Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Capitán Miranda, buque escuela de la Armada Uruguaya, vuelve a navegar

Tras un larga período de reparaciones, iniciado en 2013 y que aún no ha terminado, insumiendo alrededor de 4 millones de dólares a su culminación, el emblemático velero escuela uruguayo vuelve a estar presente, hoy 15 de noviembre, en el acto que tradicionalmente celebra el 200 aniversario de la Armada Nacional frente a la plaza homónima sobre la costa montevideana.

El ROU 20 abandonó en enero, tras 4 años,  el astillero denominado "Dique Mauá", en el centro de Montevideo, para dirigirse a su tradicional ubicación, en el muelle naval del puerto, donde se concluirán las tareas, especialmente en lo que concierne a terminaciones y electro-electrónica, ya habiendo superado las pruebas de generación y motores. Se substituyen así, en resumen,  el 95% de los equipos de navegación, comunicación , propulsión, bombas y tapizados internos. También se  reacondicionaron los camarotes —sobre todo el de las guardiamarinas y personal subalterno femenino— y se dispuso un nuevo salón de estudios, antes inexistente. Las obras estuvieron a cargo del Servicio de Construcciones y Reparaciones de la Armada/SCRA, contando con el concurso de proveedores locales.

El Miranda, construido en 1930 en el conocido como  Astillero de Puerto Real, o Factoría de Matagorda,  sirvió originalmente como buque hidrográfico para las investigaciones oceanográficas y la confección y preparación de las cartas náuticas, tras lo cual se convirtió en velero escuela hacia 1978. Tras una reforma profunda encomendada en 1993 a la entonces Bazán (actual Navantia) , tras descartar propuestas extranjeras, se le encarga al SCRA en 2013 la Reparación Mayor del ROU20, con la premisa de mantener y/o mejorar las capacidades operativas y funcionales del Buque.

Se realizó el estudio técnico de las necesidades del buque y se determinaron las especificaciones técnicas de los equipos y sistemas, para la confección de los pliegos técnicos, así como también el estudio de las ofertas para asesoramiento en las adjudicaciones de equipos. En su actualización se ha dado un salto tecnológico generacional. Hoy será la primera vez desde abril de 2013 en la cual que buque deje instalaciones de la Armada para apostarse frente donde tradicionalmente se celebra la principal festividad de su Fuerza, para luego continuar con sus tareas y pruebas de mar, estableciendo en próximos meses su aptitud para realizar su 23º viaje de instrucción por diversos puertos del mundo, con una nueva generación de Guardamarinas recién egresados. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.