Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El posible reemplazo de los remolcadores de la Armada de Chile

El Comandante en Jefe de la Armada de Chile declaraba en mayo de 2015 a un medio nacional que  se estaba “analizando incorporar un par de remolcadores de flota, que son muy necesarios sobre todo para la participación de Chile en la Antártica”.  Aparentemente una vía de solución sería la adquisición de, al menos, un remolcador de flota anteriormente en servicio en la US Navy. Desde marzo de este año, la Agencia de Cooperación de Seguridad y Defensa (DSCA) del gobierno norteamericano, a través de su programa de Excedentes de Artículos de Defensa (EDA), registra la autorización para que la Armada de USA transfiera a Chile el ex Remolcador Oceánico de Flota USNS Mohawk (T-ATF-170) . Este buque pertenece a la clase Powhatan, por el nombre del primero de los siete incorporados a la US Navy desde 1979 y de los cuales cuatro aún están operando, siendo el último en entrar en servicio el USNS Apache (T-ATF 172), en el año 1981.

Las capacidades de estas unidades les permiten efectuar remolque, tanto de buques como de blancos para artillería; servir de plataforma para trabajos de buceo y salvataje; participar en ejercicios navales; efectuar operaciones de búsqueda y rescate; apoyar operaciones de limpieza de derrames de petróleo y apoyo al combate de incendios. Entre sus características destacan su grúa con capacidad de 10 toneladas y una capacidad de tracción de al menos 87 toneladas. Su eslora es de 226 pies (68,88 metros) y su manga de 42 pies (12,8 metros) con un desplazamiento a plena carga de 2.260 toneladas (2.296.27 toneladas métricas).

El ex USNS Mohawk fue construido, al igual que los otros seis de su clase en Marinette Marine Corporation, en el estado de Wisconsin, y entregado a la US Navy en octubre de 1980, siendo retirado del servicio en 2005, momento en el cual fue trasladado a las instalaciones ubicadas en Filadelfia de la Oficina de Buques Inactivos de la Marina, dependiente del “Naval Sea Systems Command”  En esta situación se encuentra sometido a mantenimiento categoría B  lo que significa que está preparado para ser reactivado y por lo tanto sometido a mantenimiento completo incluyendo posibles mejoras dependiendo de los presupuestos disponibles.

Como los requerimientos de Chile son dos remolcadores, ambos de similares características y año de construcción, 1973 y 1974, esta unidad debería muy probablemente reemplazar al actual ATF-67 "Lautaro" el cual, de acuerdo a lo que se desprende de la información entregada respecto a ambas unidades por la Armada de Chile, no habría sido sometido a los mismos trabajos de modernización que el ATF-66 “Galvarino” sufrió en el año 2007. A este último se le realizó una mantención completa a su maquinaria y se le instalaron nuevos equipos e instrumentos que le permitieron alargar su vida útil .

Es poco probable que la transferencia a Chile de esta unidad se realice pronto, pese a lo dicho por el Comandante en Jefe. Las consultas efectuadas a fuentes de la Armada aseguran que el esfuerzo de renovación de las denominadas “Unidades Auxiliares” está centrado en el proyecto de construcción del nuevo rompehielos, quedando la renovación de los remolcadores para una etapa posterior. (Roberto Sandoval, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)

Fotografías:
·ATF Galvarino
·ATF-67 "Lautaro"
·USNS "Mohawk"


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.