Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Comandante en Jefe del Ejército Uruguayo deplora públicamente dos casos emblemáticos de desaparecidos durante la dictadura

El comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos,  brindó un amplio reportaje al portal local de actualidad Ecos LA, en el cual aludió a situaciones que lo colocaron en insólitas polémicas como, por ejemplo, cuando conocidos legisladores lo condenaron airadamente en nombre de una subjetiva definición de laicidad por haber realizado un saludo navideño. Uruguay denomina desde hace 100 años a esa festividad "Día de la Familia" (aunque toda la población dice Navidad) y a la Semana Santa como "Semana de Turismo".

El jerarca castrense a ese respecto expresó: " ¡El mundo entero dice “feliz Navidad”! ¿Dónde está la violación a la laicidad? Para mí están viendo fantasmas. No fue mi espíritu violar nada, solo marcar la fecha para que no pase como una fecha comercial más. Yo entendí que no hería a nadie. Por eso me dirigí a creyentes y no creyentes", agregando "la Navidad significa una revalorización de la familia. El deterioro familiar para mí es la causa primera de los problemas que estamos viviendo".

Manini Ríos  se refirió, seguidamente, a los casos de dos desaparecidos cuya situación fue aclarada: el maestro y periodista Julio Castro y la argentina María Claudia García, la madre de la actual diputada oifcialista Macarena Gelman, nuera del poeta montonero (y entonces encargado de altas finanzas de esa organización terrorista argentina) Juan Gelman.

Dijo que cuando apareció el cuerpo de Julio Castro y se estableció que había sido ejecutado sintió "una gran vergüenza. Se comprobó que mataron a alguien de 69 años que no era guerrillero; era periodista. Ninguna razón pudo justificar algo así. El que lo hizo, lo hizo por una concepción totalmente errada. Las Fuerzas Armadas capturaron a los principales líderes guerrilleros y los cuidaron muy bien."

En relación al principal referente  de la banda guerrillera Tupamaros, Raúl Sendic-padre del ex vicepresidente Raúl Sendic Jr., que recientemente debió dejar el cargo por acusaciones de corrupción durante  sus gestiones en la petrolera, cementera  y azucarera estatal Ancap , así como en el Ministerio de Industrias, Energía  y Minería- recordó que, aún en democracia" éste fue capturado gravemente herido en la cara, fue operado varias veces para salvarle la vida. Se lo pudo haber dejado morir, y no se hizo. No era la forma de actuar del Ejército.Tres o cuatro años después, sobre todo en el Servicio de Información y Defensa, comenzó a haber otra forma de actuar. Y ahí comenzaron a ocurrir los casos más injustificables de la dictadura, como el caso Castro, el segundo vuelo-trasiego de detenidos entre Uruguay y Argentina- y el caso María Claudia García de Gelman".

Con respecto a este último señaló que fue "lo más bochornoso e indefendible que se pueda haber realizado en aquellos años. Es el mismo horror que(el caso) Castro, pero acaso peor porque María Claudia tenía 19 años". Afirmó que le gustaría "que se conociera exactamente la realidad de lo que ocurrió, cómo ocurrió, quién fue responsable, y que no pague el Ejército por las barbaridades que hicieron algunos".

El caso -que implica que fuerzas del  servicio de inteligencia naval argentino trasladasen clandestinamente a Uruguay,embarazada, a esta detenida , desaparecida tras dar a luz en noviembre de 1976, Montevideo- contiene además el agravante de que algunos militares uruguayos permitieron que los uniformados argentinos intentasen presionar con el secuestro(simultáneo al de su hijo y esposo de ésta,también guerrilero) al terrorista y literato Gelman, para saber acerca del destino de varios millones de dólares del grupo delicitivo depositados en Suiza a su cuidado, mientras casi simultáneamente, el co-dictador argentino Almirante Emilio Massera negociaba, a  principios de 1977 entregar dinero a los montoneros para evitar atentados durante el Mundial de fútbol de 1978.

Si bien Uruguay durante su dictadura(1973-1985) registró menos desaparecidos- poco más de 25- que el resto del Cono Sur en momentos y regímenes similares, familiares y allegados reclaman el esclarecimiento de detenidos uruguayos en el resto de la región (unos 170 más). (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.