Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Defensa de Brasil lanza su plan de Informática y Comunicaciones

Se ha publicado el Plan Director  de Tecnología de la Información y Comunicaciones (PDTIC) del Ministerio de Defensa brasileño. El documento fue aprobado por el Comité de Tecnología de la Información y Comunicaciones (COTINC) y estará vigente hasta 2019.

El Plan consta de objetivos, estrategias, objetivos, acciones e indicadores relacionados con el suministro de las necesidades en Tecnología de la Información y Comunicaciones (TIC)e incluye acciones relacionadas con el seguimiento de los procesos de demandas, adquisición de materiales y contratación de servicios. El PDTIC debe proporcionar perceptibles avances en la realización del trabajo diario en el Ministerio. "Este es un planteo dinámico de planificación con la participación de todos los sectores de la Administración Central, que contiene acciones concretas para el desarrollo de soluciones tecnológicas para apoyar la gestión y mejora de nuestros procesos internos", explicó el jefe del Departamento de Tecnología de la Información (DEPTI), el general Sergio Luiz Duarte Goulart.

De acuerdo con el jefe del DEPTI, la herramienta permite el intercambio y la integración de datos, procesos y sistemas, garantizando la gestión de activos y la adquisición de bienes y servicios de acuerdo con las leyes vigentes, las cuales ya permiten y estimulan las pujas de precios y licitaciones electrónicas, entre otros mecanismos digitales.

El PDTIC comenzó a ser elaborado en agosto de 2015, a través de encuestas de necesidades relacionadas con cada área del Ministerio de Defensa. En julio de este año, el documento fue aprobado por el ministro de Defensa Raúl Jungmann, y publicado en el Boletín Oficial durante los primeros días de agosto. (Javier Bonilla)

Fotografía: Ministro de Defensa de Brasil Raúl Jungmann.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.