Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La nueva Policía de la ciudad de Buenos Aires

En una ceremonia realizada en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP), el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó el acto de presentación de los nuevos uniformes y colores distintivos  de la que, en pocas semanas, será la nueva institución encargada de velar por los más de tres millones de habitantes de esta ciudad.

Decimos será, puesto que está presentado, en el Concejo Deliberante, el Proyecto de constitución de esta Fuerza de Seguridad, suponiendo que los votos necesarios para la creación de la nueva institución serán conseguidos en el organismo legislativo de la ciudad. Recordemos que esta nueva Fuerza nace de la unión de la Policía  Metropolitana con 6.000 efectivos y creada por el hoy Presidente de la Nación, Mauricio Macri, cuando era alcalde de la ciudad,  y unos 19.000 efectivos de la célebre Policía Federal Argentina, la antigua PFA, lo que conformara una agrupación de aproximadamente 25.000 agentes del orden.

El nacimiento de la Metropolitana respondió a la poca colaboración que prestaba el gobierno central kirchnerista ante la imparable ola delictiva que azotaba la ciudad, creando Macri esta institución policial para la Capital, con una importante proporción de personal que había prestado servicios en las Fuerzas Armadas y de Seguridad. La desaparición de la PFA y el objetivo de crear un sistema unificado de seguridad no está exento de críticas y resquemores. Para los tradicionales hombres de azul, o sea de la policía de Buenos Aires, muchos de sus derechos y atribuciones son eliminadas taxativamente, pero los funcionarios del gobierno indican que no se perderán ni derechos ni beneficios, ya que los policías mantendrán su obra social y retiro, mientras que verán reducidas sus horas de trabajo y cobraran mejores remuneraciones.

Obviamente, toda esta situación implica una reasignación de tareas, modificación de escalafones y la adopción de sistemas de enseñanza modernos. Asimismo, todo esto traerá aparejado un cambio en los sistemas de vigilancia privada, que incrementarán su trabajo, tomando en cuenta que los nuevos efectivos policiales no podrán hacer horas adicionales. Recordemos que las comisarías, cuarteles de bomberos, personal de ciertos cuerpos y áreas de enseñanza pasan a la nueva Fuerza, mientras que los efectivos de investigaciones quedaran en una organización semejante al FBI, para tares especificas investigativas de delitos,  complejos, terrorismo y narcotráfico.

La nueva Policía de La Ciudad tiene un uniforme distinto, que ya tuvo muchas críticas por sus colores, nuevos vehículos de patrulla, motos y cuatriciclos.

El jefe de la ciudad, Rodríguez Larreta menciono que son adquiridos 300 móviles de patrulla marca Peugeot y Citroen, 40 Pickups Toyota Hilux, 300 motocicletas Yamaha, 40 cuatriclos y 40 autos eléctricos.

También se realiza una adquisición de 20000 chalecos antibalas y  se unificara el armamento portátil, señalemos que la PFA tiene pistolas Browning HP-35 y Bersa Thunder, de producción nacional,  mientras que la Metropolitana tiene en su dotación pistolas italianas Beretta PX4  Storm. Sin lugar a dudas, la constitución de una nueva fuerza policial es un desafío enorme, viejas costumbres y vicios, desconfianzas mutuas, intereses monetarios muy fuertes y la realidad diaria de la inseguridad creciente,  son puntos críticos de todo proyecto. Mientras tanto, la población inerme ante el delito que no cesa, solo escucha buenas  intenciones y excusas, hasta ahora muy pocos resultados.

Esperamos que la nueva fuerza policiaca venga acompañada de un proyecto de seguridad integral, donde no puede faltar la Justicia, demasiado laxa con los delincuentes, los organismos legislativos que deben propiciar las reformas imprescindibles para que los malhechores estén entre rejas  y no sueltos, el poder político que proteja al ciudadano y también a los servidores públicos, que tienen que arriesgar sus vidas en las calles. Años atrás  se decía que la ciudad de Buenos Aires era una de las urbes más seguras del planeta, hoy esa es  una historia lejana y queda en los poderes enunciados,  recuperar ese tiempo. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)

 

Fotografías: Analía Garelli.
·Los colores del nuevo uniforme de la Policia de la Ciudad han sido muy criticados.
·El Alcalde Rodriguez Larreta saluda a los efectivos durante la presentacion.
·Los vehiculos patrulleros tendran tecnologia avanzada.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.