Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los guardaespaldas de Putin

A diferencia del mediático servicio de protección del presidente de los Estados Unidos, apenas se filtran datos del denominado Servicio de Seguridad Presidencial ruso, que protege al presidente Vladimir Putin y otros altos cargos del Gobierno de la Federación de Rusia. Es difícil encontrar noticias en español del conocido por sus siglas en ruso SBP, que depende del Servicio Federal de Protección o FSO, que protege principalmente al máximo dirigente ruso.

En los últimos días ha aparecido la imagen que acompaña esta noticia, son tres miembros del SBP protegiendo la limusina Mercedes Benz presidencial , armados con los modernos fusiles de asalto AK-104,  fabricados por el Grupo Kalashnikov en la ciudad de Izhevsk, de hecho su diseño, muy mejorado, deriva del mítico AK-47, que diseño Mijaíl Kaláshnikov en los años cuarenta.  

Los agentes del SBP encargados de la protección directa del presidente Putin proceden de las fuerzas de operaciones especiales de Rusia, conocidos como Spetsnaz, hoy la punta de lanza contra el terrorismo islámico que  golpea a la Federación. En la imagen están armados con sus AK-104, dotados con múltiples accesorios (punteros láser, linternas, miras holográficas, etc).  Así mismo los tres miembros del SBP portan grandes banderas de Rusia en sus mangas y en tres puntos de los cascos, en los que se aprecia la sujeción en su parte delantera para colocar equipos de visión nocturna.

El SBP, cuyo origen se remonta a la época soviética, cuando se creó en el seno de la KGB una dirección general, la novena, para proteger a los altos dirigentes del Partido comunista,  cuenta actualmente con unos 9.000 miembros que cubren múltiples facetas de seguridad e inteligencia.

Respecto al vehículo que escoltan los agentes del SBP, se trata de una limousina blindada Mercedes Benz, detrás se puede ver un todoterreno 4x4 de la misma firma, que utilizaría la escolta.  Según el medio oficial ruso Sputnik, el FSO cuenta con 48 Mercedes-Benz S600, los menos costosos tiene un precio de unos 6 millones de rublos (77.000 euros), aunque cuatro de ellos, los más caros y protegidos, tendrían un valor unitario de más de 60 millones de rublos (770.000 euros).

Ya se han presentado los vehículos sustitutos de esta flota de vehículos presidenciales, de diseño y construcción rusa, denominado Kortezh (“comitiva” en español). Según los medios rusos el prototipo se entregaría en 2018, y en 2019 estarían en plena producción. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Tres agentes del SBP escoltan la limusina presidencial.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.