Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Más Eduardoño para Costa Rica

El Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica (SNG) continúa su refuerzo estructural.  El último paquete de asistencia de los EEUU incluye dos patrulleros oceánicos, con la exigencia de que se incorporarán hasta 110 nuevos marineros al SNG.  Actualmente,  el servicio se encuentra al frente del Comisario Martín Arias Arayael, y suma unos 500 efectivos.  Se planifica aumentar los efectivos en un 25% para el 2018.  Al servicio se le asigna el patrullaje de la Zona Económica Exclusiva, o sea 574.725 kilómetros cuadrados de área de responsabilidad, y, aun con los limitados recursos con los que cuenta hoy, logró capturar 20 toneladas de drogas en 2016.

Los esfuerzos estructurales se complementan con una serie de construcciones y se ha incorporado hace unos dias una moderna estación de Guardacostas, en donde antes funcionara la aduana de Golfito, con responsabilidad en la zona entre Punta Burica y la isla del Caño y Bahía Drake.  La nueva edificación tiene un coste de $2,5 millones, asumidos por los EEUU, y utiliza un terreno de más de ocho mil metros cuadrados, donado por Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).  La edificación estuvo a cargo del Cuerpo de Ingenieros del US Army, por medio de un contrato adjudicado a una empresa hondureña, comprendiendo un área de edificación de 543 metros cuadrados, con capacidad para alojar a 70 efectivos.  Las instalaciones se complementan con una lancha interceptora adicional tipo Patrullero 450, bautizada Cadejos 3 (y con ello son tres las unidades de este tipo ya en uso).  Es una embarcación de 45 pies de eslora, valorada en $549.000, fabricada por la empresa colombiana Eduardoño,  que se suma a la considerable flotilla de medios adquiridos en Colombia, con mas de la mitad de ellos financiados por los EEUU.  Costa Rica busca hacerse de, al menos, cuatro Patrullero 450 adicionales.

Los EEUU ha aprobado un presupuesto de cooperación de 30,7 millones de dólares para Costa Rica.  Es así como el SNG y el Comando Sur (SOUTHCOM) de Estados Unidos han acordado una nueva base en Cieneguita, Puerto Limón.  Otro plan incluye la expansión del punto de control en el Kilómetro 35, y todo parte del Plan Estratégico de cinco años de proyección de la Fuerza Publica. 

Las instalaciones nuevas en Golfito cuentan con su muelle flotante y un hangar. El hangar funcionará desde Coto 47, y será operado por el Servicio de Vigilancia Aérea desde el cantón de Corredores de la provincia de Puntarenas. En cuanto al Puesto de Control Kilómetro 35, la Oficina Internacional de Narcóticos y Asuntos Policiales (INL) suministró más de $960.000 para un segundo sitio de inspección sobre la carretera Interamericana Sur, en el distrito de Guaycará de Golfito. Dichas obras las llevó a cabo la compañía costarricense Industrias Bendig. El Puesto de Control KM35 fue construido en julio de 2014, con asistencia del SOUTHCOM, con un costo de $1,2 millones, y los resultados positivos producen ahora su expansión. (J. Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centroamérica)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.