Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La historia paralela de los medios blindados salvadoreños

Los blindados VCTA2 salvadoreños han despertado gran interés en el ámbito militar debido a sus modernas líneas y avanzado diseño,  por parte de un país pequeño y con pocos recursos.  Ante la falta de medios aerotransportados en cantidades relevantes, sería de una lógica aceptable convertir a la Caballería en una brigada mecanizada y motorizada de respuesta rápida.  Pero este no ha sido el caso.

Por el momento, sólo esperamos que los dos modelos producidos sean en realidad equipos propios del Regimiento de Caballería, donde quisiéramos visualizar eventualmente hasta doce “A2” para equipar cuatro secciones de tres carros de apoyo; 16 otros de una nueva variante de transporte de personal (¿TPA3?), y suficientes para 4 secciones mecanizadas (remplazando a la UR416); otros 12 equipados con torreta equipada con el FSS M40A1, formando otros tres escuadrones de apoyo de fuego (remplazando a los AML) y todos apoyados desde el grupo de mando con al menos cuatro variante de mando, control y comunicación, y al menos 4 mas de porta morteros de 81mm, y 4 de entrenamiento y remplazo.

La Industria Militar salvadoreña tiene una rica historia de equipos blindados, y la que tristemente aun dentro de la misma institución armada, es poco conocida o entendida.  Quizás  ello se deba a que el Regimiento de Caballería, única unidad mecanizada y blindada del Ejército, siempre ha sido la rama de combate más pobre y más descuidada de la institución.

Los primeros medios blindados motorizados salvadoreños de los que se tiene historia fueron entre tres y cuatro vehículos de oruga CV-3-33 Ansaldo recibidos por el General Maximiliano Martínez allá por 1938. Versiones estadounidenses hablan de tres máquinas italianas entregadas a El Salvador, pero el encargado de los archivos del Palacio Nacional en El Salvador allá por 1988, el Teniente Palacios, confirmaba el arribo de cuatro ejemplares italianos. Explicaba que todos los archivos relacionados con las maquinas y sus fotos correspondientes desaparecían en un incendio del Palacio Nacional hace años, pero que estos vehículos habían sido modificados en el país con el cañón AT de 20mm Solothurn en lugar de las ametralladoras. Evidentemente esto era posible, pues lo mismos italianos lo hacían con la versión CV-35 Ansaldo, o sea un CV-3-33 rearmado con cañón de 20mm Solothurn, y El salvador había recibido partidas de ambos equipos, del que algún ejemplar del Solothurn de 20mm sobrevive en el Museo Militar.

Los CV-3-33 participarían en al menos un intento de golpe de estado contra el mismo Gral. Martínez, por lo que eventualmente terminarían en manos de la guardia de escolta de la Policía Nacional del mismo general, y los quedaban acuartelados en Casa Presidencial de esos días, localizada frente a lo que era entonces el Cuartel El Zapote.

Como se ve con los CV-3-33, el Regimiento de Caballería no constituiría la única unidad blindada del Ejército salvadoreño. Cuando llegaban las 10 tanquetas UR416 en 1974-75, un par de ellas serian entregadas a la Guardia Nacional, dos a la Policía Nacional, una a la Policía de Hacienda y una a la 1ª Brigada de Infantería. Sin embargo, las UR-416 serian reconcentradas como parte del Regimiento de Caballería en 1984, cuando ya sobrevivían solo 8 de ellas, pues una había sido baja del Regimiento de Caballería y otra baja de la Policía Nacional.

Entre 1970 y 1984, la Maestranza construyó un sin numero de camiones y tractores blindados. Se conoce de los 23 vehículos tractores M114 Woodmasters convertidos a transportes y plataformas de armas. También se produjeron los primeros 14 camiones blindados Mazinger, basados en el camión alemán Magirus Deutz Jupiter de 7 toneladas. Aunque estos no serian fabricados “en serie”, debido a su chasis común, si seguían una línea común. Esto seria obvio al ver varios de ellos en diversos cuarteles, y las fotografías, con todos aquellos basados en el Jupiter presentando la misma silueta, la misma línea de diseño, y el mismo (o similar) perfil. Estos sentarían las bases para otros Mazingers que se fabricarían sobre chasis de camión comercial GMC, Ford y otros, y los que obviamente presentaban cambios en su perfil debido al cambio de chasis.

Los Cashuats serian fabricados formalmente en serie en los talleres de la Maestranza a partir de 1984, y con destino especifico para el Regimiento de Caballería. Se construirían 66 vehículos semi blindados de combate, usando como base el Pick Up Dodge M-37B de ¾ ton., terminándose 40 en versión de vehículo blindado de apoyo (VBA) y 26 en vehículo blindado de transporte de personal (VBTP). Pero a pesar de todo, no serian exclusivos del Regimiento, puesto que dos de la producción serian entregados al DM4 de Morazán. Entre 1994 y 1995 se hacen los primeros esfuerzos por mejorar las características propias y rejuvenecer el Cashuat, cuando se realiza la repotenciación de un VBTP y un VBA en ESTRAMFA (antes Maestranza) utilizando componentes de camión Reo, a incluirse los ejes delantero y trasero de dicho camión, acomodándoles doble llanta atrás para mejor capacidad campo traviesa. En 1998 se realiza por primera vez en los talleres del Regimiento la misma repotenciación a otros dos modelos Cashuat. Sin embargo, la repotenciación no se extiende a los vehículos sobrevivientes, y acaba solo en 4 modelos repotenciados.

Después de asumir la construcción de los Cashuats, la Maestranza continuaría con la producción de 20 Astroboys, o sea vehículos de blindaje ligero basados en los pickups Ford F-250. Tanto los tractores, como los Mazingers y Astroboys, serian entregados a las unidades de Infantería, Paracaidistas, Artillería y Cuerpos de Seguridad. Ninguno de ellos, ni los tractores, ni Mazingers ni los Astroboys, se destinarían al Regimiento de Caballería, por lo que no deben formar parte de su reseña. Pero de lo no hay duda es que el número de motorizados de combate fabricados por la industria militar salvadoreña forman parte de la folclórica historia del material blindado salvadoreño, y base de los actuales esfuerzos que se hacen por rejuvenecer esta rama de combate. (JMAH)

Fotografías:

• Torreta del nuevo VCTA2

• Mazinger de la 1ª Brigada de Infantería – su base el camión Júpiter de 7 toneladas

• Mazinger de la Guardia Nacional – sus líneas casi idénticas al modelo de la 1ª Brigada de Infantería pues su base era el Júpiter de 7 toneladas.  De estos serian 14 originales los fabricados.

• Mazinger de la Guardia Nacional – sus líneas claramente diferentes a los otros dos, pues su chasis se basa en un Harvester International.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.