Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Defensa necesitará unos 1.000 millones fuera del presupuesto de 2014

El Ministerio de Defensa contará con un presupuesto de 5.745 millones de euros para 2014, un 3,2% menos que este año, entre los que no se incluyen las necesidades financieras de los programas especiales de armamento (PEA), que serán satisfechas de nuevo mediante la fórmula de créditos extraordinarios y cuya cantidad irá de los 800 a los 1.000 millones.

 

El presupuesto delMinisterio deDefensa sufrirá un nuevo recorte en 2014. El departamento encabezado por Pedro Morenés contará con una partida de 5.745 millones de euros, casi 200 menos que en el ejercicio actual, lo que se traduce en un retroceso del 3,2%. Desde el inicio de la crisis en 2008, los recursos destinados para esta cartera han retrocedido en cerca de 3.000 millones de euros, y el de 2014 será el más bajo de todo este periodo. Sin embargo, como ya sucede con el presupuesto de 2013, Defensa no incluye las obligaciones financieras derivadas de los programas especiales de armamento (PEA), el conjunto de inversiones en equipamientos e I+D iniciadas a finales de los noventa y que ha terminado acumulando unas obligaciones que el ministerio cifra en 30.000 millones de euros.

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, que ha reformulado el calendario de pagos de estos programas para culminarlos en 2030, desglosó ayer el presupuesto del departamento ante la Comisión de Defensa del Congreso, y afirmó que las necesidades financieras de los PEA son consideradas independientes del presupuesto, al depender, además de Defensa, delMinisterio deHacienda, que extiende el crédito extraordinario, del Ministerio de Industria, que adelanta los pagos a las empresas, y de estas mismas, que en su mayoría ya han aceptado las nuevas condiciones de pago.

Fondos adicionales

La cantidad final que Defensa tendrá que solicitar a Hacienda dependerá, según el propio Argüelles, de "la marcha general de la economía y de factores como la prima de riesgo", que fijarán en qué momento se afrontarán los pagos. El compromiso de Defensa es que estas necesidades financieras no tengan ningún impacto en el déficit del Estado. Según el plan de reconducción de los PEA presentado por la secretaría de Estado en mayo, para 2014 se contemplan unas necesidades de financiación de entre 800 y 1.000 millones de euros, que antes de la negociación con las empresas ascendían a 1.628. En 2012 el crédito extraordinario fue de 1.782 millones, mientras que para 2013 la cifra quedó en 877 millones, pese a que la horquilla también fijaba un máximo de 1.000 millones.

Según Argüelles, Defensa " no debe nada a las empresas", y de los 30.000 millones que suponen los PEA, 7.000 han sido ya pagados por Defensa y entre 14.000 y 15.000, prefinanciados por Industria. Defensa destinará el 7,7% del presupuesto a inversiones, unos 443 millones de euros, cantidad que el secretario de Estado considera " claramente insuficientes" para las necesidades de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, mostró su confianza en que el presupuesto de 2015 cambie esta tendencia " si se desbloquea la situación financiera de España", y pueda hablarse de " un nuevo ciclo de inversión en Defensa", ante el riesgo de que la industria quede retrasada y como un mero soporte para el mantenimiento de los equipos ya existentes. " Hay que seguir invirtiendo en Defensa si queremos tener industria", la cual considera estratégica para la economía nacional. Para 2014, se espera que se reduzca en 3.500 puestos el personal dependiente del ministerio.

JAVIER GARCÍA ROPERO Madrid

Publicado en Cinco Días el 9 de Octubre  de 2013 www.cincodias.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.