Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Cambios en la cúpula militar de Honduras

El presidente de Honduras nombró la nueva cúpula militar promoviendo como primer paso al general Rene Orlando Ponce Fonseca como jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, mientras que el general de brigada Edgard Wilfredo Caballero Espinoza asume como Inspector General.  Al frente de la Comandancia General del Ejército ahora se encuentra el coronel de Caballería Porfirio Antonio Moreno Zavala y la Fuerza Naval pasa a manos del capitán de navío Efraín Hernández.  La Fuerza Aérea continúa al mando del general José Luis Sauceda.

Se verifica también la adquisición de dos lanchas interceptoras Apostle 410, especificándose que los dos navíos serán embarcados en el BDA-C Gracias a Dios, su adquisición será financiada por el USSOUTHCOM, mientras que su mantenimiento correrá por cuenta el Astillero colombiano Cotecmar.  Los EE.UU. suministrarán también una patrullera Defiant-85 de 85 pies de eslora, que se espera llegue en junio.  Además, se prevé la llegada de la OPV-62 adquirida en Israel.  Las naves DSPa4207 compradas por Honduras llegarían sin armas, por lo que el contrato con Israel incluye la dotación de sistemas de armas, a costos adicionales.

Inversiones un tanto sospechosas

El anuncio de que los dos navíos DSPa-4207 adquiridos por Nicaragua tendrán un costo de $14 millones hace dudar de las transacciones de algunos equipos militares hondureños.  Honduras firmó un contrato de arrendamiento por dos naves de ese mismo tipo, similarmente equipadas (radios, sistemas de navegación, monitoreo y traqueo), y ocho lanchas interceptoras, por $62 millones.  El arreglo de arrendamiento especifica que todo el mantenimiento de los navíos corre por cuenta del astillero holandés suplidor de los mismos, pues las naves no le pertenecen a Honduras, ni aun después que se cancelen los $62 millones.  Aunque se reconoce que la cantidad negociada por Nicaragua no incluye acuerdos de mantenimiento mas allá de las garantías de fábrica de los instrumentos, cascos y motores, podemos indicar que el precio de los dos navíos nicaragüense es consistente con el precio de dichos instrumentos marítimos, mientras que el asunto hondureño es un sobreprecio que representa de unos $38 millones.

Esta transacción se dio entre el cónsul de Holanda en Honduras, Florentius Antonius Hubertus Kluck, al frente de la empresa Servicios Marítimos Internacionales, y el Secretario de Defensa en ese entonces, Marlon Pascua, y elementos de la Administración del expresidente Lobo.

Otro asunto es que el acuerdo con Israel incluiría equipos de comunicación,  con una primera entrega en 2018, contemplando hasta 40 radios vehiculares HF, 100 radio-mochilas VHF y 35 radio-vehiculares VHF.  Esto pone en duda la calidad de material adquirido con anterioridad a la India.

Hay que recordar que, en  2008, Honduras anunciaba la compra de 110 camiones militares y equipo de comunicaciones, a un costo de $30 millones (unos 600 millones de lempiras), gracias a un préstamo por parte de la India, de acuerdo con el entonces general Venancio Cervantes, subjefe del Estado Mayor Conjunto de las FF AA.  Se supo, gracias a los partes internacionales, que fueron en realidad 139 camiones los adquiridos, todos a un costo de $10,5 millones proporcionados por la Hinduja Group, filial de la Ashok Leblanc, a través de un crédito extendido por el Banco EXIM de la India.  Se supone que los otros $19,5 millones se invertirían en el mencionado equipo de comunicaciones militares, del que no se dieron detalles.

También se anuncia la llegada de los repuestos necesarios para renovar los F-5 y A-37B, así como los Bell-412, en este último caso son varios años consecutivos los que se lleva hablando de millones de dólares invertidos en la renovación. (Julio Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centro América)

Fotografías:

·Estado Mayoor general de Brigada René Orlando Ponce Fonseca

·Apostle 410

·Unidad naval (La Prensa de Honduras)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.