Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Balance de las operaciones aéreas en la emergencia decretada en Perú

De acuerdo a información obtenida por defensa.com, entre el 16 de marzo y el 26 de abril, el Comando Operacional Aéreo (COA),  perteneciente al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas encargado de planificar y dirigir las Operaciones Aéreas para el cumplimiento de las tareas asignadas en el ámbito externo e interno, así como en situaciones de emergencia nacional, realizó 2.689,8 horas de vuelo transportando un total de 38.359 pasajeros y 2.941.923 kilos de carga en apoyo a los damnificados, especialmente en el norte del país, afectados por las lluvias e inundaciones causadas por el denominado Fenómeno del Niño Costero.

De estas cifras, 2.308,8 horas (que comprendió el transporte de 35.501 pasajeros y 1.793.896 kilos de carga) corresponden a los vuelos realizados por aeronaves de las Fuerzas Armadas del Perú, mientras que los 381 restantes (transporte de 2.858 pasajeros y 1.148.027 kilos de carga) a los vuelos de las aeronaves de las Fuerzas Aéreas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Estados Unidos.

Las Operaciones Aéreas del COA, al mando del Comandante de Operaciones (COMOP) de la Fuerza Aérea, Teniente General FAP Raúl Hoyos de Vinatea, se iniciaron el 16 de marzo, estableciéndose un Puente Aéreo dedicado exclusivamente al transporte y evacuación de damnificados a Lima. En la Fase II, del 21 al 26 de marzo, se procedió a realizar vuelos de ayuda humanitaria a las áreas afectadas (que comprendió un 30% traslado de pasajeros y 70% de carga), mientras que en la Fase III, iniciada el 27 de marzo y que culminó el pasado 30 de abril, se realizaron vuelos de apoyo y sostenimiento.

Medios aéreos del Perú en el operativo

Las Fuerzas Armadas del Perú desplegaron 44 aeronaves. La Fuerza Aérea del Perú puso en escena, por parte del Grupo Aéreo Nº 8, nada menos que 2 Antonov An-32B Cline, 2 Boeing 737 )un serie 200 y un 528) , 2 Leonardo C-27J Spartan, 2 Lockheed-Martin L-100-20 Hércules y 1 Learjet 45XR. El Grupo Aéreo Nº 42 aportó 3 DHC-6-400 Twin Otter. La Dirección de Vigilancia y Reconocimiento (DIVRA) desplegó, principalmente para el monitoreo de las áreas afectadas y evacuaciones aeromédicas de alta prioridad, un Beechcraft TC-690B Turbo Commander, 3 Fairchild-Seawering C-26B Metro II y 1 Learjet 36.

Por su parte, el Grupo Aéreo Nº 3, unidad de la Fuerza Aérea especializada en operación con helicópteros, aportó 1 Bell 212, 1 Mi-8MTV, 2 Mi-17-1B y 1 Mi-171Sh Hip H. Además, opero los 4 Mi-171Sh-P de la Aviación del Ejército que le fueron entregados, en calidad de préstamo, a fines de marzo. La Aviación del Ejército desplego a su vez 4 Mi-17-1B (uno de los cuales sufrio un accidente mientras realizaba un vuelo de transporte de ayuda humanitaria) y 5 Mi-171Sh-P Hip H, así como 2 An-32B Cline y 1 Beechcraft 1900D, en tanto que la Comandancia de Aviación Naval puso a disposición 1 Beechcraft B-200 Super King Air y 3 Fokker: 1 F-50 y 2 F-60UTI, además de 1 AB-412SP y 1 UH-3H Sea King.

Las Operaciones Aéreas se iniciaron en el Grupo Aéreo Nº 8, ubicado a un lado del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, cubriendo primero rutas de vuelo a Chiclayo, Piura y Tumbes, y después a Cajamarca, Chachapoyas, Chimbote, Jaén, Tarapoto y Trujillo, así como a Cuzco, Jauja, Mazamari y Pucallpa. Desde esta unidad, se realizaron adicionalmente vuelos en Mi-8MTV y Mi-17-1B para atender las zonas de emergencia en la sierra de Lima. Posteriormente, dado el gran volumen de carga a transportar, se comenzó a utilizar la Base Aérea de Las Palmas desde donde realizaban vuelos a Piura, Chiclayo y Trujillo. En el norte del país, las Operaciones Aéreas tuvieron como sede principal al Grupo Aéreo Nº 7 (Piura) que fue apoyado por los Grupos Aéreos Nº 6 (Chiclayo) y Nº 11 (Talara), así como por el Destacamento Aéreo de Tumbes. A estos se sumarian, los Destacamentos Aéreos de Chimbote y Trujillo, creados tras la devastadora inundación de Huarmey, desde donde se cubrían, respectivamente, 23 y 19 rutas de vuelo.

Apoyo Exterior

El apoyo de las Fuerzas Aéreas de Latinoamérica y de los Estados Unidos fue - a pesar de ser por breves días – invaluable. La Fuerza Aérea de Colombia envió 2 Sikorsky UH-60/MH-60L Black Hawk del Comando Aéreo de Combate 5 (CACOM 5) con sede en la Base Aérea BG Arturo Lema Posada (Río Negro, Antioquia) y el Ejército Nacional un par de Mi-17-1B Hip H de la División de Asalto Aéreo (DVAA). Por su parte, las Fuerzas Aéreas de Argentina, Brasil y Chile actuaron con diversos modelos del Lockheed-Martin C-130 Hércules.  La FAA con un C-130H de la I Brigada Aérea asentada en la Base Aérea El Palomar.

La Força Aerea con un C-130M del 1º Grupo de Transporte de Tropa (1º GTT) ubicado en Galeao y la FACh con un KC-130R del Grupo de Aviación Nº 10 con sede en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez (Pudahuel, Santiago). Por último, la USAF se haría presente con 2 C-130J Super Hércules del 61º Escuadrón de Transporte Aéreo (61th Airlift Squadron), unidad dependiente de la 19º Ala de Transporte Aéreo (19th Airlift Wing) con sede en la Base Aerea de Little Rock, Arkansas.

Al término de las operaciones aéreas, que tuvieron una duración de 46 días, se comprobó, entre otros aspectos, la flexibilidad de la Fuerza Aérea para adecuarse rápidamente a los requerimientos operacionales, así como el alto índice de operatividad de las aeronaves y el buen entrenamiento de los pilotos y tripulaciones de las Fuerzas Armadas. En el caso de la Fuerza Aérea su personal ya contaba con cierta experiencia operacional gracias a los ejercicios cooperación – que simulan grandes desastres naturales y están a cargo del Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA) - y Alas de Esperanza, que desde 2015 pone a prueba las Capacidades Operacionales de la Fuerza Aérea y del Sistema Integrado de Comando y Control (ICC-FAP), así como del Sistema Logístico de Ayuda Humanitaria y Desastres (SISLAHDE) y de los Sistemas Informáticos del Puesto de Comando.

Fotografías:

01.    Linea de Vuelo en el Grupo Aereo N° 7, sede de las Operaciones Aereas en el Norte del pais. Se observa, de abajo hacia arriba, un Boeing 737-200 de la FAP, un C-130H Hercules de la FAA, un C-27J Spartan y un Boeing 737-528 de la FAP, un An-32B Cline de la Aviacion del Ejercito, un Beechcraft B-200T/CT Super King Air de la Aviacion Naval y un Learjet 45XR de le la FAP, asi como dos Mi-171Sh-P Hip H de la Aviacion del Ejercito.

02.    Emblema de Comando de Operaciones (COMOP).

03.    Desde el Grupo Aereo Nº 8, ubicado a un lado del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, se cubrieron rutas de vuelo a Chiclayo, Piura y Tumbes, y después a Cajamarca, Chachapoyas, Chimbote, Jaén, Tarapoto y Trujillo, así como a Cuzco, Jauja, Mazamari y Pucallpa.

04.    Un KC-130R Hercules de la FACH despegando del Grupo Aereo Nº 7. En la línea de vuelo se aprecia dos Helicopteros Mi-171Sh-P Hip H de la Aviacion del Ejercito y un Mi-171Sh de la Fuerza Aerea del Peru alineados a la espera de emprender una nueva misión.

05.    Un Mi-171Sh-P de la Aviacion del Ejercito, operado por pilotos de la Fuerza Aerea, se apresta a aterrizar. Mas abajo, se observa al Learjet 45XR del Grupo Aereo Nº 8.

06.    Las Fuerzas Aéreas de Argentina, Brasil y Chile se hicieron presentes con diversos modelos del Lockheed-Martin C-130 Hércules.  En la vista se aprecia a un C-130H de la Fuerza Aérea Argentina y a un C-130M de la Forca Aérea.

07.    Un MH-60L Black Hawk de la Fuerza Aerea Colombiana, configurado como ambulancia y denominado Angel 1, emprende el vuelo.  En tierra se aprecia un UH-60L.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.