Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Inminente entrada de Colombia como país socio de la OTAN

Colombia va a convertirse en el primer país latinoamericano que accede formalmente a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en calidad de socio mundial, según ha podido saber defensa.com de fuentes aliadas. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos va a suscribir en breves fechas un acuerdo para que Colombia se convierta en una de las 40 naciones de los cinco continentes que, bajo distintas fórmulas de cooperación, mantienen una relación estable de socio de la Alianza Atlántica.

En ningún caso se trata de que el gran país andino sea miembro de pleno derecho de la citada organización defensiva, sino de reforzar los lazos ya existentes y de mejorar la interoperabilidad de las unidades militares colombianas con las estructuras y países de la OTAN. Con ocasión del 60 aniversario de su creación, la Alianza Atlántica decidió en 2009 abrir sus puertas a terceros países fuera del viejo continente, en un intento por frenar las amenazas emergentes. Entre los estados no europeos que forman parte de los llamados socios mundiales de la OTAN se encuentra Australia, Corea del Sur, Japón y Nueva Zelanda, a los que se unirá Colombia como única nación de América del Sur.

Una vez que el gobierno del presidente Santos ha ultimado un acuerdo de paz estable con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que busca el ministerio de Defensa del país andino es robustecer la cooperación internacional de sus Fuerzas Armadas, así como reforzar sus lazos de colaboración con la Alianza, para acelerar y profundizar la modernización tecnológica de sus instituciones militares.

Por parte de la OTAN, tanto la propia organización como sus países miembros aspiran a conocer de primera mano las lecciones aprendidas por las instituciones políticas judiciales, policiales y militares de la nación sudamericana en su lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el tráfico de armas. Los aliados también pretenden conocer en detalle la implementación del proceso de transformación de las fuerzas guerrilleras de amplio despliegue territorial y apoyo social, como es el caso de las FARC.

Las relaciones entre Colombia y la OTAN no son nuevas. Se remontan a junio de 2013, cuando ambas partes suscribieron un convenio de cooperación e intercambio de información en temas de seguridad y defensa, aunque ya en 2006, el entonces presidente Álvaro Uribe, había dado los primeros pasos en dicho sentido.

La vinculación entre la OTAN y los países de América Latina ha sido escasa hasta la fecha. No obstante, fuerzas militares de Argentina participaron en la Fuerza de Estabilización de Bosnia-Herzegovina (SFOR) y en la Fuerza de Intervención en Kosovo (KFOR) en las décadas de 1990 y 2000. Chile también ha contribuido a la SFOR, mientras que El Salvador ha participado en la Fuerza Internacional para la Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán junto a tropas españolas. La invitación para que Colombia acceda al rango de socio mundial de la OTAN no ha sido bien acogida por los gobiernos de Bolivia, Nicaragua y Venezuela. (Juan Pons)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.