Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Portavoces de Indra en Uruguay aclaran el contrato suscrito para mantener los radares ARSR-3D

Cuatro, y no uno, como se ha publicado en un digital del sector, son los radares para cuyo mantenimiento la Fuerza Aérea uruguaya ha seleccionado a Indra, destinando un monto para ello de 389.500 dólares, lo que para un solo dispositivo, como se informa en tal medio, resultaría desproporcionado.

"Son repuestos para los cuatro radares, recordemos que tanto el sistema de emplazamiento fijo como el móvil poseen un radar 3D primario y uno secundario, por lo tanto  estos son repuestos para esos cuatro radares, no para uno como  se ha dicho” nos aclaran desde de Indra en Uruguay. "Hay componentes que ya no están en stock de la Fuerza y otros, como el anillo deslizante, que nunca se habían comprado ya que la necesidad de cambio recomendada por Indra para este repuesto es cada 4/5 años", agrega la fuente.

"Además, se está comprando un repuesto de anillo deslizante (útil para todo el sistema de radares) con el objeto de poseer un  backup, ya que en caso de fallo de cualquiera de los existentes la reparación del mismo, debido a la complejidad que tiene, insumiría varios meses.  Dado que hace 8 años que están funcionando ininterrumpidamente, salvo para tareas de mantenimiento, se ha planificado desde hace tiempo y conjuntamente con la FAU el que contaran con este repuesto para poder mantener los próximos años la carga operativa que tienen actualmente los radares”

Se trata de radares ARSR-3D (M), que  cuentan con un Radar Primario 3D (PSR) que permite la adquisición de “blancos” no cooperativos, captados a través de la emisión y recepción de señales representados en acimut, distancia y altura. Además, procesa datos meteorológicos de contorno e intensidad de nubes, conforme a los estándares utilizados en Aviación Civil.

Asimismo, un  Radar Secundario (SSR) integrado con el Radar Primario permite la identificación de los vuelos a través del proceso de interrogación-respuesta entre el SSR y la aeronave (equipada con Transponder) de acuerdo a las normas establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

La Fuerza Aérea pretende adquirir otro radar movil de menores dimensiones para porciones específicas del territorio nacional no del todo cubiertas, además de algunos de tipo "Gap Filler", cuando el esquivo presupuesto actual y los prolongados trámites administrativos usuales lo permitan, al tiempo que gestiona, denodadamente, la adquisición de nuevos vectores de combate. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.