Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Boeing, Lockheed Martin y otros grupos aeroespaciales estadounidenses negocian utilizar el Centro de Lanzamiento de Alcántara

El ministro de Defensa de Brasil, Raúl Jungmann, confirmó el interés de  Boeing, Lockheed Martin, SpaceX y otras empresas aeroespaciales de Estados Unidos por lanzar cohetes desde la base militar de Alcántara, cerca de la Línea del Ecuador, instalación que ya visitaron en diciembre. La localización de Alcántara es atractiva por su ubicación, cerca de un quinto menos de combustible se utiliza para lanzar satélites en órbita cerca de la línea de Ecuador, en comparación con lugares más al norte o al sur.

Además de SpaceX, de Lockheed Martin y Boeing, la visita de Alcántara incluía a pequeñas empresas aeroespaciales de Estados Unidos, como Vector Space Systems, que lanza pequeños satélites, y Microcosm, que se concentra en proporcionar acceso de bajo costo al espacio. Rubens Barbosa, ex embajador brasileño en Estados Unidos que organizó la visita a la base, dijo que las empresas estadounidenses estaban “ansiosas” por usar la base en Alcantara. Boeing, en negociaciones para adquirir Embraer,  admitió que envió a dos ejecutivos para visitar la base.

Las empresas estadounidenses no podrán lanzar cohetes de Brasil hasta que el país sudamericano firme un acuerdo de protección de tecnología (TSA) con Washington para proteger la propiedad intelectual de Estados Unidos. Un intento anterior de hacerlo, en el año 2000, fue dejado de lado por el gobierno de Lula da Silva, cuando asumió el poder en 2003, y nunca fue ratificado por el Congreso. Los legisladores brasileños deben aprobar una nueva  norma que ahora está siendo negociada con Estados Unidos.

Jungmann dijo que, además de las empresas estadounidenses, China, Rusia, Francia e Israel estaban interesados en una alianza con Brasil para usar la base en Alcántara y que prevé varios usuarios para la base. "Creo que podríamos configurar cinco plataformas de lanjzamiento", afirmó.

Diversos países trabajaron con Brasil en cuestiones espaciales. En las últimas dos décadas, China ha colocado cinco pequeños satélites que Brasil usa para observar la agricultura, el medio ambiente y la destrucción de la selva amazónica. Brasil abandonó planes para construir sus propios cohetes tras una explosión y un incendio en 2003 en Alcántara mató a 21 personas. Brasil, entonces, se volvió a Ucrania para suministrar tecnología espacial, pero canceló el acuerdo en 2015, después de que los problemas financieros de la república de la ex Unión Soviética quedara incapaz de suministrar cohetes como prometido. (Javier Bonilla, Corresponsal de Grupo Edefa en Río de Janeiro)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.