Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Tripulación del portaaviones São Paulo reducida al mínimo y su reforma pospuesta

El Comando de Operaciones Navales ordenó al Comando en Jefe de la Flota  la presentación de un plan para reducir la tripulación de portaviones São Paulo (A12) dentro de los próximos 30 días, manteniendo exclusivamente un grupo de mantenimiento y vigilancia a bordo. La medida busca, aparentemente, adecuar el gasto del navío a la situación presupuestaria actual brasileña, ya que no se contempla la disponibilidad de recursos para acometer la modernización del portaaviones en 2018.

Oficialmente, el Comando de Operaciones Navales aclara que la decisión de reducir  la dotación del portaaviones São Paulo tiene como objetivo distribuir a otras naves de la Flota a su tripulación, al menos la que no participe directamente en sus futuras reparaciones, para mantener vigente el entrenamiento de este personal. "El portaaviones se mantendrá activo, pero no operará", dice también la nota oficial, en lo se ve por muchos como una fórmula estadisticamente utilizada por diversos cuerpos navales para proceder finalmente a desprogramar la unidad.

De su presupuesto anual, la Marina brasileña consume algo más del 88% en retribuciones al personal y rubros conexos, restándole poco más de 11% para inversiones y mantenimiento. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.