Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La filial española de EADS entregará este mes el primer 'A400M' francés

·Será el pistoletazo de salida para la campaña de exportación del avión de transporte militar.

Miguel Ángel Gavira MADRID.

La filial española de EADS hará todo lo posible para entregar el primer A40OM a una fuerza aérea antes de que finalice el mes. Según explican fuentes solventes conocedoras del calendario, Airbus Military realizará el Transfer of Title (transferencia del título) del avión de transporte militar europeo en julio.La primera entrega -que no se hará finalmente con una gran ceremonia- supone para el programa el pistoletazo de salida de la campaña de exportación del avión. El A40OM tiene un mercado potencial de 400 aparatos para los próximos 20 años, lo que supone más de 50.000 millones de euros de potenciales ingresos en dos décadas para la compañía dirigida por Domingo Ureña que engloba los activos de la antigua Casa (Construcciones Aeronáuticas).

La incorporación a un ejército representa para el avión de transporte militar la mejor promoción para su venta, ya que comenzará a operar lo más pronto posible en misiones humanitarias o maniobras de la OTAN, lo que supone que fuerzas armadas de muchos países comprobarán sus capacidades in situ.

Cuatro entregas en 2013

Antes de que finalice el año, Airbus Military deberá entregar cuatro unidades a los clientes del programa de lanzamiento. En concreto, tres a Francia y una a Turquía. El Ejército galo necesita ya este aparato para cubrir sus necesidades y en cuanto los pilotos terminen el correspondiente curso de formación -que ya ha comenzado antes de la entrega gracias al centro de entrenamiento que Airbus Military posee en Sevilla- se incorporará a la flota gala. De hecho, Francia ya cuenta con 28 aparatos CN-235, aviones de transporte militar que también fabrica la filial española de EADS, para poder compensar el retraso del programa.

En la última modificación del calendario del A400M, el primero de los 174 aparatos encargados por ocho clientes debería haber sido entregado en el primer trimestre de este ejercicio, pero hubo una dilación debido a problemas técnicos en el motor. Aún así, este descuadre de fechas no afecta a las entregas de este ejercicio: las cuatro ya comentadas.

En el caso de España, el primer aparato de los 27 pactados debería recibirse a comienzos de 2016. El Ministerio de Defensa ha anunciado recientemente que, tras la revisión a la baja de los grandes programas de armamento, los recortes de presupuesto obligan a que 13 de estos 27 aviones no los adquirirán las fuerzas aéreas españolas y se intentarán vender a terceros con la colaboración de EADS. En principio, otros países de lanzamiento, como Francia y Alemania, están dispuestos a recortar los aparatos con los que se quedan y seguirán el mismo esquema. De todas maneras, el problema para el gigante aeronáutico europeo por estos recortes no debería hacerse palbable hasta, como mínimo, la próxima década ya que todos los países socios en el programa sí que necesitan ya las primeras unidades del Grizzly para poder sustituir a su obsoleta flota de aviones de transporte militar.

Tres objetivos prioritarios

Cuando llegue el momento, y sobre el papel, esta decisión podría golpear en parte la campaña de exportación del A400M, que tiene en la actualidad como objetivos estratégicos tres zonas claramente localizadas: Oriente Medio, sudeste de Asia y América Latina. En el caso concreto de España, por ejemplo, la buena relación histórica del Ministerio de Defensa con países de Latinoamérica podría restar potenciales clientes si el Ejército español consigue colocarles los 14 aviones de transporte militar sobrantes a naciones de la región. Las mismas fuentes añaden a elEconomista que la búsqueda de nuevos clientes se intensificará en 2014 con el objetivo de lograr ya un nuevo contrato el año que viene. Si ello se produjera, desde la compañía no se descarta que las primeras entregas para países no clientes de lanzamiento podrían realizarse entre 2016 y 2017, intercalándose con los pedidos ya planificados.

Hasta que lleguen los nuevos contratos, la planta de San Pablo en Sevilla optimiza sus instalaciones para aumentar la cadena de producción paulatinamente con el objetivo de poder entregar hasta tres aviones A40OM al mes para el año 2015, lo que supone superar la treintena en un ejercicio.

El primer avión que se entrega a Francia es el prototipo MSN6. En el caso del MSN1, MSN2, MSN3 y MSN4 -empleados para las pruebas- no se prevé venderlos a ningún país. El MSN5 estaba planificado en un principio, pero después se anuló su fabricación para ahorrar y tras comprobar que con los cuatro primeros se podía desarrollar todo el programa de pruebas.

Publicado en El Economista el 13 de julio de 2013. www.eleconomista.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.