Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea de Chile refuerza sus capacidades polivalentes con la llegada de los Sikorsky S-70i Black Hawk

El contrato para la adquisición de seis aeronaves Sikorsky S-70i Black Hawk por parte de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) se encuentra en su etapa final. Los helicópteros están fabricados y se encuentran en el proceso inicial de aceptación en fábrica para iniciar la instalación del equipamiento y configuración requeridos por la FACh. Los trabajos están siendo realizados por la empresa estadounidense Sikorsky Aircraft Corporation, en su filial polaca PZL Mielec, la que tiene previsto iniciar la entrega de las primeras tres unidades en agosto de 2018, luego de que la Institución realice las pruebas de inspección y aceptación del material. Para ello, ya se encuentra trabajando un equipo técnico especializado en terreno.

La Fuerza Aérea ha destacado el importante impulso que estas aeronaves darán a las llamadas Capacidades Polivalentes, es decir, aquellas capacidades originalmente de índole militar, pero que pueden ser empeladas en beneficio de la población civil ante la ocurrencia de emergencias. Con su mayor autonomía de vuelo, operación en altura y capacidad para transportar carga y personas, los Black Hawk ayudarán a incrementar estas capacidades, ampliando el rango de misiones a efectuar, tales como evacuaciones aeromédicas, rescate de tripulaciones, operaciones de búsqueda y salvamento aéreo (SAR), así como el traslado de pasajeros ante un desastre natural, entre otras.

Posee una autonomía de vuelo de 560 kilómetros (sin estanques auxiliares de combustible) y de 1.600 kilómetros (con estanques auxiliares); destaca por su mayor capacidad para trasladar pasajeros, que puede llegar a 20 personas en una configuración de rescate ante una situación de catástrofe, o 13 soldados equipados en un vuelo regular. A esto se suma su capacidad para operaciones en altura, ya que su techo de servicio es hasta los 20 mil pies de altura y realizar aterrizajes hasta los 16.000 pies. Dispone de duplicidad completa de la cabina piloto/copiloto, sistemas redundantes, tolerancia balística, capacidad de amortiguación ante aterrizajes de emergencia o bruscos, cabina compatible NVG, capacidad IFR con sistema de deshielo y antihielo, además puede ser transportado a bordo de un avión C-130.

En el aspecto netamente operacional o militar, la aeronave será empleada en tareas de transporte táctico y operaciones de búsqueda y rescate en el mar, zonas altiplánicas y cordillera. Además de las misiones para las cuales la FACH está incorporando este helicóptero, también puede realizar tareas de mando y control y patrullaje de fronteras, entre otras. En cuanto a armamento podría dotarse del sistema Battlehawk de Sikorsky, el cual está disponible en tres versiones. La primera es la que utiliza Colombia y consta de torreta de vigilancia bajo la nariz y puede llevar cañones tipo gatling y cohetes no guiados. La segunda versión agrega misiles de guiado óptico o laser, tales como TOW, Spike y Hellfire, así como cohetes guiados por láser. La versión tres agrega un cañón montado en una torreta con un arco de fuego de 180 grados. (Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.