Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Duras críticas del Jefe de la Fuerza de Mar de la Armada Nacional Uruguaya al Gobierno por las graves dificultades presupuestarias

(defensa.com) Durante el 195° aniversario de las Fuerzas del Mar, su titular, el C/N Jorge Jaunsolo, criticó el presupuesto destinado a la Armada por parte del Gobierno. Jaunsolo se disculpó por el no cumplimiento de sus compromisos: “Este comandante no pudo cumplir, por razones que no vienen al caso, lo que prometió el día que asumió el comando, que era mantener el servicio". “De esto me hago responsable y a la vez me disculpo, pero es imposible mantener todo una fuerza de mar con solamente un presupuesto de algo más de U$S 700.000 al año. Lamentablemente, al no cumplir con lo anunciado anteriormente tampoco he cumplido con la intención de arraigar al personal a sus unidades”, añadió.

Así mismo señaló: “Seguimos obligados por necesidad a continuar calificando al personal para el desempeño de funciones más allá de la unidad en la que presta servicios. Ya llevamos varios años trabajando de esta forma. Esperemos que en un futuro no muy lejano podamos revertir esta situación”.

Dependiente del Comando de Flota (COMFLO), el cometido de la Fuerza de Mar –FUEMA- es emplear, organizar, adiestrar, alistar y sostener las fuerzas navales, los efectivos y medios aéreos y terrestres, y los órganos de apoyos asignados, a fin de contribuir al cumplimiento de los objetivos de la Armada.

Las penurias de la Armada Nacional Uruguaya, han sido tratadas intensamente en el Parlamento últimamente, sin soluciones a la vista. Con problemas hasta para mantener uniformes, y obligada a imponer estrictas condiciones comerciales para , por ejemplo, cambiar su parque automotor, para poder dotarse de recursos tecnológicos imprescindibles como es una red de radares costeros, patrulleros oceánicos, o, urgentemente, helicópteros con capacidad SAR- una vez que los Wessex desprogramados no fueron suplantados- la organización depende casi siempre  de recursos extra presupuestales, con lo que se someten los requisitos técnicos mínimos en cada opción, a consideraciones  políticas y del momento, no siempre deseables ni atendibles, ni teñidas, en otros actores oficiales, de conocimientos específicos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.