Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Alianzas nicaragüenses y la nueva Fuerza de Tarea Morazán-Sandino

La Asamblea Nacional de Nicaragua autorizó el ingreso de 449 efectivos militares de diversos países con el fin de participar en adiestramientos conjuntos con efectivos de su país.  La aprobación incluye elementos de El Salvador, Cuba, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Rusia, Venezuela y República Dominicana.  La Asamblea también autorizó la salida de 190 militares, naves y aeronaves del Ejército de Nicaragua a misiones en otros países. 

Este acercamiento a sus vecinos ha llevado a la constitución una Fuerza de Tarea para combatir el crimen organizado y el narcotráfico en la frontera común entre Nicaragua y Honduras.  Esta Fuerza de Tarea Morazán-Sandino patrullará una frontera terrestre y marítima de más de 900 kilómetros cuadrados.

En cuanto a nuevos medios navales, se anota la presencia de otro Buque de Apoyo nicaragüense, el BA-407, del que no se han proporcionado detalles, pero parece otro pequeño pesquero/carguero reconfigurado propiamente como navío logístico.  Cabe recordar que desde el 2008 la Fuerza Naval opera el Buque de Apoyo BA-405 “Tayacán”, un pequeño carguero/pesquero decomisado al narcotráfico y restaurado plenamente con fondos de los Estados Unidos.  La nave fue reactivada, acondicionada y entregada convertida plenamente en guardacostas.   El pesquero, de 85 pies (26 metros) de eslora, había sido decomisado en 2006, cuando portaba el nombre de La Chica, y después de su confiscación y traspaso legal, se le invertían 85.000 dólares en su proceso de adaptación.  Esto incluiría su remotorización y equipamiento con nuevo sistema eléctrico y carga de baterías, radar y sistemas de traqueo y navegación naval, radios y sistemas de localización por satélite (GPS), reemplazo de válvulas hidráulicas y tubería, reemplazo de secciones interiores y del casco del barco, instalación de un sonar de profundidad, reparación de la hélice, y otros.  Se asume que al BA-407 se le han implementado cambios similares antes de su entrega.  

La otra novedad en ese servicio militar nicaragüense es la aceptación, hace unos dos meses, de las instalaciones del Puesto de Avanzada Naval en Cayos Miskitos, a 50 millas náuticas de la Costa Caribe.  Se trata de una moderna instalación que habría tenido un costo de construcción de $2,28 millones de dólares, suministrados por los EEUU, y a cargo de la empresa constructora estadounidense Eterna Corporation y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos. La instalación cuenta con suministro eléctrico por energía solar y eólica y esta cimentada sobre 150 pilares de concreto enterrados a una profundidad de más de 10 metros en el suelo marino, resistentes a los huracanes. La edificación cuenta además con dormitorios, cocina, comedor y un área recreativa para uso de los marineros. La antena instalada le permitirá al puesto de avanzada mantener una mejor comunicación con otros puestos ubicados dentro y fuera de Nicaragua. 

En otros campos, el Ejército de Nicaragua nombró al teniente coronel Bayardo Nicolás Sánchez Díaz como nuevo jefe del Destacamento Militar Norte (Caribe Norte), en sustitución del coronel Humberto José Ramos Gómez.  El Destacamento Militar Norte se ubica en el municipio de Bilwi (Puerto Cabezas), en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN).  Trata de una serie de pasos realizados dentro de la estructura militar de Nicaragua, a incluirse el nombramiento del Capitán de Navío Ángel Eugenio Fonseca Donaire como jefe de la Fuerza Naval, bajo la Orden N°023/2017, y el ascenso a Mayor General a Bayardo Ramón Rodríguez, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, y a Marvin Elías Corrales, inspector general del Ejército. (J. Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centroamérica)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.