Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Destructores de la US Navy en el “Passex” en El Salvador y Guatemala

El destructor USS Kidd (DDG 100), de la Clase Arleigh-Burke de la US Navy, participó en un ejercicio Passex con el navío PM-13 (Patrulla Marítima 13) de la Fuerza Naval de El Salvador (FNES). El día anterior, el destructor USS Halsey (DDG 97), de la misma Clase, hizo lo mismo con el anfibio (LCU) BL-1601 Quetzal de la Marina de Defensa de Guatemala (MADENA).

Los destructores están desplegados en el área de responsabilidad del Comando Sur de Estados Unidos, apoyando la Fuerza de Tarea Conjunta Interinstitucional del Sur. Los Passex son ejercicios que requieren cooperación, comunicación e interoperabilidad entre dos o más marinas, que prueban las maniobras y tácticas avanzadas de los navíos aliados con los de la US Navy. Los buques realizaron practicas tácticas (DIVTACS), consistentes en una serie de movimientos y simulacros de comunicación.

El USS Kidd realizó una escala de reabastecimiento de combustible en el Puerto de Acajutla, siendo la primera vez en casi tres años que un buque de guerra de la US Navy visita El Salvador; y el USS Halsey hiso lo propio en Puerto Quetzal, la primera en más de dos años que un buque de guerra de la Marina de Estados Unidos visita Guatemala. La salvadoreña PM-13 es una embarcación que fue transferida por Washington el 23 de julio de 2016, tratándose de un Peterson PY que mide casi 67 pies de eslora y 21 de manga.

Tiene un desplazamiento de 92 ton. y fue restaurado antes de su transferencia con dos motores diésel Caterpillar y dos generadores de la misma marca, lo que proporciona una velocidad máxima de 10 nudos. El buque tiene una autonomía a velocidad máxima de 2.052 millas náuticas y 2.440 a 7 nudos. Su tripulación es de 7 y el armamento está limitado a dos ametralladoras M2HB. Lleva dos radios VHF Harris XTL 2700, 2 radares y ecosonda.

foto: El PM-14 (foto FNES)

El PM-13 es uno de los tres buques de la Guardia Costera salvadoreña en funcionamiento. El PM-14 fue transferido por Estados Unidos el 24 de diciembre de 2017, mientras que el PM-8 se recibió en 1975. Todos ellos son modelos comerciales en lugar de patrulleros dedicados. El PM-14 era un yate Duckworth que mide 65 de eslora y 16,5 de manga. Tiene un desplazamiento de 90 ton. y dos motores diesel Cummins NT-855M de 300 CV y ​​dos generadores diesel de Kubota.

Tiene una velocidad máxima de 10,5 nudos, que proporciona una autonomía de 2.000 millas náuticas o 2440 a una velocidad de crucero de 7 nudos. Su tripulación es de 8 personas y no posee armamento. Dispone de 2 radios VHF, 2 GPS, 3 radares y ecosonda. El PM-8 es ina lancha de tripulación Camcraft que mide 100 pies de eslora y 22 de manda, con 3 motores diesel de Detroit, que le proporcionan una velocidad máxima de 15 nudos y una autonomía de 682 millas náuticas a la máxima y ​​733 a una de crucero de 11 nudos.

El Quetzal BL-1601 fue entregado a la Armada de Guatemala el 13 de noviembre de 2019, adquirido a la colombiana Cotecmar (Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval Marítima y Fluvial) por 11 millones de dólares. Puede usarse para operaciones de ayuda humanitaria en alta mar, apoyar operaciones de evacuación ante desastres naturales y combatir amenazas transnacionales en las aguas del Océano Pacífico.

foto: Patrullero HMJS “Nanny of the Maroons” de la Guardia Costera de Jamaica, un FCS 5009.

Opera a 8,5 nudos en aguas poco profundas y en el océano y está equipado con una grúa para realizar movimientos de carga, rampa y cubierta con capacidad de transportar 8 contenedores de 20 pies. Recientemente, Estados Unidos donó un Boston Whaler BW370 a la Fuerza Naval salvadoreña, para uso por la Fuerza de Tarea Naval Tridente, siendo el octavo barco de este tipo donado desde 2011 para equipar dicho Comando. La lancha y los accesorios tienen un valor de 1,5 millones dólares, con otros 354.858 en equipos, como radios de Harris, consolas y otros equipos de comunicación.

El equipo fue recibido por el jefe del Estado Mayor Naval, el capitán Exón Ascencio. El FTNT fue entrenado en 2015 por las Fuerzas Especiales de Estados Unidos, recibiendo formación adicional entre el 30 de octubre de 2017 y el 1 de febrero de 2018 del Comando de Guerra Especial Naval de la US Navy, Equipo 2 de los SEAL y el Equipo Especial de Embarcaciones Nº 22. La Marina salvadoreña debe recibir un Defiant 85 NCPV guardacostas (PM-15) y esperaba incorporar un patrullero en alta mar. La Armada solicitó 13 millones de dólaresen noviembre de 2019 para adquirir un FCS-5009/Defiant 165 modificado. Después de vencer una resistencia inicial, los fondos debían aprobarse en marzo, cuando el COVID-19 paralizó todos los créditos. Habría sido de la variante de búsqueda y rescate con FLIR y capacidad de vigilancia, motores Cat 3516, 2 lanchas hinchables de casco rígido, interior y literas para uso militar, plataforma de helicóptero en popa y un adaptador de proa para una arma BAE Systems MK-38 o similar. Pudo haber un segundo navío financiado por Estados Unidos. (Julio Montes)

foto: El PM-13 detrás del USS “Kidd” (foto US DoD/Jonathan Haynes).

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.