a largo plazo", expresó.
Al mismo tiempo, el Centro para la Investigación y la Innovación Sueco-Brasileño de Intercambio de Información (CISB) reúne hoy en Sao Paulo a representantes de empresas, universidades y centros de investigación para la discusión de las oportunidades de fortalecimiento de la cooperación entre los dos países en las áreas de la investigación y la innovación, además de la presentación de casos de éxito. La cuarta reunión anual de CISB cuenta con la participación de los miembros del centro de Brasil y Suecia, Saab, Volvo Cars, SENAI,Royal Institute of Technology, entre otros, y socios tales como el ITA, elmunicipio de Curitiba y  el Lindholmen Science Park.

Inmediatamente después, entre el  jueves y viernes de esta semana, tendrá lugar el 1er Wokshop Sueco- Brasileño de Aeronáutica y Defensa en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Aeronáutica (ITA), São José dos Campos. El evento es organizado por el propio ITA y el CISB , teniendo como objetivo estimular y ampliar los intercambios entre investigadores brasileños y suecos sobre temas relacionados con la innovación y el desarrollo tecnológico.

Estarán presente en torno a 300 participantes que asistirán a conferencias y debates de  científicos, investigadores, representantes de universidades, gobiernos y agencias de desarrollo, así como  ejecutivos de la industria de la aviación,  seguridad y defensa de Brasil y Suecia. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.