Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

KBP: experiencia y retos actuales

En 2017, la Oficina de Diseño de Instrumentos KBP, que lleva el nombre del académico A.Shipunov, cumplió 90 años. La historia comenzó el 1 de octubre de 1927, cuando se creó la primera instalación en la Factoría de Armas de Tula, la Oficina de Proyecto y Diseño de Armas Portátiles, luego denominada TsKB-14.

KBP creó los tipos de armas requeridas por el tiempo y las circunstancias. Antes y durante la II Guerra Mundial se concentró en el diseño de armas portátiles, autocañones y ametralladoras para las fuerzas terrestres y aéreas. En ese período se diseñaron muchos modelos: pistola semiautomática de 7,62 mm. TT; SMG de 7,62 mm.; fusiles de 7,62 mm.; montaje de ametralladoras antiaéreo cuádruple de 7,62 mm. Maxim; ametralladora de aeronaves de 7,62 mm. de alta cadencia ShKAS, en torreta, alas y versiones sincronizadas; autocañón de 12,7 mm. ShVeAK; ametralladora de 12,7 mm. sincronizada BS y de aeronave versátil UB (en ala, torreta y sincronizada) y cañón de aeronave de 20 mm. B-20; cañón de avión de 23 mm. VYa; y cañón B-2. Las armas de los diseñadores de Tula durante la II Guerra Mundial se instalaron en más del 80 por ciento de los aviones de las Fuerzas Aéreas del Ejército Rojo, incluyendo los conocidos cazas La-5, Mig-3 y Yak-3, los Il-2 de ataque y los bombarderos Pe-2 y Tu-2. En especificaciones superaron a sus homólogos extranjeros y fueron ampliamente utilizados durante el conflicto, llevando el nombre de Arma de la Victoria. Así, KBP ganó su propia victoria, mostrando un indiscutible dominio científico y técnico respecto a los mejores centros mundiales de producción de armas. 

Foto: Dmitry V.Konoplev, director general adjunto de JSC High Precision Weapons y director gerente de JSC KBP.

Después de la II Guerra Mundial, la misión principal de la Oficina de Diseño fue mejorar aún más la eficiencia de las armas portátiles y de los cañones de aviones. Basado en innovadoras soluciones técnicas, a principios de la década de 1950 se concibieron y pusieron en servicio ametralladoras y autocañones de alta velocidad (1.000-1.300 disparos/min.): de 12,7 mm. A-12,7 (helicópteros Mi-4, Mi-6 y Mi-24 y avión Mig-15); cañón de avión de 23 mm. AM-23 (An-12B, Tu-16 y Tu-95); autocañón antiaéreo refrigerado por agua de 23 mm. 2A7 (sobre montaje cuádruple antiaéreo autopropulsado de ZSU-23-4 Shilka); y autocañón antiaéreo 2A14 de 23 mm. (en montaje antiaéreo remolcado acoplado de ZU-23). El siguiente período se caracteriza por la expansión hacia las armas guiadas, en primer lugar antitanque. En marzo de 1962 llegaron ingenieros jóvenes, vigorosos y con talento, que sentaron las bases del futuro progreso. La empresa recibió el nombre de Oficina de Diseño de Instrumentos en marzo de 1966 y los trabajos se organizaron en dos direcciones: el desarrollo de armas portátiles y cañones se recuperó a otro nivel cualitativo; y se preparó el diseño de sistemas de armas de alta precisión para servir a las diversas ramas de las fuerzas armadas.
La nueva etapa de desarrollo de armamento de armas portátiles y cañones exigió un enfoque sistémico para aumentar su eficiencia, implementando soluciones técnicas avanzadas y progresivas en todos los componentes del complejo munición-arma-instalación-avistamiento. La creación de armamento moderno de artillería de pequeño calibre en esencia consistió en una transición de modelos de armas separadas, a un sistema unificado de pequeño calibre para todos los servicios. Fue posible por desarrollos a nivel científico y técnico que permitieron con poco gasto (la cantidad mínima de cañones y munición) implementar la eficiencia necesaria para una amplia gama de misiones de combate. Prácticamente todas las armas de pequeño calibre del Ejército ruso de hoy son modelos creados por KBP y sus cañones están en servicio con más de 40 ejércitos en todo el mundo, en buques, aeronaves y vehículos de combate. 

Foto: El sistema de defensa aérea “Pantsir-S1” lo produce en serie KBP, que presentó en IMDS-2017 la versión naval embarcada

KBP inició el diseño de misiles terrestres contracarro, armamento de asalto, sistemas de defensa aérea, armamento de tanques y vehículos ligeramente blindados, artillería guiada y misiles para todos los servicios. Desde entonces se han diseñado y aceptado el primer misil semiautomático Drakon; los contracarro Fagot, Metis y Konkurs; el Kastet antitanque; artillería Krasnopol; GWS para sistemas antitanque Bastion, Sheksna, Reflex y Swir; sistema de cañón y misiles antiaéreos Tunguska y muchos otros. La siguiente etapa se describe como una transición hacia el diseño de sistemas de armas de alta precisión para las diversas ramas de las fuerzas armadas. El enfoque sistémico implicó un análisis exhaustivo de los entornos de aplicación en combate y los principios de interacción de varias subunidades, con un fondo que permite la identificación razonable de un papel y un lugar de un elemento en el complejo de armas y sus especificaciones básicas. En el diseño de un arma se utilizan los siguientes enfoques: análisis exhaustivo de los logros de la ciencia y las tecnologías rusas y extranjeras; combinación de diferentes armas dentro de un mismo sistema; filosofía de unidades modulares; interconexión de sistemas en diversos principios físicos; y unificación y metodología de diseño del elemento de base con potencial de mejora significativo y capacidad precalculada de acumulación progresiva de parámetros.
Gracias a la entrada en los mercados internacionales, en un contexto de ausencia total de financiación estatal para el desarrollo de armas, equipos militares y especiales, ese enfoque y la disponibilidad de una base técnica considerable en los años 90 recuperó a la compañía de un colapso total. Bajo una severa reducción de financiación de I+D y la negativa del Ministerio de Defensa ruso a adquirir material militar, la alta eficiencia y competitividad de los artículos desarrollados para el extranjero fue el factor clave de la preservación y progreso de las capacidades tecnológicas de la empresa y la consolidación de su posición. Se obtuvo el permiso del Gobierno para operar independientemente en países extranjeros cooperando militar y técnicamente y pudo concluir contratos para el suministro de artículos, transferir licencias de producción y llevar a cabo I+D en materiales desarrollados en beneficio de los clientes. Los misiles contracarro Kornet-E, Metis-M1 y Konkurs y el sistema Pantsir-S1 AD mejoraron los compartimientos de combate en vehículos ligeramente blindados, como los BMP-1 y BMP-2. El proyectil guiado de artillería Krasnopol, el lanzallamas Shmel y los lanzagranadas son los equipos más comúnmente conocidos suministrados al extranjero en diferentes momentos.
Hoy, JSC KBP es una empresa de renombre mundial del complejo militar-industrial ruso e incorpora el ciclo completo de armamento y equipamiento militar. Más de 6.000 invenciones utilizan las soluciones técnicas implementadas en los desarrollos de KBP, implantando la producción en serie y suministrando al Ejército ruso más de 140 artículos. La firme demanda de sus productos está garantizada por altos estándares en prestaciones y sus equipos están en servicio en más de 50 países en todo el mundo. Las armas de alta precisión en la década pasada dieron un salto tecnológico, ampliando significativamente las capacidades para adquirir diversos blancos a cualquier hora y en diferentes condiciones climáticas. Sus alcances aumentaron, se volvieron más furtivos, se incrementó la velocidad de vuelo y se introdujeron sistemas de guiado combinados para una más amplia explotación. Hoy la empresa invierte en I+D, según las especificaciones de prestaciones de los clientes y por su propia iniciativa, para la creación de armas de alta precisión multiservicio, capaces de realizar simultánea y eficientemente varias misiones de combate. Los prometedores campos de desarrollo son la versatilidad de un sistema de defensa aérea multipropósito con nuevas capacidades; el misil autopropulsado multipropósito Kornet-EM contra blancos aéreos a baja velocidad; un arma avanzada para vehículos blindados; compartimientos avanzados de combate no tripulados para portadores unificados; y sistema multipropósito de la serie Hermes.

Foto: KBP produce en serie el compartimento de combate “Bakhcha” como componente del vehículo de asalto aerotransportado BMD-4 (fotos Yuri Laskin).

 En el desarrollo de estas armas avanzadas hay nuevos componentes, sin igual en todo el mundo, y soluciones técnicas innovadoras que garantizan una alta eficiencia hasta 2025, además de capturar blancos aéreos y terrestres en cualquier condición. Se presta especial atención a la alta disponibilidad de los sistemas en los ataques; elevada movilidad y capacidad de supervivencia, al tiempo que se preserva el nivel de estabilidad; alta precisión de tiro en cualquier momento, con diferentes condiciones climáticas y meteorológicas, en entornos densos de amenazas y en cualquier caso de aplicación, incluyendo bajo contramedidas electrónicas y otras acciones en contra; y la integración de los recursos de ataque, reconocimiento y apoyo, que permitan que un sistema funcione con un sólido campo de datos y garantice una respuesta dinámica a los cambios del entorno de combate. En sus 90 años de historia, KBP ha sido un centinela para la patria y por sus servicios excepcionales en las áreas de diseño y la modernización recibió tres veces los galardones más altos de su país. El alto nivel de los desarrollos y la perfección de las ideas y soluciones técnicas implementadas en ellos, así como el profundo potencial científico y técnico de sus productos, siempre ha sido de interés, no sólo para las Fuerzas Armadas rusas, sino también para las extranjeras. Hoy, JSC KBP, una de las empresas líderes de la industria de defensa, tiene todos los factores científicos y técnicos necesarios para el diseño de sistemas que cumplan con los requisitos de armas del futuro.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.