Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Russian Helicopters carga contra “Defense News”

El hecho que Russian Helicopters no se haya incluido entre los cien mayores fabricante de defensa del mundo en 2016 por parte del medio estadounidense Defense News ha sido considerado competencia desleal y manipulación de la información, de cara a menguar la posición de uno de los principales fabricantes de helicópteros del mundo, según Igor Korotchenko, director del Centre for Analysis of World Arms Trade (CAWAT). El experto se ha preguntado qué ha ocurrido para que haya estado clasificada entre las 30 más grandes en los cinco ejercicios anteriores y se situó en la 25ª en 2015 y ahora haya salido del listado. Russian Helicopters prevé registrar este año pedidos de 500 unidades. En 2016 tuvo unas ventas de productos militares de 2.995 millones de dólares, sobre un total de 3.633 millones, por lo que debería estar entre las primeras 30 empresas, entre la estadounidenses Bechtel y la británica Backbock.

Según Korotchenko el ranking de Defense News está creado para salvar la imagen de los fabricantes de helicópteros occidentales, que han perdido recientemente varios concursos en países que han  optado por los de Russian Helicopters. En el ranking y por tercer año consecutivo Almaz–Antey ocupa el puesto 11º, la mejor entre las empresas rusas; con unos ingresos de 7.400 millones de dólares. La 14ª la ostenta United Engine Corporation (dos puestos mejor, con 5.600 millones) y la última entre las rusas es Tactical Missiles Corporation, la 32ª, ascendiendo cinco lugares, con 2.800 millones. El líder sigue siendo Lockheed Martin (ingresos en defensa de 43.400 millones), seguido una vez más de Boeing (29.500 millones) y de BAE Systems (23.600 millones). Para establecer la lista se basa en fuentes públicas, cuentas anuales y datos proporcionados directamente por las compañías.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.