Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Maxam quiere vender sus explosivos en China este año

La compañía inaugurará junto a dos socios locales la mayor planta del país, en la que ha invertido 70 millones.

R. Gutiérrez MADRID.

Más de dos años después, la alianza comercial en China de Maxam, especializada en la fabricación de explosivos, está a punto de ver la luz. Así lo reconocen fuentes de la compañía a este periódico, las cuales aclaran que la joint venture que formará con dos socios locales podría culminar el largo proceso administrativo en los primeros meses de este año. “Una vez contemos con todos los permisos para comenzar a operar por medio de esta alianza estaremos de lleno en el mercado chino”.

 

Este acuerdo de colaboración, que cuenta con el apoyo de las autoridades chinas tanto a nivel estatal como regional y provincial, fue anunciado en octubre de 2010 y supone la consolidación de un importante proyecto junto a los dos socios chinos con los Maxam inició una relación comercial en 1998.

Una de las piezas clave de este acuerdo de colaboración es la construcción de una planta de fabricación de explosivos y de sistemas de iniciación (detonadores) en la ciudad de Lao Quiuyu, situada en la provincia de Sahndong. Una instalación de 70 millones de euros que convertirá a la empresa en proveedor directo dentro de los sectores de minería, canteras y construcción de infraestructuras en China.

 

Obras empezadas

Pese a que la joint venture no estará lista hasta dentro de unos meses, esta planta de fabricación comenzó a levantarse a principios de 2012 con el objetivo de tenerla lista para finales de este mismo año o, comomuytarde, a principios de 2014. La plantilla inicial de esta instalación será de 300 personas.

“Esta alianza es también estratégica para las autoridades del país porque nosotros aportamos la tecnología que ellos demandan. China tiene previsto afrontar durante los próximos años un importante plan de mejora de sus infraestructuras y nuestra experiencia en explosivos es garantía de seguridad para sus trabajadores y de máxima eficiencia”, dicen desde Maxam.

La empresa española logró en 2011 una facturación en Asia de casi 70 millones de euros, lo que representa un 7 por ciento sobre los ingresos totales registrados ese año, que ascendieron entonces a 989 millones de euros. Una cifra que se incrementará progresivamente en cuanto la planta de fabricación esté al máximo rendimiento.

Para José Fernando Sánchez-Junco, presidente y consejero delegado de Maxam, “nuestro proyecto en China es un paso adelante en la consolidación de nuestra presencia en Asia, donde desde hace años tenemos una fuerte posición en los estados vecinos de Uzbekistán, Kazajstán y Mongolia”.

Maxam está participada por el fondo de capital riesgo Advent, el cual aterrizó en la empresa a finales de 2011 con un 40 por ciento de su accionariado después de comprar su participación a Portobello y Vista Capital.Hace apenas un mes, la empresa suscribió un préstamo sindicado por 280 millones con un grupo de entidades financieras (BBVA, Banesto, HSBC y Bankia, entre otros) para asegurar su estabilidad financiera y proseguir con su expansión internacional.

Publicado en El Economista el 29 de enero de 2013. www.eleconomista.com

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.