Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El grave estado de salud del ministro de Defensa uruguayo abre los sondeos sucesorios para el cargo

Internado y en estado de coma, habiendo sufrido sucesivos cuadros de insuficiencia respiratoria y tres fracturas de cadera en los últimos meses, el ministro Eleuterio Fernández Huidobro es improbable pueda reasumir sus funciones y de hacerlo, si se produjese una mejoría, sería para abordar su transición al frente de Defensa.

Fernández Huidobro ha logrado granjearse cierta simpatía en el ámbito castrense, no solo por deslindar responsabilidades con los grupos más radicales que aún insisten en recordar episodios de la lejana dictadura, terminada hace casi 32 años, también por oponerse a los fortísimos recortes en materia presupuestal y de equipamiento y en todo lo que atañe a la órbita previsional. Para minimizar graves pérdidas por mala gestión y escándalos administrativos en varias empresas públicas durante la anterior presidencia de José Mujica, parte del oficialismo pretendió responsabilizar parcialmente por el gran déficit público a los emonumentos y necesidades materiales de los militares y diversos sectores del área Defensa y Seguridad.

 

Como presumibles sucesores en el cargo se barajan los nombres de Daniel Montiel, vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP) y ex jerarca de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, con bastante buen tránsito en algunos sectores de las Fuerzas Armadas, así como el del actual ministro del Interior, Eduardo Bonomi, hombre del mujiquismo, al cual los uniformados no ven con buenos ojos por haber militarizado a las tropas de élite policiales y a todos sus cuerpos de choque, dotándolos con fusiles de asalto AK 103, de precisiòn Dragunov, ametralladoras Bizon, blindados, etc , solicitar asumir funciones tradicionalmente de Ejército, Fuerza Aèrea y Armada en determinados controles fronterizos e instrumentar a nivel teórico desde direcciones y hasta la subsecretaría ministerial, un esbozo de Ministerio de Seguridad, conjugando sus fuerzas con algunos probables grupos de elite militares.

 

Además, la oposición en pleno demanda la salida del ministro del Interior por el fracaso de su administración, iniciada hace casi 7 años, periodo en que las estadísticas de violencia se han incrementado casi al doble, además los disturbios deportivos han llevado a las fuerzas policiales a abandonar la custodia de los estadios, cuestionando parte de la opinión pública la figura de Bonomi. De producirse su paso al Ministerio Defensa, se comenta reiteradamente que sería relevado en el de Interior por el actual fiscal de Corte Jorge Díaz.  (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.