Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina de México estrecha la cooperación con el Comando Norte de los Estados Unidos

Como lo hizo en su momento el Ejército Mexicano, ahora es la Marina-Armada de México la que se acerca cada vez más al Comando Norte de los Estados Unidos mediante encuentros, estrategias de acción consensuadas y proyectos de cooperación para reforzar la seguridad hemisférica y para atender de manera especial lo que tenga que ver con las amenazas generadas por la ciberguerra.

Mandos, jefes y oficiales de la Marina de México han incrementado los encuentros y fortalecido las agendas en cada oportunidad para afinar y empatar temas operativos en Ciberseguridad, Mando y Control y Comunicaciones e Informática, incluso con visitas recíprocas y el envío de oficiales mexicanos a instalaciones militares norteamericanas.

Dentro de la Estrategia naval mexicana para “Consolidar el Sistema Integral de Seguridad de la Información Institucional que fortalezca la Estrategia Nacional de Seguridad de la Información”, destacan los encuentros efectuados en meses anterior con los mandos del US NORTHCOM.

En marzo de 2017 la Armada de México envió a siete elementos a la Quinta Reunión de trabajo de Altos Oficiales NORTHCOM NC/J6 (EUA) y Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) realizada en las instalaciones de la Marina con el objetivo de continuar con las tareas de coordinación entre NORTHCOM-SEMAR en temas de seguridad informática.

Un mes antes, un equipo de la Secretaría de Marina formó parte del equipo encargado de diseñar el Plan de Cooperación entre el Comando Norte de Estados Unidos de América y la Armada de México en el rubro de la Seguridad Ciberespacio (Ciberseguridad). Como resultado de las reuniones entre oficiales navales de México y los Estados Unidos, la Semar elaboró, junto con el Centro Especializado en Respuesta Tecnológica México (CERT-MX), “Boletines y alertas de seguridad” con la finalidad de tomar las medidas preventivas necesarias para fortalecer la Ciberseguridad y Ciberdefensa en las redes de la Marina.

Dentro de esta dinámica encaminada a abordar el tema de la ciberseguridad, la Marina se ha sumado activamente a iniciativas especiales como la denominada “Campaña de Concientización para Mitigar la Fuga de Información y Rumores”, en la que participó con el tema “Fuga de Información”, capacitando a 182 “facilitadores” pertenecientes a diversos mandos navales.

Al inicio de la actual administración la Marina recibió la orden presidencial de hacerse cargo de la agenda de seguridad en la frontera sur del país, con la finalidad de estudiar a fondo el fenómeno migratorio, plantear escenarios de control en el corto plazo y aplicar medidas interinstitucionales y de cooperación con otros países para atender el fenómeno.

En este contexto, la Marina ha recibido al menos dos visitas de personal y mandos del Comando Sur de los Estados Unidos, quienes han hecho recorridos a lo largo de la frontera mexicana con Guatemala y Belice, revisando puestos de control y estaciones migratorias en territorio nacional. La Marina instaló nueve Estaciones Navales ribereñas en el sureste durante el gobierno anterior; tres en Río Suchiate, tres en el Río Hondo y tres más en el Usumacinta, los cuales son utilizados por traficantes de personas, armas, droga y dinero desde Centroamérica.

Una vez consolidada la estrategia de control fronterizo en el sur de México, la Marina ha entrado en una nueva fase de colaboración e intercambio de información sensible ahora con el Comando Norte de los Estados Unidos, enfocando la dinámica de cooperación en la llamada guerra cibernética. En los últimos doce meses la marina de México ha enviado a decenas de oficiales y mandos a reforzar técnicas y conocimientos en instalaciones norteamericanas.

En Quántico, Virginia, EUA:

. Básico para Oficiales de Infantería de Marina, a tres oficiales.

• Desvió de Precursores Químicos, en beneficio de 15 oficiales.

• Desarrollo para oficiales subalternos, a 34 Oficiales.

• Guerra expedicionaria, a tres oficiales.

–– En Shelby, Mississippi, EUA:

• Avanzado para oficiales subalternos, a 30 oficiales.

• Entrenando al entrenador, a 52 elementos

– Stennis Space Center, Misisipi, EUA:

• Curso de Comunicaciones Tácticas Internacionales a un elemento naval.

–– En Carolina del Norte, EUA:

• Buceo de Combate de Fuerzas Especiales, a un Oficial.

• Oficial Logístico, a dos elementos.

–– En Crawfordsville, Arkansas, EUA:

• Capacitación avanzada para conductores, para un elemento.

–– En la base aérea de Lackland, en el condado de Bexar, Texas, EUA:

• Artefactos explosivos, impartido a un Oficial.

• Guerra Expedicionaria, a un Oficial.

–– En San Antonio, Texas, EUA:

Curso de Ranger, a un oficial.

• Curso de entrenamiento especializado en inglés y el curso Prácticas en el Ciberespacio, a un elemento naval, en la Base de la Fuerza Aérea de Keesler, Massachusetts, EUA.

–– En Fort Benning, Georgia, EUA:

• Curso de Capitanes en Transporte de Carga, a un Oficial.

• Comando y Estado Mayor de Infantería de Marina, a un Oficial.

• Ley Internacional Operacional, a dos elementos.

–– En Camp Pendleton, California, EUA.

• Primer Curso Básico de Reconocimiento, a un Oficial.

 Uno de los ejercicios más recientes fue el de gabinete, denominado “Cyber Libertad Américas 2017”, donde participaron personal del Ejército Mexicano, del Comando Norte de los Estados Unidos, así como militares de Brasil y Colombia, con el fin de desarrollar un entendimiento sobre las organizaciones cibernéticas y las vías de intercambio de información y los criterios jurídicos de Ciberseguridad. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

Fotografía: El Comandante del Comando Norte de los militares de los EE. UU. (USNORTHCOM), el General Charles H. Jacoby Jr., fue honrado por SEDENA y SEMAR durante una ceremonia oficial por sus esfuerzos para fortalecer las relaciones militares entre los Estados Unidos y México.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.