Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno argentino impulsa Fabricaciones Militares

El gobierno argentino quiere que Fabricaciones Militares (FM) vuelva a producir y abastecer a las organizaciones castrenses y de seguridad del país de armamento liviano y sistemas de protección, como chalecos antibalas. Según informan  las autoridades, en los próximos días viajaran a Italia los primeros especialistas y técnicos para organizar la producción en Argentina de pistolas y fusiles. En diciembre del pasado año, el Secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa e Interventor de Fabricaciones Militares, Arquitecto Héctor Lostri, anunciaba la obtención de la licencia de fabricación de dos sistemas de armas de la firma italiana Pietro Beretta. Además de la licencia de producción de la pistola calibre 9 mm modelo PX4 Storm, que ya es utilizada por la policía de la capital del país, se obtiene también la del fusil de asalto ARX 160, en calibre 7,62x51 mm.

Según el funcionario las armas serán producidas por la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán (FMFLB), donde actualmente se están realizando todos los procedimientos para recibir las certificaciones exigidas por la casa italiana, imprescindibles para estar en condiciones técnico-industriales de  iniciar la industrialización de estos  equipamientos.

Este moderno fusil será realizado bajo controles estrictos de calidad exigidos por Beretta, estando ideado bajo las normativas de la OTAN,  poseyendo además de implementos y accesorios que incrementan sus capacidades, como elementos ópticos y lanzagranadas de 40 MM. Debemos recordar que Fabricaciones Militares (FM) produjo bajo licencia itálica,  miles de escopetas de altísima calidad muy buscadas hoy día por los aficionados y cultores de la caza, por lo que existe una antigua relación exitosa entre ambos países en cuestión armera. El Secretario Lostri mencionó que por medio de estas dos incorporaciones, la empresa estatal FM actualizará su inventario de productos con sistemas de avanzada tecnología, favoreciendo una modernización de los equipos y maquinaria de la firma.

Hasta la década de los 90 y  desde finales de los años 70, regía una normativa de estandarización  de armamento para todas las fuerzas militares y de seguridad que determinaba que, dentro de lo posible, se adquirieran  sistemas normalizados para favorecer la logística y la producción nacional, con lo que se favorecía el adiestramiento, el soporte técnico y la facilidad en la obtención de piezas y partes. En los 90 esta normativa fue abandonada y cada institución, por diversas circunstancias, compró material a su libe arbitrio, sin seguir programa alguno de estandarización, y así se ha llegado al momento actual, donde existen diferentes equipos y casi nula interoperabilidad.

En  las fuerzas del orden encontramos hoy desde las veteranas pistolas Browning hasta las conocidas  Beretta 92F, pasando por armamento español, austriaco, norteamericano y nacional, conformando un panorama distante de lo eficaz y práctico. El plan actualmente en macha lo ha desarrollado el Subsecretario de Producción para a Defensa, Héctor Lostri, que pretende que de la asociación tecnológica con la firma italiana Pietro Beretta, Fabricaciones Militares recupera su antiguo esplendor, a la vez que se convertiría en un agente de venta de los productos itálicos en la región.

La producción en el país de pistolas 9mm para las fuerzas de seguridad, recordemos que la Prefectura Naval y la Gendarmería Nacional tienen miles de pistolas 92F en sus inventarios, más la adopción por parte de la policía de pistolas  Storm Px4, introduciría sistemas con mejor tecnología y acordes con los tiempos actuales. La pretensión del ministerio es lograr que alrededor de veinte estados provinciales incorporen el armamento producido por FM, con lo cual existe un mercado más que interesante.

También se pretende producir fusiles de asalto AXR200, los mismos que usara el ejército italiano, en sustitución de los beneméritos FAL,  que han prestado un servicio adecuado durante décadas. Pese a las virtudes de este veterano fusil y a que se dispone de decenas de miles de fusiles nuevos  en depósito, se entiende que carece de los sistemas de puntería y ergonomía requeridos para los nuevos escenarios. El MINDEF quiere reemplazar todo el armamento liviano de las Fuerzas Armadas en una década, y se habla de una cifra de producción de no menos de 8.000 fusiles por año.

FM ya tuvo convenios de producción con la firma italiana,  fabricó durante años escopetas Beretta en las instalaciones de la antigua Fábrica Domingo Matheu, por lo que existe una ventajosa relación previa. Asimismo, desde Defensa se destacó que están culminando las tratativas  con una firma de origen estadounidense, para producir chalecos antibalas, con una producción de doscientos mil chalecos anuales. La existencia de un importante mercado doméstico en las instituciones policiales y de seguridad, más el requerimiento para dotar a los elementos castrenses, expone un negocio interesante. La asociación con esta compañía de EEUU, permitiría la adopción de sistemas de nueva tecnología para la fabricación.  

Fotografía: La introduccion de los fusiles Beretta modenizara los metodos de produccion de FM.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.