Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Otra vez a balazos en el Golfo de Fonseca

(defensa.com) El Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador informó sobre los hechos del 16 de mayo en aguas salvadoreñas del Golfo de Fonseca relacionados con la persecución de una lancha de bandera salvadoreña que no acató la órdenes de alto por parte de la Fuerza Naval de El Salvador, quien pretendió realizar el procedimiento de registro que establecen los protocolos navales respecto de una embarcación sospechosa.

El Gobierno de El Salvador ha  emitido un comunicado lamentando que en el suceso perdiera la vida una persona de nacionalidad hondureña y otra resultara lesionada, informa que inició una investigación y reitera que “es fiel creyente e impulsor de la Declaración de Managua del 4 de octubre de 2007, por lo que  llama nuevamente a las naciones hermanas de las Repúblicas de Honduras y Nicaragua a que trabajemos incansablemente a efecto de convertir el Golfo de Fonseca en una Zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad".

Este comunicado fue hecho público después que la prensa hondureña asegurara que la Fuerza Naval de El Salvador había admitido el seguimiento de una embarcación hondureña, para luego atacarla a balazos en el Golfo de Fonseca.  Las declaraciones hondureñas indicaban que en ella iban dos pescadores hondureños, y como resultado murió Luis Antonio Requeno, un joven de 18 años, originario de Playa Grande, Amapala, Valle.  

Aunque no se niega que lo acontecido es trágico, en Honduras la situación al parecer toma una dimensión desproporcionada y se especula que la acción salvadoreña tenía que ver con acontecimientos de hace un mes, cuando se acusó a efectivos de la Fuerza Naval hondureña de haber atacado a un grupo de pescadores salvadoreños frente a la isla de Meanguera del Golfo.

La versión que se maneja sobre el ultimo acontecimiento asegura que la patrullera marítima PM11 y el patrullero de apoyo PA13, del Grupo de Tarea Naval interceptaron una lancha de motor fuera de borda, tipo tiburonera, procedentes de aguas hondureñas, ingresando en aguas salvadoreñas.  El PA-13 seguiría los protocolos navales, y se dirigió a la lancha para realizar un registro, pero la lancha ignoró las señales de alto, comenzando con maniobras evasivas en ruta a Honduras.  Las versiones iniciales indicaban que no se les había disparado, pero al parecer, si se alcanzo a la lancha con fuego de ametralladora.

El PM11 es un guardacostas del tipo Swiftships de 77 pies de eslora, generalmente armado con ametralladoras de 12,7mm y 7,62mm, pero con capacidad de montar un mortero naval de 81mm y un cañón de 20mm.  Se trata de un patrullero lento e idóneo para patrullaje de una guardia costera.  Las PA salvadoreñas no son las famosas Pirañas de la Boston Whaler, ni patrulleras de ataque, sino interceptores SAFE Defender de 33 pies de eslora, precisamente entregados por los EEUU como medios antinarcóticos y para operar en sintonía y en apoyo con el C3I.  Usualmente lleva una ametralladora 12,7mm y dos de 7,62mm.  El Salvador parece haber recibido hasta 8 de ellos (PA6 - PA13).

La tensión en el Golfo de Fonseca ha ido creciendo vinculada principalmente a la intercepción de embarcaciones pesqueras.

A pesar de las acusaciones hondureñas, cabe indicar que el Grupo de Tarea Naval, precisamente conformado por el guardacostas PM-11 y varios patrulleros de apoyo, responden al Centro de Monitoreo (Anti-Drogas) C3I establecido por los EEUU, y usualmente coordinado por ellos mismos, en La Unión.  

El conocimiento de este asunto pondría en serios apuros al corresponsal de EDEFA, pues Aunque  EEUU ha hecho público la existencia de ese C3I, como parte del Programa Amistad Duradera, los salvadoreños consideran su existencia sensitiva y no lo reconocen, como desde defensa.com hemos informado. (JMAH)

Fotografías:
·Patrullera Marítima PM-11 armada con dos ametralladoras a proa (Foto FAES)

·PM-11 ya en operaciones con el Grupo Naval, sirviendo de nodriza a los patrulleros de apoyo  (JMAH)

·Patrullera de Apoyo 7  (FAES)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.