Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Ingenieros del Ejército Uruguayo y la Armada dejan el Congo

La Compañía de Ingenieros “Uruguay I” culminó su presencia en la República Democrática del Congo tras polémicas y cuestionadas modificaciones realizadas por la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO). Desde el 2001, a través de la firma de un Memorando de Entendimiento entre Naciones Unidas, Uruguay y el país africano, el Ejército Nacional se incorporó a la MONUC, actual MONUSCO. La Ca.Ing.Nº1  tuvo el cometido de proporcionar movilidad, capacidad de supervivencia y apoyo general de ingenieros y logística.

“La importancia de la presencia de ingenieros orientales en territorio congoleño, fue vital, actuando en áreas alejadas, como Dungu en la frontera  norte con el Sudán del Sur, una región casi virgen del África profunda. Esa localidad se vio beneficiada con un aeropuerto construido por nuestros hombres”, sostuvo en la bienvenida de la tropa el Sr. Comandante en Jefe, General de Ejército, Guido Manini Ríos.

Las primeras obras de ingeniería técnica se realizaron en las ciudades de Kinshasa, Basankusu y Boende. Los efectivos llevaron a cabo el asentamiento y fortificación de las bases, reparación de edificios antiguos que datan de la colonia belga, calles, carreteras, mantenimiento de aeropuertos, construcción de helipuertos, entre otras labores.

Desde el año 2001 la compañía es la responsable de la potabilización del agua utilizada  por Naciones Unidas, del agua utilizada por las ONG`S y la población de algunas localidades de ese país. En el momento se encuentran instaladas seis UPA´S. Ellas están en las ciudades de Kisangani, Kindu, Uvira, Kalemie y dos en Bunia. El arma ,además, ha registrado la baja de un oficial en estos escenarios.

Desde el 2010 los ingenieros se desplegaron con más de 190 integrantes por contingente y el último destino fue la ciudad de Kavumu en el Kivu del Sur. Asimismo también retornó, por razones de economía, por parte de la ONU, la unidad de la Armada Nacional destacada en este país, la llamada “Misión Riverine”, que ha realizado un promedio de 155 rescates anuales.

Aunque la prensa no especializada uruguaya informó que las repatriaciones de Ingenieros se debieron a no cumplir actualmente con los estándares técnicos fijados por la ONU, junto a los Ingenieros sudafricanos, en el caso uruguayo se conjugaron la disminución de recursos por el lado del organismo multinacional y contingencias presupuestales uruguayas quellevaron a estirar al máximo la vida útil de los equipos utilizados en base a ingenio.

Se teme, además, que en un cuadro de severa contención económica soportado por las Fuerzas Armadas uruguayas en la última década, el hecho de no recibir un apreciable emonumento por estas misiones internacionales, una vez concluida la presencia uruguaya en Haití, pueda agravar aún más la situación, ya que Uruguay recibía anualmente una cantidad de algo más de 50 millones de dólares por este concepto.

Se mantendrá en este escenario africano el “Batallón Uruguay” del Ejército, apoyado por la Fuerza Aérea con dos helicópteros Bell 212-que en los últimos días han evacuado numerosos heridos de bala tras enfrentamientos varios- basados en el Aeropuerto de Kavumu, que también gestiona la FAU. Uruguay, además de una emblemática misión de observadores en Cachemira y algunos otros en diversas partes del mundo, mantiene un pequeño contingente en Sinaí, a cargo de la MFO, desde hace más de 30 años. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.