Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El submarino "S-80" se retrasa hasta 2017 pero no afecta a su exportación

Miguel Ángel Gavira MADRID.

 

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, recibe a el Economista en su despacho del Ministerio con el informe encargado a Electric Boat por el sobrepeso del submarino S-80 todavía caliente. Tras conocer la opinión del consultor, que confirma que se necesita un rediseño, el Sedef ultima la hoja de ruta y el primer paso será retrasar la entrega de la primera unidad a 2017, un hecho que no afectará a la campaña de exportación.

 

¿El recorte de 7.000 millones en los programas de Defensa supone que no habrá nuevos proyectos?

Es justo lo contrario. Con la reprogramación planificamos en qué momento va a ser posible iniciar nuevos programas. La situación económica comenzará a mejorar y en 2015 el Gobierno tendrá estrategias mucho más claras de inversión.

¿Y qué nuevos programas se lanzarán a partir de 2015?

Vehículos Acorazados 8x8 para el Ejército de Tierra, sistemas no tripulados para el Ejército del Aire y buques de escolta y fragatas para la Armada. Aprovecharemos ese momento para implantar los nuevos programas con un sistema de control donde la Dirección General de Armamento actúe como una agencia centralizada.

¿Qué ventaja tiene una sola central del compras?

La gestión es más consistente y eficiente porque se agrupa en un sólo órgano todos los recursos de ingeniería y de gestión de programas. Se puede negociar de una manera más sólida con los proveedores, como ha quedado demostrado en esta fase de reconducción de programas de la
Dirección General de Armamento. Con ese diálogo único con los contratistas principales se han logrado acuerdos que han permitido un ahorro de más del 20 por ciento sobre el presupuesto inicial, siendo el caso más flagrante el del helicóptero NH-90, donde se ha reducido notablemente el número de unidades para convertirlas en operativas.

Con el actual paro juvenil ¿se han planteado recuperar la'mili'?

No. El paso hacia un Ejército Profesional satisface a las Fuerzas Armadas y la sociedad: no hay vuelta atrás.

¿En qué punto está la auditoría sobre el exceso de peso del submarino 'S-80' y el problema de diseño?

Tras detectar junto con Navantia un exceso de peso hemos pedido un informe a un tecnólogo externo y Electric Boat ha confirmado que el análisis
de la Armada era correcto. La solución es aumentar el empuje del submarino incrementando la eslora, ya que el desvio era de más del 8 por ciento. Tenemos que reprocesar la ingeniería y estudiar en qué zonas del casco hay que realizar ese alargamiento. Esos cambios los aplicaremos en el submarino S-82, el número dos de la serie, que pasará a ser la primera entrega, mientras que el S-81 se dejará para el final porque está en un estado de avance tan grande que sería más complicado y costoso.

¿En qué fecha estará listo el'S-82?

Es difícil poner una fecha con precisión, pero calculamos que se entregará en 2017. Lo que le importa a Defensa es que no entre en un momento de quiebra nuestra fuerza submarina por falta de efectivos y eso se va a resolver gracias al lanzamiento de la carena (alargamiento de vida) del último submarino de la serie S-70 para asegurar su estabilidad cinco años más.

¿Qué sobrecoste tendrá?

El informe no entra en el terreno de los costes. Aporta información muy útil en el problema de los pesos, pero la solución del programa todavía no está formulada. Primero hay que acreditar que tenemos capacidad en Navantia para hacer un submarino que cumpla con las especificaciones de la Armada. Después, sabremos exactamente cuántas unidades se necesitan y su coste. Mientras, el techo de los 2.135 millones del programa no se va a modificar.

¿Influyeron las prejubilaciones de Navantia en los problemas del diseño del'5-80'?

Los problemas del submarino se derivan de la dificultad técnica que supone lanzar un submarino. Es un problema común para Navantia y otros países de alto grado de sofisticación tecnológica, como EEUU, Reino Unido o Australia, con programas de submarinos que necesitan una rampa de aprendizaje muy prolongada y no tiene nada que ver con saber hacer fragatas o buques de patrullas marítimas. Navantia tiene un reconocido prestigio y todo el mercado sigue con atención que sea capaz de lograr un submarino competitivo.

¿Peligra su exportación?

Todavía estamos a tiempo para capturar una parte del mercado de submarinos de la próxima generación y el S-80 sigue situado en las primeras plazas.

¿Es tan española Navantia como Airbus Military o Santa Barbara?

Todos los que producen bienes y servicios en España y los exportan, me da igual el porcentaje de capital que sea español o sea de otro país, son contribuyentes a nuestra presencia como país industrial y exportador. El prestigio de España gracias a su participación en el sector aerospacial europeo es muy notable y no se puede pensar que no es parte de nuestra imagen exterior.
¿Podría dejar de ser la industria de Defensa española competitiva por la caída de inversión en I+D?

Los ciclos de I+D en Defensa son largos y admiten retrasos pero no podemos seguir indefinidamente sin invertir, por eso es tan urgente que empecemos a pensar en la nueva generación de programas con los que llegue la evolución al próximo escalón tecnológico para España.

¿Es un problema para la campaña de exportación de Airbus Military la venta a terceros de 13 aviones 'A400M' por parte de Defensa?

No. Lo importante es que este avión acredite rápidamente sus capacidades una vez que entre en operación. Sería un error desde el punto de vista comercial dejar el mercado de exportación para el final del programa.

¿Por qué se ha deshecho Defensa de su participación en Hispasat? ¿No la considera estratégica?

La operación consolida la españolidad de Hispasat y asegura la expansión del negocio para mantener su independencia. El Estado mantiene una posición accionarial coherente y el acuerdo garantiza que la gestión de los satélites gubernamentales de uso militar quedará protegida como hasta ahora.

Publicado en el Economista el 27 de julio de 2013  www.eleconomista.es


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.