Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Curiosa circular del Servicio de Material y Armamento del Ejército uruguayo prohibiendo vender fusiles semiautomáticos

Emitido el mismo día en que  se produjo el robo de fusiles Steyr AUG en una garita de guardia del Batallón de Infantería 1 del Ejército Nacional uruguayo, al que siguieron varios intentos de apropiación de armas en las 3 Fuerzas, el Servicio de Material y Armamento del Ejército difundía discreta e internamente (pese a que reclamaba la máxima exposición a su comunicado) la circular 002/16, en la que su Registro Nacional de Armamento prohibía la venta de fusiles semi automáticos en calibres superiores al .22 con cargadores extraíbles con más de 5 disparos excepto a coleccionistas certificados. La misiva está firmada por el director del Registro Nacional de Armas (RNA) del Servicio de Material y Armamento, coronel Daniel Farías.

Se alude a calibres 5.56 OTAN, 2.43 Winchester, Remington 223 y Remington 260, así como se exige a quienes tengan ese tipo de armamento proceder a su pronto registro como coleccionistas. Esta Circular, en un rango jurídico inferior a las leyes, decretos o reglamentos, puede ser objetada en cualquier momento. El 6 de agosto de 2014 el Senado aprobó la ley 19.247 de porte y tenencia de armas y, a pesar de que se enunciaba que debería ser reglamentada en 90 días,  nunca se hizo, por lo cual su vigencia es más que dudosa.

La redacción del decreto reglamentario se ha visto demorado por diferencias entre Defensa e Interior sobre cómo debe funcionar el Registro Nacional de Armas y, frente a los 15 artículos de la ley ,ya se esbozan más de 360 del decreto en elaboración hace meses, con la dificultad de no contradecir, ratificar, y en algunos casos derogar normas de varias décadas atrás, algunas de los años 40.

De cualquier modo, el robo o venta clandestina  de armas provenientes de comercios, Fuerzas Armadas y especialmente Policía- centenas de pistolas Glock, e inclusive parte del armamento proveniente del arsenal del ex terrorista Saúl Feldman, indebidamente almacenado en dependencias policiales y no militares como marca la Ley- crece en forma geométrica, así como la criminalidad (que decuplica, para 3,5 millones de habitantes la tasa de homicidios de Madrid y duplica la de Buenos Aires, superando inclusive la de Nueva York). En ese contexto, menos del 3,5% de las armas declaradas dentro del país están en manos de coleccionistas y ninguna de las que usa habitualmente la delincuencia lo están, de modo que el raro comunicado del RNA, además de despertar sospechas de ser irradiado para cubrir al Ejército de cualquier ulterioridad frente al robo consumado, o que se suponía que el mismo podía acontecer, no tendrá consecuencia alguna en el mundo del crímen, como sí las tendría un marco normativo que impusiese una menor contemplación con la extrema tolerancia judicial hacia la delincuencia, dictaminando exoneraciones, prisiones domiciliarias o libertades poco usuales a conocidos criminales constantemente, causando una atmósfera de disconformidad popular creciente hacia los magistrados. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.