Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Níger, primer operador extranjero del avión turco de entrenamiento y ataque Hürkuş

Turquía suministrará a Níger aviones de entrenamiento y ataque ligero Hürkuş, aviones de combate no tripulados (UCAV) Bayraktar TB2, así como vehículos blindados, según el presidente turco, Recep Erdogan.

Erdogan habló con su homólogo nigerino, Mohamed Bazoum, la semana pasada. Según el Gobierno turco, el pasado 18 de noviembre Erdogan declaró tras la cumbre que "los TB2 UCAV, los aviones Hürkuş y los vehículos blindados, que Níger adquiriría de Turquía, reforzarían las capacidades de sus fuerzas militares y de seguridad".

Es un paso más en la política turca de introducción en África, tras participar en la crisis Libia desde enero de 2020 en favor del autodefinido como Gobierno del Acuerdo Nacional. Ahora extiende su influencia más al sur, al problemático Sahel, con un contrato de entrega de armamento al Gobierno de Níger. No se debe olvidar que este país africano, encuadrado en la alianza G5 Sahel, lleva años implicado en la lucha contra el terrorismo islámico que asola esta vasta región de permeables fronteras.

En una entrevista con CNN Turk el 11 de noviembre, el director ejecutivo de Turkish Aerospace Industries TAI, Temel Kotil, dijo que el primer Hurkus se entregará a su primer cliente de exportación a mediados de 2022. El pasado mes de  abril, Kotil dijo que un país anónimo estaba cerca de firmar un acuerdo para comprar una docena de Hurkus-C; de ser esta la versión, Níger se dotaría de un aparato de combate ligero con capacidades de apoyo aéreo cercano o Close Air Support (CAS).

"La venta de Hürkuş marca la primera exportación de aviones militares de Turquía que fue diseñada y fabricada completamente con recursos nacionales", afirmó también el directivo de TAI.

El paquete incluiría los aviones de combate no tripulados o Unmanned Combat Aerial Vehicle (UCAV) Bayraktar TB2, que tras su gran éxito en combate a las manos de las fuerzas armadas de Turquía y Azerbaiyán, se han convertido en uno de los medios más vendidos en el mercado de defensa, siendo sus últimos clientes Ucrania, Polonia y Marruecos.

El Hürkuş es un avión turbohélice monomotor, biplaza, ala baja y con asientos dispuestos en tándem que fue diseñado como un entrenador de nueva generación, así como una plataforma para realizar misiones de combate de reconocimiento armado y ataque ligero. El Hürkuş -A es la versión básica que pueden utilizar clientes no militares, mientras que el Hürkuş -B es una versión más avanzada con aviónica más sofisticada.

Respecto al Hürkuş-C para su rol CAS está equipado con un sensor de infrarrojos orientado hacia delante de tipo FLIR y puede transportar hasta 1.500 kilos de armamento. Se lo ha mostrado equipado con misiles guiados antitanque L-UMTAS, cohetes guiados por láser Cirit y tanques de combustible externos. También podrá llevar bombas, ametralladoras de 12,7 mm y barquillas provistas de un cañón de 20 mm.

El Hürkuş -A voló por primera vez en agosto de 2013 y está en producción para el encargo realizado por el ejército turco o Türk Kara Kuvvetleri (TKK). Impulsado por un turbohélice PT6A-68T, tiene una velocidad de crucero máxima de más de 570 km / h, una autonomía de más de cuatro horas y una autonomía de casi 1500 km.

Las posibles ventas de sistemas a Níger se producen un mes después de que la vecina Nigeria ordenara dos nuevas patrulleras en alta mar al astillero turco Dearsan.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El “Hürkuş-C” durante su presentación internacional en el Paris Air Show de 2017. (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.