Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Fuerzas Armadas e industria analizan tecnologías y oportunidades ante el reto del Entorno Operativo 2035

El pasado 7 de mayo, el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) acogió la jornada la jornada “Entorno Operativo 2035: Prospectiva Tecnológica” organizada por Grupo Edefa, en la que representantes de las Fuerzas Armadas españolas y de la industria de defensa analizaron las oportunidades y los retos tecnológicos que este nuevo desafío plantea.

El año 2035 es el plazo que se ha fijado el Ejército de Tierra para modernizar su estructura organizativa y sus medios, un marco temporal en el que también la Armada y Ejército del Aire expusieron durante el evento sus previsiones de equipamiento en función de los escenarios futuros y la evolución de la tecnología disponible. Los representantes de las empresas mostraron sus soluciones para cubrir diferentes necesidades, algunas centradas en programas concretos, como el VCR (Vehículo de Combate de Rueda) 8x8 Dragón del Ejército de Tierra, el FCAS (Futuro Sistema de Combate Aéreo) del Ejército del Aire o la futura fragata F-120 de la Armada.

La jornada fue inaugurada por el JEMAD (Jefe de Estado Mayor de la Defensa), general de Ejército Fernando Alejandre Martínez, que expuso a los asistentes cómo se espera sea el entorno operativo al que deberán de enfrentarse las Fuerzas Armadas Españolas. Este se presenta como una mezcla de todos los conflictos conocidos, lo que actualmente se conoce como guerra hibrida, un escenario en que se deberá contemplar una alta y creciente presencia de la población civil, entre la que se mezclará el enemigo, con una gran probabilidad de lucha en entorno urbano.

El JEMAD destacó que en el futuro los conflictos tendrán límites cada vez menos nítidos entre fuerzas amigas, enemigas y neutrales y la respuesta a ese entorno demandará, además, la fusión de los dominios terrestre, marítimo, aéreo y cibernético. Las misiones, expuso el general Alejandre, estarán basadas en cinco elementos clave: sistemas de mando y control más potentes que gestionarán grandes cantidades de información, interoperabilidad con aliados, formación continua del personal, que seguirá siendo la clave, mayor peso de la simulación y experimentación frente a los ejercicios tradicionales, y resiliencia ante pérdidas humanas y materiales, pero también ante problemas legales y de opinión pública.

El JEMAD, que destacó el relevante papel creciente de factores como la ciberseguridad y el efecto de las redes, recalcó que será el componente tecnológico el que permitirá mantener la ventaja sobre el adversario, por lo que es clave que la industria y la tecnología formen parte del proceso; en la decisión, discusión y búsqueda de conclusiones y soluciones para conectar el escenario operativo con las tecnologías existentes y que esperamos que existan en el mercado. Representantes del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, reafirmaban y detallaban las amenazas expuestas por el JEMAD, coincidiendo en la obligación de mantener los más altos niveles tecnológicos para conservar la ventaja frente al potencial adversario y la paridad con los aliados (OTAN, UE) que asegure la inter-operatividad.

foto: El CESEDEN acogió la jornada “Entorno Operativo 2035: Prospectiva Tecnológica”. Numeroso público especializado acudió a la cita.

Retos de transformación

En la primera mesa de la jornada, bajo el título Entorno operativo del futuro: Retos de transformación y moderada por el presidente de la Asociación de Periodistas de Defensa, Emilio Andreu, el coronel del Ejército del Aire José Molino, del Centro Conjunto de Desarrollo de Conceptos del CESEDEN, expuso los puntos clave del documento Entorno Operativo 2035, desarrollado por el Centro y que el Ministerio de Defensa acaba de hacer público. Este recoge los posibles escenarios o contextos operativos de actuación de las Fuerzas Armadas y  los cambios que deberán afrontar para adaptarse con éxito a ese entorno, incierto y complejo. El coronel Molino recordó los estudios realizados en este sentido por la OTAN y otros aliados y el antecedente de 2009, denominado La fuerza conjunta ante los retos futuros.

La perspectiva de la Armada española ante el desafío de las amenazas fue expuesta por el capitán de navío Manuel Aguirre, jefe de la Sección de Definición de Capacidades del Estado Mayor de la Armada. Este desgranó lo que aportarán a dicho objetivo las futuras fragatas F-120, expuso cómo deberán ser los futuros buques anfibios, la nueva generación de submarinos S-90, los medios aéreos y contraminas o MCM.

El coronel Javier Martín García-Almenta, de la División de Planes del Estado Mayor del Aire abordó, por su parte, los retos a que se enfrenta el Ejército del Aire, exponiendo los nuevos espectros operativos y el calendario de modernización de la actual flota de aviones de combate, con la vista puesta en el año 2040, que será cuando llegue el nuevo desarrollo europeo NGWS (New Generation Weapon System). Respecto al Ejército de Tierra, fue el coronel Bonifacio Gutiérrez de León, de la Dirección de Investigación, Doctrina, Orgánica y Materiales (DIDOM) quien abordó las fortalezas de la Fuerza Terrestre, actualmente en plena adaptación al plan Fuerza 2035, lanzado a principios de 2018.

Este primer panel lo clausuraba Pap Tecnos, de la mano de Israel Kogan, director general para España e Iberoamérica de Rafael Advanced Defence Systems, quien presentó las avanzadas soluciones de la compañía israelí ante los cambiantes desafíos operativos, como el sistema de protección de vehículos de combate Trophy y el nuevo vehículo de combate Carmel.

Tecnología para la defensa futura

En la segunda mesa redonda, moderada por de Esteban Villarejo, del diario ABC, intervinieron el coronel Rafael Gómez Blanco, de la Dirección de Ingeniería e Infraestructura del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, que analizó el entorno tecnológico aeroespacial en el horizonte de 2035. El coronel José Antonio Quílez Lahoz, de la Brigada Experimental (Fuerza Terrestre) del Ejército de Tierra expuso las claves del entorno de experimentación, en el que se están realizando diferentes pruebas de equipos y soluciones que incorporará la Fuerza 35.

Por parte de la industria intervinieron Daniel Pérez, director del Programa 8x8 en General Dynamics European Land Systems Santa Bárbara Sistemas (GDELS SBS), y León Bitar, vicepresidente de Everis Aeroespacial Defensa y Seguridad (ADS). Daniel Pérez presentó las características del 8x8, desgranando el actual desarrollo de los cinco demostradores y destacó las características de la exitosa familia de blindados Piraña en la que se basa el Dragón.

Por su parte, León Bitar expuso las soluciones que ofrece la compañía para afrontar algunos de los grandes retos del Ejército de Tierra, incidiendo en los sistemas de fuego indirecto de alta movilidad y sus ventajas en el campo de batalla actual y futuro. El sistema Alakran de la empresa está actualmente en pruebas en la Brigada Experimental. Bitar destacó asimismo las capacidades de sus sistemas aéreos no tripulados Tucán y Atlantic, adquiridos en el marco del Programa Rapaz.

Oportunidades y cooperación industrial

Oportunidades y cooperación industrial fue el tema que centró la tercera y última mesa redonda, moderada por el presidente del Grupo Edefa, Javier Taibo. El capitán de navío Juan Díaz del Río Durán, jefe de la Sección de Apoyo al Análisis al Sostenimiento de la Armada analizó el apoyo Logístico 4.0 y su relación con la industria. Por su parte, el coronel Jesús Marco Vila, de la Sección de Enlace y Apoyo a Programas (SEA­PRO) de la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra desgranó la importancia de la protección y letalidad en las plataformas terrestres y sus sistemas de armas.

A su término, la industria abordó las soluciones que se ofrecen a las Fuerzas Armadas españolas en el ámbito de los sistemas de armas, centrándose en las necesidades del programa 8x8 y los respectivos planes industriales. Victor Iglesias, responsable de Desarrollo Comercial de John Cocke­rill España, recientemente constituida, presentó la propuesta de CMI Defence para las torres del Dragón y otras plataformas de las Fuerzas Armadas españolas, anunciando la apertura de una planta industrial en España como parte de la apuesta de la compañía a nivel nacional.

Por Navantia, Juan Ignacio de la Cueva, director Comercial de Defensa y Seguridad Nacional, analizó la propuesta de la compañía pública para la torre UT30Mk2 de Elbit Systems, ofrecida para el mismo programa VCR, en la que participa junto a Expal, cuya responsable de Desarrollo de Negocio, Elia Otazu Benítez, explicó la participación de este grupo español en la propuesta y otras capacidades de cara al desarrollo de nuevos sistemas de armas. Expal quiere consolidarse como suministrador a las Fuerzas Armadas españolas de sistemas de armas de elevado contenido tecnológico, más allá de su tradicional y reconocido rol de proveedor de municiones de altas prestaciones.

Por parte de Leonardo Hispania intervinieron Marco Busolli, director general de la compañía, y Manuel Martínez Cuadrón, responsable Comercial, que incidió en el nuevo rol que la compañía adopta en España, por la que se establece como punto de referencia para los productos y soluciones del grupo Leonardo en España. Junto a sus capacidades, se mostró la torre Hitfist de 30 mm., seleccionada para la fase de evaluación del 8x8 Dragón y el resto de productos de su cartera, destacando su nuevo cometido a nivel nacional. La apuesta de la multinacional italiana en su filial española es buena prueba de su consolidación en el territorio nacional, en el que están presentes desde hace más de una década. Con su factoría ubicada en Valencia, Leonardo Hispania ha sido proveedor de torres para el Ejército Español, habiendo participado en programas tan relevantes como el Centauro del Ejército de Tierra, con la fabricación de la torre Hitfact 105 mm.

foto: Ángel Escribano, CEO de Escribano Mechanical & Engineering durante su intervención en la mesa redonda Oportunidades y cooperación industrial

Por último, Angel Escribano, máximo responsable ejecutivo de Escribano Mechanical & Engineering, analizó las capacidades alcanzadas por la compañía y destacó el componente 100 por ciento nacional de la empresa y la importancia de la industria defensa para el desarrollo socioeconómico de España. Recalcó que, siguiendo las directrices de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), la cooperación industrial se posiciona como uno de los pilares fundamentales para garantizar una industria española y europea competitiva y bien posicionada, que mantenga su autonomía con el objetivo de competir en todo el mundo. Un ejemplo de ello es el llevado a cabo por esta empresa en Perú con su SCAMO (Sistema de Control de Armas por Medios Optrónicos), integrado en uno de los buques de la Marina de Guerra de ese país, el BAP Pisco, en cuyas pruebas de tiro se han conseguido los mejores resultados de precisión hasta el momento.

La clausura de la jornada corrió a cargo del AJEMA (Almirante en Jefe de la Armada Española), almirante Teodoro Esteban López Calderón, y contó con la presencia del JEMA (Jefe del Estado Mayor del Aire), general del aire Javier Salto Martínez-Avial. El AJEMA recalcó los retos a los que se enfrentas las Fuerzas Armadas españolas en virtud de los cambiantes escenarios en que actúan y destacó la importancia de los desarrollos tecnológicos e industriales para proveer las necesarias capacidades que permitan hacer frente a estos retos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.