Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Fiscalía de EEUU imputará por narcotráfico al Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, un acto de “terrorismo judicial”, según Caracas

La agencia Reuters  informaba esta semana de la inclusión del  Mayor General Néstor Reverol Torres, uno de los más altos funcionarios del chavismo en tanto Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, en la lista de militares venezolanos que serán imputados en una corte federal de Brooklyn, Nueva York, con cargos por narcotráfico, una investigación que Estados Unidos abrió hace meses ante la supuesta participación de altos funcionarios venezolanos en el tráfico de cocaína. Sería el más alto funcionario directamente implicado en el proceso.

El rotativo español ABC fue el primero en dar cuenta del informe abierto por Estados Unidos para formular cargos formales por narcotráfico contra oficiales de alto rango del ejército venezolano, varios de ellos generales, en lo que se bautizó como el "Cartel de los Soles", en referencia a las insignias de la uniformidad. La investigación podría estar apoyada por fuentes internas del propio chavismo, como el exjefe de seguridad presidencial, Leamsy Salazar,  que pidió refugio en Estados Unidos a finales de 2014, o los parientes detenidos en una operación antinarcótica de la mujer de Maduro, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas.

La respuesta del gobierno Venezolano  a la información difundida por Reuters, ha sido la siguiente comunicación oficial:

Comunicado de la VICEPRESIDENCIA DE SOBERANÍA POLÍTICA, SEGURIDAD Y PAZ:

La República Bolivariana de Venezuela expresa su más profundo rechazo a la política exterior estadounidense, que a través de terrorismo judicial y policial por parte de sus agencias nacionales y mediante campañas mediáticas mundiales, persigue, amenaza y coacciona el ejercicio del Poder Público venezolano.

A través de la agencia Reuters se ha hecho difusión acerca de una supuesta apertura de investigación penal contra uno de los más altos funcionarios de la República, el Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Mayor General Néstor Reverol Torres, cuya responsabilidad justamente es el control antidrogas con acciones cuyo éxito ha sido notable.

Bajo la gestión de este alto funcionario venezolano se han alcanzado los logros más ostensibles en materia de control y prevención del nefasto negocio del tráfico de drogas ilícitas. No es un secreto para la comunidad internacional el uso artificioso y de doble estándar que hacen agencias estadounidenses de un tema ampliamente sensible, las cuales, bajo la pretendida lucha contra el narcotráfico disfrazada de amparo a la salud, despliegan acciones intervencionistas y violatorias de las soberanías nacionales.

Venezuela es un país reconocido por las agencias especializadas de Naciones Unidas y académicas en la prevención y combate de este delito transnacional, no obstante no haber caído jamás en la centrifuga de los cultivos y producción de drogas, cuestión que difícilmente podría afirmar con elevada moral los Estados Unidos de América, que en lugar de reducir el delito, lo que ha hecho es aumentarlo peligrosamente por todo el mundo, hasta niveles escandalosos, tal y como muestra el caso de Afganistán que durante esta década de invasión estadounidense, pasó de producir ilícitamente el diez por ciento del opio mundial a noventa por ciento. La República Bolivariana de Venezuela exige al Gobierno de los Estados Unidos de América que ajuste sus procedimientos a la legalidad internacional, evitando manipulaciones que seguramente obedecen a intereses subalternos ajenos a la correcta y segura respuesta jurídica contra el crimen.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.