Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Ejército uruguayo libera en un rápido ataque un enclave tomado por rebeldes en el Congo

El pasado viernes, el Grupo Armado Mayi Mayi NDC/R  atacó Villa Vuhinga, situada a 27 kms. al suroeste de la localidad de Butembo, en la que se encontraban desplegadas las FARDC (Fuerzas Armadas República del Congo) y la PNC (Policía Nacional Congolesa). Como resultado del asalto murieron tres soldados de las FARDC y uno fue secuestrado. Los restantes medios de las fuerzas del Gobierno rompieron el contacto y huyeron de la Villa, junto a gran parte de la población civil, quedando el resto bajo control del Grupo insurrecto.

Para proteger a los civiles, una vez recibida la información de la situación que se vivía en la Villa, el comandante de la Compañía de Fusileros Mecanizada DELTA (Ca.Fus.Mec. DELTA), activó sus medios urgentemente a efectos de proteger a la población de la zona afectada. En la madrugada del sábado se inició el despliegue hacia la Villa Vuhinga, que se encontraba sin aparente movimiento de personal civil o militar y la Estación de Policía cerrada. En momentos que los Fusileros desembarcaban y procedían a asegurar el lugar, fueron informados que los Mayi Mayi, armados con AK 47, ametralladoras y Lanza granadas RPG 7, habían tomado las posiciones de las FARDC.

Tras intensos ataques por parte del grupo rebelde, el Contingente uruguayo logró recuperar en tres horas las posiciones que habían perdido las FARDC y retomar el control total de la Villa. Como resultado de la acción, se reintegraron a las FARDC sus antiguas posiciones. Cabe destacar que no hubo registro de bajas de las fuerzas hostiles, ni de los integrantes de la Compañía de Fusileros Mecanizada DELTA.

En total intervinieron 80 hombres del citado Contingente del Ejército uruguayo en el Congo, cuya base se encuentra a 27 km de Villa Vuhinga. Si bien las Fuerzas Armadas uruguayas llevan más de quince años formando parte de la Monusco, su participación en combates como el reseñado no es habitual, pues las directrices de la ONU no mandatan tomar la iniciativa de atacar a  fuerzas hostiles, sino  salvaguardar a  la población civil. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.