Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El número de soldados en las calles de El Salvador se ha elevado un 32 por ciento

La Fuerza Armada de El Salvador ha incrementado el número de efectivos militares  en misiones de seguridad interna bajo el Decreto Ejecutivo Número 60.  El Ministerio de Defensa informa que hasta el 11 de julio de este año se había aumentado el número de militares en actividades de apoyo a la Policía Nacional Civil (PNC) alcanzando un total de 10.423,  cifra que se mantendrá hasta finales de diciembre. La gran mayoría, algo más del 82%, actúa en tareas de seguridad para la ciudadanía, un 11% está destinado a centros penales y algo más del 6% asume labores en apoyo a migración y extranjería.  Esto representa un aumento de un 32% respecto al año anterior, pues hasta agosto del 2015 había 7.900 elementos de la Fuerza Armada (FAES) que colaboraban en esas actividades.

Las tropas se envuelven en la lucha contra las pandillas, particularmente contra la MS13 y Barrio 18,  que operan en los países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, conformado por Guatemala, El Salvador y Honduras. Hay que recordar que, en 2012, el Gobierno de los Estados Unidos clasificó a la MS13 como una organización criminal transnacional.

Entre otros avances, Guatemala y El Salvador incrementarán el intercambio de información entre sus fuerzas a fin de continuar la lucha contra las pandillas y las organizaciones del crimen transnacional de una manera más eficiente. Con el uso de la Fuerza Especial de Reacción (FER), El Salvador logró reducir la incidencia delictiva en más de un 50 por ciento entre abril y mayo de 2016, empujando a las estructuras criminales a cruzar las fronteras.  Al parecer, las operaciones han sido consideradas efectivas, y sus tácticas han sido compartidas con el Ejército de Guatemala, unificando de paso la tecnología de comunicaciones, y la coordinación de operaciones.  En paralelo, durante la rendición de cuentas de los primeros seis meses de la creación de las Fuerzas Especializadas de Reacción El Salvador, el vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, aseguró que el uso de la fuerza es el único camino para desarticular y neutralizar a las pandillas. 

Para ello, las FES han sido dotadas de nuevos uniformes, equipos y armas. Están conformadas actualmente por 400 policías y 200 soldados, pero se espera que para diciembre del 2016 sean 1.000 los policías que las integren.  A fecha de este mes de octubre, las FES habían detenido a 1.500 personas acusadas de varios delitos, homicidio, extorsión, limitación ilegal a la libertad de circulación y agrupaciones terroristas. Además, se han detenido a 44 de los 100 cabecillas más buscados, otros nueve  se han dado de baja.  Otros 200 pandilleros habían sido arrestados a finales de ese mismo mes. 

La Fiscalía detalló que en tan solo uno de los operativos se capturaron a 160 miembros de la pandilla Barrio 18, a quienes se les vincula con “graves” delitos que venían cometiendo en las localidades del Bajo Lempa, San Nicolás Lempa, Santa Cruz Porrillos y Tecoluca, ubicadas en el departamento de San Vicente (este).  Además, se capturó a 40 miembros de las MS13 y Barrio 18, implicados en 13 casos de extorsiones y 10 ilícitos de proposición y conspiración en el delito de homicidio.  Los operativos se realizaron en las comunidades La Papalota, San Marcos Lempa, La Canoa, Las Mesas y San Pedro Masahuat, de Usulután (sudeste).  El botín capturado por la FES incluye 51 fusiles de asalto, 40 escopetas, 122 pistolas, 65 revólveres, 40 armas artesanales y abundante munición y pertrechos. Además, se han decomisado 350 kilos de cocaína y más de 1.000 libras de marihuana. (J. Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centroamérica)

Fotografías:  (J. Montes)

·Militares en las calles de El Salvador

·Un jeep artillado con una M60D


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.