Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Policía Federal Brasileña compra lanchas Sillinger Rafale 950 y 470 SRD

La compañía francesa Sillinger, integrante del grupo Marck,  anunció la entrega de tres  embarcaciones semirígidas de la familia Rafale a la Policía Federal de Brasil, junto a otras tres plegables serie 470 SRD, de acuerdo a adquisiciones decididas en mayo de 2015 por este cuerpo. Estas unidades se integraron en Núcleo Especial de Polícia Marítima (NEPOM), que este organismo mantiene en una docena de ciudades donde o bien trasiegos acuáticos ilegales son frecuentes, o es significativa la criminalidad en áereas portuarias-especialmente en Santos- bajo normas del ISPS Code (International Ship and Port Facility Security Code) y con sus tripulantes habilitados por la Marina, con cursos de abordaje dictados por el Cuerpo de Fusileros Navales y otros por la Capitanía de los Puertos.

Impulsada por tres motores fuera de borda de 300 caballos de fuerza cada uno, cada embarcación de 9,5 m de largo  puede alcanzar una velocidad superior a 58 nudos.a máxima potencia, o un crucero rápido de 42 nudos. Un  novedoso sistema de blindaje garantiza una protección balística categoría NIJ (Instituto Nacional Estadounidense  de Justicia) IIIPlus, también conocido como III +,que  permite que los barcos soporten  tiros de hasta 7,62 mm  de munición disparados a 15 metros de distancia.

Con un largo interor de 7.80 m y un ancho de 2.10, pueden transportar hasta 17 efectivos o una carga útil de 3.000 kilogramos para un peso vacío de 2400 kgs. En su construcción se utilizaron materiales compuestos (incluyendo fibra de vidrio y resinas de éster de vinilo y ácido isoftálico), que proporcionan mayor resistencia y durabilidad. El diseño permite incluir en su interior radares, cabezas o dispositivos optoelectrónicos de reconocimiento, además de afustes para armas automáticas. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.