Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La autorización de EEUU, entre otros trámites, necesaria para aceptar las Skymaster ofrecidas a Uruguay por la Armada de Chile

Para que la Aviación Naval de la Armada Uruguaya pueda, efectivamente, recibir las tres aeronaves  Cessna 02A Skymaster,  derivado militar del Cessna 337, ofrecidas por su par de Chile, deben aún superarse una serie de trámites, lo que no permitiría dar el hecho como consumado sino, meramente, en fase de tratativa. En febrero de este año ya adelantamos en defensa.com la posibilidad de esta cesión, tras ser remplazados en la Armada Chilena estos aparatos por los Vulcanair P­68, seleccionados dentro del denominado Proyecto Piquero (compitiendo con el Tecnam P2006, el Beechcraft Baron y el Omadam Skycar).

El avión viene, de hecho, siendo analizado desde hace más de una década por la Aviación Naval del Uruguay, incluso en sus versiones modernizadas. De concretarse un acuerdo sería no más que un paliativo para la terrible situación que enfrenta el Arma y la Fuerza del país rioplatense, como venimos recalcando. Pero para que se lleve a cabo, aunque se ha elevado la petición, Estados Unidos, primer titular de las aeronaves, debe apoyar la donación chilena y el  Ministerio de Defensa  uruguayo realizar, por su parte, todas las diligencias pertinentes. Hay, de momento, gestiones  e interés, nada más.

Tras una inspección de los aparatos in situ, aprobándose la propuesta por el lado uruguayo, restan diversos trámites y formalidades hasta concretar efectivamente su recepción, siendo, de producirse su arribo, los primeros aviones de enlace y patrulla costera que el arma dispondría tras la desprogramación de 3 Cessna 182 Skylane y 2 Piper PA 34 Séneca II en los últimos años. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.