Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La brasileña Aeromot podría resurgir con el Ximango o fabricando un UAV con Flight Technologies

(defensa.com) La legendaria firma del sur de Brasil, surgida a fines de los 60 para proveer a los Embraer Bandeirante y luego los Brasilia, consolidada luego como fabricante, con el motoplaneador Ximango y fundando - en parte para desarrollar parcialmente la aviónica del Tucano original- la vieja Aeroeletrônica (hoy AEL, bajo la égida Elbit), puja por resurgir tras su ocaso como constructora. Hoy está dedicada a instalar unidades Flir y participando, con asientos, en la modernización de helicópteros del Ejército.

Una de las opciones que maneja su fundador, el  conocido ingeniero Claudio Barreto Viana, es vender a la Secretaría de Seguridad Pública de Río Grande do Sul para uso policial 10 Ximango AMT 200 SO, atendiendo al aumento del abigeato, el narcotráfico y el trasiego ilícito de mercaderías en las fronteras riograndenses con Argentina y Uruguay, además de colaborar con las policías camineras regionales y nacionales, así como con patrullajes costeros, colaborando con  la Marina y cuerpos de seguridad especializados.

El Batallón de Aviación de la Brigada (Policía) Militar de Río Grande do Sul ha sido el primer cliente de la primera serie (la 100) del  entonces joven Ximango- un derivado de un modelo Fourier- al resurgir, extinto en 1924, en  1989 , adquiriendo luego algunas unidades adicionales de los que hoy conserva dos operativos. Otras policías brasileñas- además de la Usaf Academy, con 14 unidades en 2001- como la ambiental de Paraná, u hoy las de Bahía y de Pará(con Flir), adquirieron el modelo, lo mismo, que, en pequeñas cantidades, la FAB, como remolcador de planeadores y motoplaneador para actividades extra curriculares en su academia, AFA.

Motorizado con Rotax 912S, tiene también un derivado entrenador puro y de alas acortadas y tren triciclo, el AMT-600 "Gurí", este propulsado por un motor Lycoming de 116 Hp, el cual fue negociado con la Anac brasileña para ser financiado ampliamente para los aeroclubes y entidades de formación aeronáutica, pero la entidad oficial no cumplió con el compromiso. Uno de ellos estuvo a prueba en la flota de la Brigada Militar riograndense, la cual también mantiene ,en su base del balneario Capao da Canoa, el Centro de Formación Aeropolicial, en el cual también se adiestran pilotos de otras corporaciones policiales brasileñas.

Además de la tentativa de colocar estos aviones en el sur de Brasil, Viana, según investigó la cronista local Patricia Comunello para el Jornal do Comercio, negocia con la firma paulista Flight Technologies, cuyo presidente,Nei Salis Brasil Neto,  ingeniero oriundo y graduado en Río Grande do Sul-además de experimentado piloto de Ximango- ya visitó la fábrica ,y también dialoga con autoridades locales, evaluando su instalación en Porto Alegre.

La empresa fabrica su línea de UAV Horus 100 (ligero y de lanzamiento manual) y su Horus 200, derivado de su Watchdog, ambos usados, aún en pequeñas cantidades por el Ejército, desarrollando a partir de los mismos, hasta 5 sub variables, con 8 ejemplares entregados y 15 encomendados.
Además, la firma es proveedora electrónica de Novaer- la constructora del nuevo entrenador TC-x, de reciente roll out- y asociada a la alemana Becker Avionics, en desarrollos de moving maps  denominados BFT Mission Moving Map, además de pantallas MFD para misiones especiales y el denominada FlightTech Glass-Cockpit.

Además, este grupo- hoy factuando anualmente cerca de 3 millones de dólares- es uno de los primeros 26 certificados por el gobierno como Empresa Estratégica de Defensa (EED), con todas las facilidades, oportunidades ,e incluso privilegios crediticios o fiscales que ello pueda significar.

Según declaraba el Ing. Brasil Neto- quien también aspira a desarrollarse hacia el área privada, especialmente en el uso de UAV para actividades agropecuarias- a la periodista Comunello, las facilidades académico- universitarias hacia las pequeñas y medianas empresas de alta tecnología , en Río Grande do Sul, pueden también estimular su instalación junto a Aeromot, ya que en el entorno de Sao José dos Campos (su actual emplazamiento) se apuesta mayoritariamente a las grandes empresas y a los mayores volúmenes comerciales, aumentando sensiblemente, en los últimos tiempos, los costos operativos.

La experiencia probada de Aeromot en el uso de material compuesto-con el cual fue confeccionado el Ximango- las amplias instalaciones industriales en el entorno del Aeropuerto Internacional Salgado Filho ,el hecho de que, al menos hasta homologarse el Noavaer TC-x, el grupo Embraer y Aeromot son los únicos fabricantes de aeronaves de ala fija homologados en Brasil, y los contactos de esta firma, con gran parte de los 180 Ximangos ensamblados vendidos en el exterior son los atractivos principales para Flight Technologies.

Brasil Neto no estaría inicialmente involucrado en volver a fabricar el Ximango, aunque destaca y reconoce las ventajas del uso del motoplaneador equipado con Flir y muy económico de operar en tareas de vigilancia y conexas, como lo hace Colombia utilizando, por ejemplo, el SA-37 Schweizer.
(Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.