Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

ITP despega en el negocio de motores para aviones medianos

T.F. Bilbao

Industria de Turbo Propulsores (ITP), participada por Sener (53,1%) y Rolls-Royce (46,8%), ha dado un espaldarazo a su estrategia de futuro al aliarse con la compañía norteamericana Pratt & Whitneypara entrar en el mercado demotores de aviones comerciales medianos.

El grupo aeronáutico liderado por Ignacio Mataix invertirá en este proyecto cerca de 100 millones de euros en cinco años, con el objetivo de suministrar a la compañía americana estructuras y elementos externos durante veinte años para las cuatro aplicaciones existentes del motor GTF. Estas piezas se fabricarán en las plantas que el grupo vasco tiene en Zamudio (Vizcaya) y México. La familia de motores GTF equipa actualmente los modelos de aviones A320neo de Airbus, C-Series de la canadiense Bombardier, el japonés Mitsubishi Regional Jet yel ruso IrkutMS-21.

Las previsiones de ITP apuntan a conseguir con esta alianza estratégica unas ventas de 2.500 millones de euros durante la vida del programa, es decir ingresos anuales de unos 100 millones. Además, el contrato permite a ITP contar con un nuevo cliente (Pratt & Whitney) y entrar en el mercado de aviones comerciales de un solo pasillo, donde no estaba presente hasta ahora. El segmento de los aviones medianos es el mayor de toda la aviación comercial, con una flota mundial actual de 12.000 aeronaves, que podría alcanzar las 23.000 en los próximos 20 años. La producción mundial de motores de tamaño medio en estos 20 años será superior a las 40.000 unidades para poder alcanzar esas cifras de crecimiento de flota. Ante esta demanda, Mataix espera tener presencia en más de un tercio de los motores de aviones comerciales de pasillo único que se suma al 50% que ya tienen en los de doble pasillo.

Apoyo financiero

El fabricante de turbinas para motores de avión reclama “apoyo financiero” para desarrollar un plan estratégico que contempla inversiones de más de 600 millones desde 2011 hasta 2015. El pasado ejercicio, la inversión de ITP sumó 70 millones, de los que 49,4 millones fueron para I+D y más de 19 millones para aumentar la producción en Zamudio y México.

ITP cerró 2011 con un beneficio neto consolidado de 58 millones, un 37% más, mientras que la facturación creció un 7,4%, hasta 519 millones. La mejora fue del 28% en las ventas del negocio civil (con 220 millones) y del 1,3% en las de defensa.

Publicado en Expansión el 3 de enero de 2013 www.expansion.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.