Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Israel refuerza su defensa aérea con más aviones de combate F-35

Las Fuerzas de Defensa de Israel han informado de la llegada a la base aérea de Nevatim de tres nuevos aviones de combate F-35, se incorporarán a los Escuadrones 140 y 116 de su Fuerza Aérea.

La adquisición de los F-35A Lightning II, la versión de despegue aterrizaje convencional, es capital para la renovación de la Fuerza Aérea israelí, donde los denominan F-35I "Adir" (Dios). Los primeros nueve F-35 entraron en servicio en diciembre de 2017, poco después, el 22 de mayo de 2018, el entonces comandante de la Fuerza, el general de división Amikam Norkin, informaba que Israel se había convertido en el primer país del mundo en utilizar en combate este cazabombardero de 5ª generación norteamericano.

En noviembre de 2020, se cumplió otro hito con la entrega de uno de estos cazabombarderos habilitado específicamente para funciones de test y pruebas, que además está instrumentalizado y sobre todo cuenta con una arquitectura de software abierta, el único con estas características fuera de Estados Unidos.

Con estos 3 nuevos aparatos, la Fuerza Aérea de Israel cuenta ya con 33  F-35 en servicio, incluido el de test destinado al centro de pruebas de vuelo de la base aérea de Tel Nof, y opera tres escuadrones que tienen sede en la base aérea de Nevatim (al sur de Israel en pleno desierto de Negev): el 140, el 116 y el 117.

Según un alto funcionario de la Fuerza Aérea, "la aeronave se designa como F-35I, ya que tiene características israelíes únicas instaladas en ellas". Estados Unidos se negó inicialmente a permitir la integración de los propios sistemas de guerra electrónica de Israel en el paquete electrónico integrado de la aeronave, este país planeó entonces la introducción de una función plug-and-play (conectar y operar) agregada a la computadora principal del F-35 para permitir el uso de la electrónica israelí de manera adicional y para utilizar el pod externo de interferencias electrónicas o jamming, que se utilizan para confundir y anular los sistemas enemigos.

Israel está además altamente implicado, como resultado de las contraprestaciones industriales obtenidas en la compra, en el macro programa global del F-35, así, IAI fabrica alas para la línea central de fabricación de Fort Worth (Texas-Estados Unidos), teniendo un macro encargo para producir 800 hasta 2032.

IAI también puede desempeñar un papel en el desarrollo de un F-35 biplaza, que no existe hasta la fecha. En este sentido uno de sus ejecutivos explica que “existe una demanda conocida de biplazas no solo de Israel sino también de otras fuerzas aéreas. Dado que los más avanzados aviones de combate cuentan con dos asientos en lugar de los monoplazas". Además las pantallas montadas en los complejos y costosos cascos de los F-35I también se fabricarían en Israel. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los tres últimos F-35  que acaba de recibir la Fuerza Aérea de Israel (foto IDF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.