Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Israel actualizará medios aéreos de la Fuerza Aérea de Honduras por 209 millones

El Congreso Nacional de Honduras aprobó un acuerdo de cooperación con Israel.  El documento base fue firmado entre las secretarías de Defensa de ambos países el 27 de julio de 2016.  Con ello se autorizó al Poder Ejecutivo a hacer los trámites correspondientes para que se realice cada año el pago respectivo para los $209.142.378 que costará dicha renovación.  El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, le explicó a la prensa local que se pretende repotenciar con ello a la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), apuntando a los aviones F-5, Tucanos y la flota de helicópteros.

Por su parte, las declaraciones de la Secretaria de Defensa de Honduras dejarían algunas dudas, pues establecía que “el Convenio de Cooperación entre el Estado de Israel y Honduras, aprobado recientemente por el Congreso Nacional, permitirá la repotenciación de las fuerzas Naval y Aérea como nunca antes en la historia. Queremos repotenciar nuestra flota de aviones y helicópteros, para vigilar nuestras costas, las zonas inhóspitas de nuestro territorio”.  Esto implica una inversión también en embarcaciones, además de las aeronaves, de una manera u otra, se trata de financiamientos verdaderamente sorprendentes para una nación centroamericana

También sorprende un poco la inclusión en la aprobación del presupuesto de $209 millones de los helicópteros, pues públicamente se ha notificado en los últimos años partidas destinadas a la reparación y mejora de los dos MD500, UH-1H y Bell-412SP.  Si se consideran todos los reportes de inversión en los helicópteros, desde que se implementó la Taza de Seguridad (Tasón), hasta la fecha, se han gastado unos $25 millones sólo en ellos. 

Sí se sabe que, de los $16 millones del Tasón anunciados en el 2014 destinados a los cinco Bell-412SP funcionales de la FAH, entre $10 y $12 millones han sido invertidos en realidad en el nuevo Bell 412EP matricula N446BH y numeral FAH-980, para el uso presidencial.  Entre otras diferencias, y mejoras, la versión SP monta turbinas P&W PT6T-3B, y la EP monta turbinas P&W PT6T-3BF. 

Honduras recibió diez aparatos Bell 412SP, de la serie 33120 al 33133 y matriculados FAH-970 al FAH-979. De estos, el FAH-975 se perdió el 8 de mayo de 1989, y el FAH-978 el 25 de noviembre del 2000.  El FAH-977 sufrió daños en octubre del 2015, al tener que realizar un brusco aterrizaje de emergencia, y en algunos círculos se habla de pérdida completa.  El FAH-980 remplazó en el papel de vuelo presidencial al FAH-973, que pasó entonces como medio VIP operacional de la FAH, elevando a seis la flotilla en línea. 

El resto de los fondos, unos $4 millones, se habrían dedicado a 4 UH-1H y los dos Bell 412SP en reserva y no funcionales.  Los dos Bell 412SP se embarcaron a los EEUU para su completa reconstrucción,  lo que elevaría a 8 los Bell-412SP operacionales de la FAH; cabe hoy, entre las posibilidades y con la posible llegada de un patrullero oceánico OPV-80, que estas dos máquinas sean acomodadas para uso naval.  Esto economizaría fondos, evitando la compra de máquinas adicionales para el uso embarcado, con su respectivo pop-out flotador de emergencia.  Las versiones navales del Bell-412 montan un radar Honeywell RDR-1500B en la nariz, farol de rastreo Hughes Starburst, radar emergencia, y en algunos casos, capacidad de portar misiles, y en su versión ASW lleva un sonar L3 Ocean Systems AN/AQS-18-A y capacidad para torpedos Raytheon Mk 46.  No se sabe si los dos modelos llevados a los EEUU para su reconstrucción han regresado. 

A finales del 2011, se habían invertido 65 millones de lempiras ($2,88 millones) en los cinco Bell-412SP funcionales y línea operacional de la FAH, dándoles su inspección de las 2.500 horas y una renovación de sistemas.  En el 2013 se notifican otros $4 millones invertidos en los mismos aparatos.  Se han restaurado ya cuatro UH-1H al servicio, y ciertamente tres han sido identificados (UH-1H FAH917, FAH-947 y FAH-948), los que se suman a los cuatro recibidos desde Taiwán (numerales FAH-950/FAH-953).  De ellos, el FAH-952 sufriría desperfectos mecánicos forzando un aterrizaje de emergencia en un campo de fútbol en la aldea el Ocotón, de San Antonio, Copán en abril del 2015.  Se sabe que se han perdido los modelos UH-1H FAH-946 en 1984, FAH-943 en 1988, los FAH-940 y 941, ambos en 1991, y el FAH-944 (sin fecha).  La FAH recibió cinco UH-1H (FAH-916/FAH-920) y ocho UH-1B (FAH-921/FAH-929) a mediados de los ochenta, a los que se sumaron tres modelos B adicionales (FAH-932/DAH-934), siete H (FAH941, FAH-944, FAH-945/FAH-949), y tres Modelo D (FAH-940 y FAH-943).  

Israel Aircraft Industries (IAI) tiene experiencia modificando los UH-1H con aviónica nueva y en la restauración de fuselajes y rotores.  Los técnicos de IAI podrían traer a los viejos UH-1H al estándar Huey-II, cuyo molde tiene un precio de unos $2 millones, reforzando la estructura de la nave y sus equipos, poniéndolos a cero horas, además de la instalación de nuevos rotores, tren de aterrizaje, aspas y nariz del Bell 212, junto con la instalación de una nueva turbina T-53-L-703.

Se invertirían también unos $2 millones en la restauración de los dos MD-500D (FAH901 y FAH903) y se invirtieron 20 millones de lempiras ($885.208) en la restauración de los dos Bell-206L (Halcón I y Halcón 2) de la Policía de Honduras.  La FAH recibiría tres MD-500D (FAH901, FAH902 y el FAH903), y en el 2014, los dos MD-500D funcionales eran transferidos nominalmente a la PMOP.

La División Lahav de la IAI tiene gran experiencia en la renovación y modernización de aviones F5.  Se ha encargado de la modernización de los F5E/F de Chile (16 modelos F5E/F), Turquía (48 F5 A/B), España (22 F5B) y la USAF (450 T-38 Talón).  También ha participado en la mejora de los F5EM/FM del Brasil.  No está claro que tipo de arreglos se harán en los modelos hondureños, pero podría ser un refuerzo a la estructura del fuselaje y renovación plena de los motores, para permitirles seguir volando por muchos años más.  Se menciona que serán los técnicos israelíes los que pondrán en vuelo a los T-27, poniéndolos en el estándar AT-27 (ataque ligero), pues solo tres de los originales tenían esa modalidad.  Con Embraer se planificaba un gasto de $2 millones por nave y a aplicarse en seis modelos, con otros tres fuselajes disponibles, pero con una necesidad de inversión más alta, por lo que el contrato inicial de $12 millones no era suficiente.  Suponemos que ahora con el monto indicado, se aplicara la mejora a los 11 fuselajes, a incluirse una mejora en los dos restantes que están en óptimas condiciones.

Un monto, quizás de hasta los $25 millones (basado en datos provistos por la FAH en el 2007), han sido invertidos en la adquisición de hasta cinco Let-410, obtenidos de segunda mano, mientras que los EEUU han proporcionado en exceso de $4 millones por año bajo el Programa de Financiamiento Militar Foráneo para la adquisición de tres aeronaves Cessna C-208B Caravan.  Otros $30 millones constaría el contrato con Israel para el suministro de tres radares en el 2013; La compra se hizo vía financiación a un plazo de 10 años y con ellos se conformará el sistema C4I. . (J. Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centroamérica)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.