Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España recupera el retraso en el FCAS

Si hasta hace poco los avances sobre el Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS) europeo parecían mostrar la total autonomía e independencia de Francia y Alemania, en los últimos días se han producido varios hitos que apuntan que España, tercer pilar de este proyecto, trata de recuperar el tiempo perdido. Es un programa esencial para el Ministerio de Defensa, y en especial, el Ejército del Aire y será el eje vertebrador del sector industrial de la Defensa en Europa, de ahí que las empresas españolas estén trabajando intensamente para incorporarse.

 

Aunque en su momento se anunciara que España entraba en igualdad de condiciones que sus dos socios, hasta ahora no se había generado noticia alguna acerca de las aportaciones financieras o la estructura industrial española, más allá de la elección de Indra como coordinador industrial nacional del programa –liderará la fase de estudio de concepto conjunto (JCS)–, situación que provocó una respuesta airada por parte de Airbus, que ya representa al socio alemán, siendo Dassault el interlocutor francés.

 

Ahora se han seleccionado las empresas españolas que liderarán los siete pilares de investigación y desarrollo (I+D) del proyecto: Airbus, en el caza de nueva generación NGF (Next Generation Fighter) y las tecnologías de baja observabilidad; Indra en el ámbito de sensores y sistemas de sistemas; ITP Aero en motores; y un consorcio de empresas integrado por GMV, Sener y Tecnobit, que dirigirá el desarrollo de los demostradores tecnológicos de los operadores remotos.

 

Estas empresas podrán participar en los paquetes orientados a la solución operativa del proyecto y los que determinen el reparto industrial que se mantendrá durante el mismo. Ya se ha informado de estos acuerdos industriales a Alemania y a Francia, a fin de iniciar las negociaciones para cumplir los objetivos y lograr la plena integración de España en el NGWS (Next Generation Weapon Systems) antes del verano.

 

Cada uno de los líderes de los pilares tecnológicos negociará en el programa NGWS para maximizar el retorno tecnológico e industrial, siguiendo las directrices del Ministerio de Defensa establecidas en el Plan Industrial y Tecnológico (Planitec-NGWS), en el que colaborarán también los ministerios de Industria, Comercio y Turismo, de Ciencia e Innovación y de Hacienda, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

 

El pasado 18 de febrero, el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, firmó con sus homólogos francés, Benedikt Zimmer, y alemán, Joël Barre, un nuevo acuerdo de implementación para la plena integración de España y su industria en el desarrollo del Estudio de Concepto Conjunto del NGWS/FCAS. Se da la circunstancia que, escasamente cinco días antes, Airbus y Dassault emitieron un comunicado junto a MTU Aero Engines, Safran, MBDA y Thales en el que, entre otras cosas se sugería que España se incorporaría después de la fase de demostrador, lo que fue pronto desmentido por el Ministerio de Defensa.

 

Este acuerdo supone un paso significativo en la hoja de ruta iniciada con la firma del Acuerdo Marco del NGWS/FCAS por las ministras de Defensa de Alemania, España y Francia el 19 de junio en el Salón Aeronáutico de París, donde se formalizó la entrada de nuestro país en el programa. Afortunadamente, hoy parece se está superando ya la inquietud sobre la parálisis inicial y España puede y debe avanzar a la par que sus dos socios europeos.

Fotografía: Presentación del avión FCAS. / AFP


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.