Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Construcciones Aeronáuticas, el alma española de EADS, cumple 90 años

De un capital de 1,5 millones de pesetas en 1923 facturó 2.131 millones en 2012

Miguel Ángel Gavira MADRID

El 3 de marzo de 1923, hace poco mas de 90 años, se constituye ante notario Construcciones Aeronáuticas, S. A. (CASA). Con un capital social de 1,5 millones de las antiguas pesetas (3.000 acciones con un valor nominal de 500 pesetas cada una), la nueva compañía nacía con la intención de ser un referente en la industria aeronáutica". y no defraudó.

Ya en enero de 1924 logra la licencia de fabricación del Breguet XIX a la empresa francesa Societé Anonyme des Ataeliers d´Aeronautique, Louis Breguet, avión del que construiría varias decenas de unidades. Este modelo de negocio se extrapoló paulatinamente a otras marcas, negociando convenios con los grandes fabricantes aeronáuticos europeos. Así, se acordó con Dornier la fabricación de hidroaviones en 1926.

Sin sospecharlo, CASA auguraba más de ochenta años antes lo que iba a ser en el futuro EADS. Las primeras licencias de Construcciones Aeronáuticas fueron con una empresa francesa (Breguet) y una alemana (Dornier). En 2000 nacía European Aeronautic Defense System fruto de la fusión de la española CASA, la alemana DASA y la francesa Aerospatiale Matra.

Pero antes de llegar ese momento, CASA prosiguió poco a poco su carrera. A las instalaciones de Getafe, se sumaron a finales de los años veinte las de Cádiz. Los éxitos con Breguet y Dornier  llevaron a CASA a diseñar sus primeras avionetas y ya en 1929 presumía del prototipo de la avioneta CASA I, que costaba 26.000 pesetas.

Los encargos con licencia de marcas contrastadas continuaban y la compañía comenzó a construir torpederos Vickers. Ante el éxito europeo, CASA decidió dar un salto de calidad y miró en vísperas de la Guerra Civil al otro lado del Atlántico. Consecuencia de ello, se logró la licencia del bombardero Martin. Cuando el conflicto fratricida se precipita, la factoría de Cádiz queda en zona nacional y allí se fabrican aviones con licencia de Heinkel, Dornier y Bücker.

Tras la Guerra Civil se comienzan a fabricar aviones propios de tamaño mediano. Ya no se trataba de la primera serie de los CASA, sino de aparatos con capacidad para docenas de pasajeros. Así, se va desarrollando la familia de los C-200, como es el caso del C-201 Alcotán, C-202 Halcón o el C-207 Azor. todos estos aviones son el origen de lo que ahora se conoce como Airbus Military, una filial integrada en Airbus que ofrece toda una gama de aviones de transporte militar cuyo máximo exponente es el A4OOM, un aparato cuya primera entrega a un ejército (Francia) se realizará la próxima primavera.

Pero para llegar hasta aquí, CASA continuó evolucionando y en los años cincuenta dio otro salto de calidad con la revisión de aviones de la USAF (las fuerzas aéreas norteamericanas), ya que sus relaciones con Europa estaban bloqueadas por evidentes razones políticas. Prácticamente una decena de modelos diferentes pasaron por los talleres de la compañía, lo que proporciono un know-how tecnológico que después ha sido fundamental en la competitividad de la empresa. Incluso en los sesenta se llego a revisar el Hércules C-130.

El culmen de la relación con las Fuerzas Aéreas norteamericanas fue la fabricación del F-5 de Northrop, el primer avión supersónico que se construía en España. Todo un éxito. Los años setenta llegaban con otro hito el 26 de marzo de 1971 hizo su primer vuelo en Getafe el C-212, el aviocar origen mas próximo de la actual familia de aviones.

Así, con la llegada de los ochenta es el momento del CN-235, que se puso de largo en 1983, y de su hermano mayor el C-295, años después.

Pero antes, CASA tomaba una decisión que influyo en su historia posterior. Decide participar en el primer Airbus: el A300. Desde ese momento no ha faltado a la cita del fabricante de aviones comerciales en el resto de sus modelos.

¿El siguiente paso? Lanzar un avión intermedio entre el C-295 y el A4OOM. Hasta que ese proyecto llegue, Airbus Military va viento en popa. Del capital inicial de 1,5 millones de pesetas en 1923 ha pasado a facturar 2.131 millones de euros en 2012. El alma española de EADS late cada vez más fuerte.

Fotografías:

1. José Ortiz-Echagüe, el gran promotor de la creación de CASA.

2. Aviones Breguet XIX alineados en la campa de Getafe a finales de los años veinte.

3. Un Breguet XIX fabricado por CASA junto a un avión remolcado.

4. Primeras instalaciones en Getafe.

Publicado en El Economista el 11 de marzo de 2013.www.eleconomista.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.