Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Paralizada la flota de combate de la Fuerza Aérea Uruguaya tras el accidente del A-37B

La medida se comunicó prácticamente durante el velatorio de los jóvenes pilotos fallecidos. Tras el accidente del viernes pasado y como medida preventiva, el General Alberto Zanelli, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Uruguay,  informó que se paralizaron todas las aeronaves de combate de la Fuerza. En el primer informe parcial del siniestro se conjugarían las informaciones de los radares, de las comunicaciones y los testimonios visuales de la tragedia, con las hipótesis tentativas de los especialistas.

"Haremos nuestros mayores esfuerzos para determinar la causa del accidente y poder sacar las conclusiones necesarias para evitar que se pueda producir algún otro accidente de similares características a este" dijo Zanelli.  De la flota de nueve aviones A37 hay cuatro en orden de vuelo y cinco que no están en condiciones. "Independientemente de la edad de las aeronaves, toda esta flota está parada hasta que realicemos todos los procedimientos que consideremos necesarios para asegurarnos la aeronavegabilidad de las que quedaron y en lo posible tratar de armonizar esas inspecciones, -que son individuales a cada avión y por  ser aviones de combate, su régimen de inspecciones es más severo   -con la investigación del accidente para determinar qué fue lo que ocurrió”.  Tarea muy compleja por la condición en la que quedó el aparato, totalmente destruido y despedazado.

Varios aspectos son analizados: la meteorología, (con influencia prácticamente descartada porque no había viento ni nubosidad apreciable al momento del acontecimiento), el factor material (avión, sillas eyectoras), factor humano (pilotos, mecánicos y su historia) y factor comando (por qué estaba volando en esa misión esa aeronave) y así se busca encontrar la causa que llevó a que un avión que "se encontraba realizando un vuelo normal pierda su línea de vuelo y se precipite a tierra desde 3.000 metros de altura o más en menos de 30 segundos". Aparentemente se habría producido un posible fallo electromecánico en ascenso, aunque aún no se puede asegurar.

Los restos de  los Tenientes Diego Medeiros y Cristian Estevez , víctimas de este accidente, fueron velados este sábado en el Casino de Oficiales de la Base Aérea Cap. Boiso Lanza, sede histórica y del Comando de la FAU. El general Zanelli habló durante la ceremonia y se responsabilizó por lo sucedido. “Yo mandé hacer lo que provocó su fallecimiento. Soy el primer y último responsable que ellos estén en la situación que están”, dijo, con muy visible emoción. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.