Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Forja de soldados, la enseñanza militar en España

Una de las tareas más delicadas, en los Ejércitos, es la formación de las personas que, en los diferentes niveles, deben prestar su servicio en los mismos. Este trabajo, nunca simple, se ha ido haciendo más y más complejo a medida que la profesión militar se tecnificaba aunque, todo hay que decirlo, en ayuda de esa tecnificación vinieron nuevos y sofisticados sistemas, tanto en programas pedagógicos como en equipamiento.  

Nuestro propósito es, de la manera más breve y clara posible, ofrecer una panorámica general de la formación que en toda suerte de centros, desde los primarios a los más altos, se imparte actualmente a los miembros del Ejército de Tierra español.

Academia General Militar 
Nacida en el Alcázar toledano en febrero de 1882 tuvo, en aquel entonces, una corta vida pues apenas nueve años más tarde fue disuelta reimplantándose el sistema de Academias de Armas o de Cuerpos.  
En febrero de 1927, siendo jefe del Gobierno el capitán general D. Miguel Primo de Rivera, volvió a activarse, ahora en Zaragoza, para aprovechar la existencia en sus inmediaciones del vasto campo de maniobras de San Gregorio. Puesto a su frente el general de brigada D. Francisco Franco Bahamonde, sería su único director ya que, en 1931, el Gobierno de la recién instaurada República Española decidió cerrar la Academia quedando sin utilidad sus hermosos edificios de estilo mudéjar. 
El 17 de septiembre de 1940, pasado ya el cataclismo bélico, abrió de nuevo sus puertas aunque el primer curso tardaría aún dos años en comenzar. 

Foto: Instrucción con el “C-90”, en el CEFI VE n° 1, para formar en el empleo de este arma, el día de mañana, a los demás (Foto: Angel Manrique. ARM/ET).


Hoy día, la AGM se encarga de impartir las siguientes disciplinas: Formación de grado superior y medio del Cuerpo General de las Armas (1). Formación general militar de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas (2), del Cuerpo de Especialistas (3) y del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos (4). Además, se cursa aquí la enseñanza complementaria para el ingreso en el Cuerpo de Intendencia, así como el acceso directo con titulación superior. El nivel educativo corresponde a los grados superior (licenciatura) y medio (diplomatura), existiendo departamentos de Matemáticas, Física e Informática, Economía y Administración, Ciencias Jurídicas y Sociales, Idiomas, Táctica y Logística, Sistema de Armas, Instrucción y Adiestramiento. 
En este curso 1997-98 efectúan sus estudios 145 alumnos de la Escala Superior (5), Cuerpo General de las Armas y Guardia Civil, 98 de Intendencia y Cuerpos Comunes, y 139 de la Escala Media (6). Se expiden los grados de teniente y alférez. 
Cabe destacar, en colaboración con la Universidad de Zaragoza, el Curso Internacional de Defensa, la Cátedra Miguel de Cervantes de las Armas y las Letras, y el Congreso Internacional de Historia Militar (7). 

Foto: Alumnos de la Academia General Militar con la imponente mole de ese centro pedagógico al fondo (Foto: Luis Rico. ARM/ET). 


Escuela General Básica de Suboficiales 
Después del largo periodo en el que se saltaba de cabo a sargento, o lo que es lo mismo, de individuo de tropa a suboficial, simplemente acreditando los conocimientos prácticos adquiridos en las unidades, hubo una etapa en la que se hizo preciso pasar por las Escuelas de Aplicación de las Armas. En 1974, en busca de un mayor contenido en la carrera de estos militares, nacía la Escala Básica de Suboficiales y, con ella, un centro académico único en el que, al igual que desde antiguo venía sucediendo con los oficiales, recibiesen una pertinente formación específica. El lugar escogido para instalar la AGBS fue el campamento General Martín Alonso, en la localidad leridana de Tremp, donde existen unas condiciones naturales de lo más adecuadas. 

Foto: La bandera de la Academia General Básica de Suboficiales (Foto: Angel Manrique. ARM/ET).


En 1982, la Escala Básica de Suboficial es fue reestructurada en dos grandes grupos, el de Mando y el de Especialistas, para siete años más tarde introducirle algunas modificaciones como consecuencia de su integración en el Cuerpo General de las Armas y el Cuerpo de Especialistas del Ejército. Quienes optan por el grupo de Mando deben superar una primera etapa de formación militar común de diez meses; acto seguido, otra de cuatro meses en las escuelas o academias de las especialidades fundamentales y, de nuevo en Tremp, una más de seis meses y medio para el desarrollo de las competencias adquiridas. En cuanto a los Especialistas, efectúan el primer curso ya citado con carácter común, otro de formación específica en los Institutos Politécnicos del Ejército, de diez meses y medio, y un tercero de capacitación especializada y prácticas en los Institutos Politécnicos o en las unidades, centros u organismos que se determinen. 
Al cabo de tres cursos llega el nombramiento de sargento, primero de la escala de suboficial, dentro del cual el grado máximo lo ocupa el suboficial mayor.
Academia de Infantería 
Sus primeros tiempos fueron sin duda tormentosos puesto que, a partir de 1850, aparece y reaparece en diversas ocasiones aunque, salvo un breve lapso en Madrid, siempre estuvo localizada en Toledo. Recreada en 1893 permaneció sin problemas hasta que las reformas militares introducidas por la República Española, en 1931, supusieron entre otras cosas, como ya vimos, el cierre de la Academia General Militar obligando a fundirse las de Infantería, Caballería e Intendencia. El alzamiento del 18 de julio de 1936 tuvo especial incidencia en la vieja capital imperial pues refugiada parte de la guarnición y algunos civiles en el Alcázar, protagonizaron una resistencia heroica de más de dos meses de duración, como consecuencia de la cual el recinto que les albergaba resultó completamente destruido.

Foto: Prácticas de “rappel” por parte de un alumno de la Academia de Infantería (Foto: Angel Manrique ARM/ET). 


Ante la imposibilidad de volver a establecerse en el Alcázar, al menos de momento, en junio de 1939 se habilitaron dos academias de transformación para la Infantería en Zaragoza y Guadalajara. La primera fue sustituida en 1943, en esa misma ciudad, por la Academia General Militar, y la segunda, un año después dejó de ser de transformación para convertirse en Academia de Infantería; reubicándose de nuevo en Toledo en 1948. 
Con departamentos de Táctica, Ciencias y Técnicas de Tiro, Sistemas de Armas, Instrucción y Adiestramiento, además de secciones de Ciencias Jurídicas y Sociales, Idiomas, Matemáticas, Física e Informática, y Economía y Administración, la Academia de Infantería ha formado, desde su fundación, a dos decenas largas de miles de oficiales del Arma, así como a unos cuatro mil suboficiales y a numerosos miembros de la Escala de Complemento (8) y del Servicio de Formación de Cuadros de Mando (9). Un papel importante, dentro de las tareas docentes, corresponde al perfeccionamiento específico de Infantería mediante el curso de capacitación para el ascenso a comandante de la Escala Superior y otros que se consideren oportunos como lo es, por lo que hace a los materiales, el de tripulaciones del carro de combate Leopard 2. 
Los profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha imparten cursos a los alumnos de la Academia y los profesores de ésta hacen lo propio, en la Universidad, durante el verano. 
Academia de Caballería 
Sus orígenes más remotos hay que buscarlos en la Real Academia y Picadero de Ocaña, que data de 1775, y que, tras un paréntesis, dio lugar al Colegio Militar de Caballería que fundado en Alcalá de Henares, en 1850, al cabo de dos años se trasladaría a Valladolid donde pasó a ser Academia de Caballería y donde continúa. Con más de siete mil profesionales titulados desde 1851, de aquí egresaron, entre 1912 y 1939, más de cien oficiales que le dieron vida a un Arma tan nueva, en la época, como la Aviación, sin olvidar a los guardias civiles, una decena de los cuales alcanzarían el generalato. 

Foto: Alumno de segundo curso de la Academia de Caballería (Foto: Luis Rico. ARM/ET).


Además de las misiones habituales en cualquier Academia de Arma o Cuerpo, en la de Caballería se imparten los cursos 42 y 52 de enseñanza militar al grado superior, el antes mencionado curso de ascenso a comandante, el del Servicio de Formación de Cuadros de Mando y el de Militares de Empleo de la Categoría de Oficial. Para las enseñanzas de grado superior y medio, la Jefatura de Estudios cuenta con los departamentos de Táctica y Ciencias y Técnicas del Tiro, Sistemas de Armas, Instrucción y Adiestramiento, Idiomas, Ciencias Jurídicas y Sociales, Economía y Administración, y Matemáticas, Física e Informática. Hay un segmento específico destinado a la enseñanza militar de grado básico. Además, existe un fructífero convenio con la Universidad de Valladolid (10). 
Academia de Artillería 
Con su acta de bautismo situada en 1764 y con sede, casi de inmediato, en el Alcázar de Segovia, desde la época alboreal a los futuros artilleros se les exigió el dominio de las matemáticas, la geometría, la física y la química como recursos imprescindibles para ejecutar la corrección del tiro y fabricar piezas artilleras, montajes y municiones. En 1862 un terrible incendio destruyó el Alcázar obligando a alumnos y profesores a trasladarse al convento de San Francisco, siempre en Segovia, donde la Academia de Artillería continúa en la actualidad. 

La formación tiene por protagonistas a militares de las escalas superior, media y básica (11), facultándose en materias tales como Sistemas de Dirección de Tiro, Detección y Localización de Objetivos, Contramedidas y Anticontramedidas Electrónicas, Mando y Control AAA, Mando Táctico/Operador/Mantenimiento de los sistemas ACTA, Roland, Aspide y Mistral. No faltan otras titulaciones como la de Artificiero Preferente o las relativas a la pieza 35/90 GDF-005. 
La Academia de Artillería cuenta, entre sus doce mil oficiales egresados (desde 1763), sus más de ochocientos oficiales de la Escala Media (desde 1976) y sus más de doce mil sargentos (desde 1989), a los tenientes Daoiz y Velarde, héroes del 2 de mayo de 1808, en Madrid (12). 
Academia de Ingenieros 
Aunque tiene precedentes en el siglo XVI. la primera entidad del ramo con personalidad perfectamente definida nació en 1803, en Alcalá de Henares, siguiendo una serie de convulsiones que la llevarían a reconstituirse, treinta años más tarde, en Guadalajara. Allí permaneció hasta su fusión con la Academia de Artillería, en 1931, instalándose en Burgos al recobrar su independencia, en noviembre de 1939. Desde el 1 de septiembre de 1986 se encuentra en Hoyo de Manzanares, en plena sierra madrileña, contando con una sección de actividades anfibias en Mozalbarba, Zaragoza. 

Foto: La Academia de Ingenieros cuenta con el equipamiento técnico necesario (Foto: Luis Rico. ARM/ET).


Los alumnos de los grados superior, medio y básico siguen las dos especialidades del Arma, Ingenieros y Transmisiones, habiéndoseles entregado sus despachos, por vez primera, a tenientes de ambas ramas en julio de 1997 y esperándose hacer lo mismo, el próximo mes de julio, con los primeros suboficiales de Transmisiones. 
La enseñanza se caracteriza por la constante permanencia en la punta de lanza del desarrollo técnico. De ahí que disciplinas tales como Vías de Comunicación, Transmisiones, Telecomunicación Militar o Guerra Electrónica, posean nivel de postgrado con un alto contenido científico y técnico contándose, además, con la colaboración de la Universidad y de empresas, tanto públicas como privadas. 
También, con destino a oficiales, suboficiales y tropa, de esta u otras Armas y Ejércitos, existen cursos de especialización. En concreto los de Operador de Guerra Electrónica, Comunicaciones y No Comunicaciones, Buceador de Apoyo, Buceador de Asalto, Zapador Anfibio, y Desactivación de Explosivos (TEDAX). Hay en la Academia departamentos de Táctica, Sistemas de Armas e Instrucción y Adiestramiento, siendo de destacar el hecho de que todos ellos fueron duplicados debido a la antes mencionada presencia de dos especialidades y, además, de dos departamentos técnicos: el de Castramentación y Vías de Comunicación, y el de Telecomunicaciones. Esta estructura permitirá que, con pocas variaciones, puedan cobrar vida, en el futuro, sendas Academias para las dos especialidades del Arma. 
Entre las personalidades salidas de la institución figuran el fundador de la Brigada Topográfica, que dio origen al Servicio Geográfico del Ejército, teniente general D. Antonio Ramón Zarco del Valle, el padre de la Aviación militar española, general de división D. Pedro Vives, y el antiguo jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general D. Miguel Iñiguez del Moral (13). 
Escuela Politécnica Superior 
Fue creada, como Escuela Politécnica, en septiembre de 1940 para formar a los futuros oficiales del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos (Escala Superior y Técnica) y del Cuerpo de Especialistas (Escala Media), capacitándoles para ejercer las funciones técnicas que habían venido desempeñando hasta entonces los oficiales de Artillería e Ingenieros. En mayo de 1968 a la Escuela se le añadió el calificativo de Superior. Cuenta con cuatro departamentos: Ciencias Aplicadas a la Ingeniería Militar, Armas y Sistemas de Armas, Fortificación e Infraestructura, y Electrónica de Armamento y Comunicación. Los títulos a los que optan los alumnos son los de Doctor Ingeniero de Armamento y Doctor Ingeniero de Construcción, obteniéndose diplomas por la asistencia a los distintos cursos. Existen convenios entre la Escuela y algunos centros superiores de enseñanza universitaria. 
Instituto Politécnico n° 1 
Comenzó su andadura en 1943 en Carabanchel, Madrid, dando clases nocturnas a militares y civiles aunque en vista de los malos resultados conseguidos, ya que los alumnos llegaban cansados y no se encontraban en condiciones de rendir lo necesario, se pasó, con inmediato éxito, al régimen de internado. A la vista del éxito de esta decisión fueron abiertos tres centros especializados: uno de chapistas-forjadores en Barcelona, otro de maquinistas, en Bilbao, y un tercero, de montadores, en Carabanchel. 
Por diversas causas, la escuela bilbaína se trasladó —fundiéndose— con la madrileña, siguiendo a este hecho otra serie de peripecias que desembocarían en la puesta en marcha de las Escuelas de Formación de Suboficiales Especialistas del Ejército (1958), luego llamada Escuela de Formación Profesional n°1 del Ejército (1974) y, por último, dos años más tarde, Instituto Politécnico nº1. 
En la actualidad, cuenta con estas actividades civiles: Rama de Automoción (Mecánicos electricistas, Mecánicos de helicópteros). Rama del Metal (Chapistas soldadores, Máquinas-herramientas). Rama de Artes Gráficas (Reproducción fotomecánica. Impresión. Composición). Rama de Hostelería y Turismo (Hostelería). Rama de Construcciones y Obras (Mantenimiento de máquinas y equipos). En cuanto a las actividades militares (Escala Básica) forman como Mecánico de Armamento y Material, Mecánico de Helicópteros, Mecánico de Automoción y Metalurgia. 
Instituto Politécnico n° 2 
Constituido en 1974 y radicado en la localidad aragonesa de Calatayud, imparte enseñanza militar de formación de grado básico, enseñanza de acceso a la condición de Militar de Empleo Profesional en las categorías de tropa y marinería, y formación de primer y segundo grado. 
Los alumnos militares buscan alcanzar el empleo de sargento de la Escuela Básica del Cuerpo de Especialistas del Ejército de Tierra en una u otra de estas disciplinas: Telecomunicaciones, Electrónica, Electricidad, Instalaciones, Almacenes y Parques,  Administración, Informática y Equipos, y Subsistencias. En cuanto a los alumnos civiles siguen un plan de estudios que coincide con el de la Formación Profesional de Primer Grado en las ramas de Electricidad, Administrativa y Comercial, Delineación, y Construcciones y Obras. 
En el presente curso hay 147 alumnos de Enseñanza Militar de Formación de Grado Básico, 749 de Formación Profesional y 50 de enseñanza de acceso a Militar de Empleo en la categoría de tropa o marinería profesional. Añadamos que entre los miles de alumnos egresados de este centro figuran ecuatoguineanos, bolivianos y nicaragüenses. 
CEFIVE n° 1 
El Centro de Formación de IMECET (Instrucción Militar para la Escuela de Complemento del Ejército de Tierra) y Voluntariado Especial (CEFIVE), es de muy reciente creación puesto que data de 1987, y tiene su sede en Alicante. Atiende a todo el personal que realiza el servicio militar instruyéndose para ingresar en la escala de complemento y también proporciona la instrucción básica y específica para los voluntarios especiales en la modalidad B, rama operativa. Asentado en unos terrenos con larga e intensa historia militar que incluye haber sido 

Foto: Un alto durante la preparación, en el CEFIVE nº1 de Alicante (Foto: Angel Manrique. ARMIET). 


aeródromo y fábrica de aviones durante la Guerra Civil, el CEFIVE efectúa, en la actualidad, tres convocatorias correspondientes a los modelos Militares de Empleo Categoría Oficial (MECO), Servicio de Formación de Cuadros de Mando (SEFOCUMA) y Militares de Empleo de Tropa Profesional (METP), estos últimos en trayectoria de compromisos cortos. 
Todas las categorías, con distinto número de horas, siguen cursos de Instrucción Táctica, Instrucción de Tiro, Instrucción Técnica, Formación Militar y Moral, Instrucción Físico-Militar, Táctica y Topografía. Los 
METP tienen reservadas las clases de Instrucción Sanitaria, Educación Vial y Especial, correspondiéndoles tan sólo a los MECO las de Organización Militar, Legislación Militar y Redacción de Documentos. 
Puesto que vamos camino de un Ejército enteramente profesional, es lógico que el número de plazas asignadas al CEFIVE vaya en aumento siendo, durante el pres ente curso 1997-98, de 3.600 para METP y 900 para SEFOCUMA. A los MECO no les afecta la profesionalización. 

Escuela de Logística del Ejército de Tierra 
Nació como Escuela de Automovilismo del Ejército en 1939, encontrándose situada en la localidad madrileña de Villaverde desde 1943, y habiéndose transformado, para hacer frente a los nuevos parámetros y necesidades, en Escuela Logística en 1987. Tiene, entre otras tareas, éstas: 
Especializar a oficiales superiores en técnicas de gestión logística. Formar alumnos del Cuerpo de Especialistas (Escala Media) en las materias de Intendencia, Contabilidad y Almacenes, y Parques. Especializar a profesionales de las FAS en educación vial. Impartir cursos de conductor de carros AMX-30 y Leopard a personal de tropa de reemplazo y profesional. Actuar como centro coordinador de conducción y seguridad vial a nivel nacional. También figuran, entre las tareas de la Escuela, cursos de perfeccionamiento para oficiales y suboficiales encargados de los departamentos de Logística y de Automoción, cursos de observadores de las Naciones Unidas, de Operaciones de Paz para países iberoamericanos, etc. Además colabora con la Comunidad Autónoma madrileña en el examen de mecánica y conducción del Cuerpo de Bomberos y data de hace muchos años la presencia de sus profesores en el Programa Antártico. 

Foto: Una fase de los estudios en la Escuela de Logística del Ejército de Tierra (Foto: Angel Manrique. ARM/ET). 


Por aquí han pasado oficiales de, entre otros Ejércitos, los de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela (14). 

Centro de Enseñanza de las FAMET 
Las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), tienen en el CEFAMET el centro encargado de capacitar y mantener técnicamente al personal del Ejército de Tierra para que lleve a cabo los trabajos propios de la especialidad. Sus orígenes se sitúan en 1972, poco 
después de la llegada de los primeros helicópteros, aunque el incremento en el número de éstos llevó a varios cambios que cristalizarían en el actual nombre, en 1976. Desde 1991, la función de la CEFAMET es la siguiente: 
Impartir cursos de perfeccionamiento. Realizar estudios y experiencias relacionados con los medios de las FAMET y su empleo. Asesorar e informar sobre temas relacionados con los helicópteros. Proponer el sistema de selección y los programas para la formación y perfeccionamiento del personal. Evaluar y realizar propuestas de adquisición o de modificación del material existente. Cooperar en la redacción de reglamentos y difundir entre las unidades información relacionada con el material. El CEFAMET, por donde han pasado miembros de los Ejércitos de Tierra y Aire, así como de la Guardia Civil y la Policía Nacional, en la convocatoria 1997-98 cuenta con 202 alumnos que siguen cursos de: 
Piloto de helicópteros, de 36 semanas de duración. Vuelo instrumental táctico, 12. Jefe de patrulla en vuelo táctico, 6. Comandante de aeronave en vuelo táctico, 4. Piloto instructor, 7. Piloto instructor de gafas de visión nocturna, 7. Piloto de pruebas, 5. Seguridad de vuelo, 5. Mantenimiento y reparación de helicópteros, 12. Mantenimiento de material de transmisiones de helicópteros, 5. Mantenimiento de armamento de helicóptero, 5. Inspector técnico de helicópteros, 9. Oficial de mantenimiento. 5 (15). 

Escuela de Geodesia y Topografía 
Creada en 1941 para nutrir los cuadros del Servicio Geográfico del Ejército, desde 1979 radica en el acuartelamiento Alfonso X, en Campamento (Madrid). Imparte los cursos de Geodestas Militares y de Adquisición de Técnicas de Inteligencia Táctica (IMINT), así como el 2º curso de la escala media de especialistas en sus ramas de Topografía y Cartografía e Imprenta. De todos ellos el más importante es el primero que va dirigido a los oficiales de la Escala Superior y tiene una duración de tres años. 
El IMINT forma a oficiales y suboficiales en la interpretación fotográfica y tratamiento de imágenes, durando siete meses y medio. En cuanto al último citado, que abarca un año, completa los estudios para ascenso a oficial EM en las ramas de Topografía y Cartografía e Imprenta. 
Centro de Estudios y Sistemas 
Prepara para ejercer funciones de Inteligencia tanto al personal como mediante el desarrollo doctrinal y la evaluación operativa de las unidades de este ramo. Con sede en Madrid, posee una maqueta dinámica que los alumnos utilizan para el reconocimiento e identificación de materiales, medios ópticos de visión nocturna y equipos informáticos destinados al tratamiento automático de la información. Unos mil cuadros de mando pasaron por los cuarenta cursos programados hasta la fecha y que versaron sobre temas tales como Inteligencia Táctica y Seguridad, Seguridad para Oficiales Superiores, Meteorología, Reconocimiento e Identificación de Materiales, Operaciones Psicológicas, Inteligencia Clásica e Inteligencia de Imágenes. Los alumnos del CES son tanto oficiales superiores como oficiales y suboficiales, habiéndose editado aquí una serie de publicaciones entre las que cabe destacar: “Integración terreno/enemigo”, “Interrogatorio táctico” y “Guía de reconocimiento e identificación de materiales”. 

Escuela Militar de Defensa NBQ

Fue fundada en 1982, en Carabanchel, trasladándose a Hoyo de Manzanares en 1993. Hay dos tipos de cursos, NBQ (Nuclear, Bacteriológico, Químico) y Medio Ambiente, que abarcando la enseñanza de los grados superior, medio y básico se destinan tanto a oficiales como a suboficiales. A lo largo de su historia pasaron por aquí 3.471 alumnos, incluyendo los de este curso 1997-98 (16). 

Foto: La Escuela NBQ sigue manteniendo su plena vigencia (Foto: Luis Rico. ARM/ET).


Escuela Central de Educación Física 
Ubicada en Toledo, comenzó a funcionar en 1920 impartiendo, lo que no ha variado hasta el día de hoy, cursos de Profesores, Instructores y Monitores de Educación Física, cursos especiales, monográficos, etc. Actualmente se desarrollan los tres cursos citados en primer lugar, más otros de tipo monográfico para 
Tropa Profesional en las especialidades de Tiro, Defensa Personal e Instrucción Físico-Militar. Orgánicamente, la Escuela es un centro de perfeccionamiento articulado en dos áreas: una de Investigación y Doctrina y otra de Educación Física, esta última con dos ramas: 
Procedimientos de la Educación Física y Deportes de Aplicación Militar. 
Escuela Militar de Montaña y de Operaciones Especiales 
Creada en 1945, a la Escuela Militar de Montaña se le añadió, en 1957, la rama de Operaciones Especiales dando lugar así a la EMMOE cuya dedicación es la de impartir cursos de perfeccionamiento no específico de Arma o Cuerpo en ambiente de montaña o alta montaña; lo mismo pero en Operaciones Especiales y lucha de guerrilla y contraguerrilla; investigar la adecuación de materiales y procedimientos tácticos tanto en montaña como en OEs, y asistir al Estado Mayor del Ejército en la elaboración y actualización de doctrina. 
Este es, actualmente, el temario de cursos: Superior de Montaña. Mando de Operaciones Especiales. Básico de Montaña en Época Estival. Básico de Montaña en Época Invernal. Prueba Internacional de Patrullas de Operaciones Especiales. Grupo Militar de Alta Montaña. Campeonatos Militares de Esquí para Unidades de Montaña. En todos ellos fue muy numerosa la participación de oficiales de Ejércitos iberoamericanos (17). 
Escuela Superior del Ejército. Escuela de Mandos Superiores 
Centro indisolublemente unido al generalato, entra en funcionamiento en 1893 como Escuela Superior de Guerra recibiendo su bautizo actual en 1940. Aquí pueden seguirse los cursos de Capacitación para el Ascenso a Oficial General, Ciclo Informativo para Generales, Capacitación para Ascenso a Teniente Coronel de la Escala Media, Capacitación para el Ascenso a Suboficial Mayor, y Estado Mayor. Este centro académico se encuentra abierto a la sociedad civil habiéndose celebrado en el mismo seminarios muy interesantes, entre ellos uno dedicado a los alumnos de 2° curso de la Facultad de Ciencias de la Información, de Madrid, y otro a profesionales de medios de comunicación (18). 
Escuela de Estado Mayor 
Arranca de 1842 habiendo atravesado por diversos contenidos y nombres hasta que en 1964 pasó a integrarse, junto con la Escuela de Mandos Superiores, en la Escuela Superior del Ejército. El nivel educativo corresponde al de altos estudios militares, estructurándose en los departamentos de Operaciones, Inteligencia y Logística, Mando, Organización y Administración, Estrategia y Relaciones Internacionales. Su utilidad principal es el curso de Estado Mayor aunque también programa otros sobre Derecho de los Conflictos Armados, Prospectiva, Técnicas de Gestión Logística y Recursos Humanos, y Comunicación Social. Además de los alumnos del Ejército de Tierra no faltan los de Marina y Guardia Civil, así como procedentes de Ejércitos extranjeros. 
Escuela Interarmas 
Funcionando desde 1982, se encarga de llevar a cabo la fase común o Interarmas del curso de capacitación para ascenso a comandante de la Escala Superior y, lo mismo, para el Cuerpo de Intendencia. Con sede en el acuartelamiento zaragozano de San Fernando, desde que empezó a funcionar han pasado por sus aulas 5.037 capitanes del Cuerpo General de las Armas, Cuerpo de Intendencia, Guardia Civil, Cuerpos Comunes, otros Ejércitos españoles y de diversas FAS extranjeras. 
Con tres departamentos (Táctica y Logística, Organización e Información Militar e Intendencia), los cursos tienen una duración de doce semanas exigiéndose total dedicación y gran esfuerzo por parte de los alumnos. 

 

(1) - El Cuerpo General de las Armas comprende:  Infantería, Caballería, Artillería e Ingenieros. 
(2) Los Cuerpos Comunes a los tres Ejércitos son los de Intervención, Jurídico, Músicas Militares y Sanidad. 
(3) El Cuerpo de Especialistas abarca: Administración, Abastecimiento, Mecánica de materiales, Mecánica de armas, Sistemas electrónicos y Técnicas de apoyo (personal de la Escala Media). Administración, Equipos y subsistemas, Almacenes y Parques, Cría caballar (a extinguir), Electricidad, Instalaciones, Metalurgia, Automoción, Mantenimiento de aeronaves, Mantenimiento de armamento y material, Telecomunicaciones, Electrónica, e Informática (para personal de la Escala Básica).
(4) Ver el apartado: “Escuela Politécnica Superior”.  
(5) Escala Superior: Oficiales que, tras aprobar la oposición de acceso directo, han cursado cinco años de carrera (tres en la General y dos en la Especial), o bien, dos años, si han accedido por promoción interna, procedentes de la Escala Media. Aunque está previsto, todavía no se ha publicado ninguna convocatoria de acceso directo con titulación superior (civiles con una carrera terminada que saldrían tenientes realizando solamente dos cursos en lugar de los cinco normales). Todo lo expuesto se refiere al Cuerpo General de las Armas, ya que a todos los demás se ingresa por acceso directo con la correspondiente titulación civil (superior o media). 
(6) Escala Media: Personal de la Escala Básica o del SEFOME que, cumpliendo los requisitos exigidos en la correspondiente convocatoria y aprobando la oposición, supera dos cursos (uno en la Academia General Militar y otro en la Academia Especial correspondiente). incorporándose a las unidades con el empleo de alférez. Está previsto que también se pueda ingresar por acceso directo con titulación media (civiles con una carrera media), en cuyo caso, realizarán tres cursos en lugar de dos. Recordemos que SEFOME es el Servicio de Formación de Oficiales Militares de Empleo. Oficiales (alféreces y tenientes, al cabo de unos años) con carácter no permanente (contratos temporales de dos años). 
(7) DEFENSA dedicó su Extra núm. 8 a la Academia General Militar. 
(8) Escala de Complemento Ya está extinguida. 
Estaba formada por personal procedente de las Milicias Universitarias e IMEC, con contratos temporales. La mayoría se integraron en las Escalas Básica y Media. 
(9) Servicio de Formación de Cuadros de Mando 
(SEFOCUMA): Universitarios que realizan el servicio militar como oficiales. Similar a las antiguas Milicias Universitarias e IMEC, aunque solamente para oficiales.
(10) Ver, en el Extra de DEFENSA núm. 17, dedicado a la Caballería española, el capítulo: ‘La Academia. Un viejo entronque con Valladolid”. 
(11) Escala Básica: Suboficiales que han cursado dos años de carrera, uno en la AGBS —Academia General Básica de Suboficiales— (Talarn, Lérida) y otro en la Academia Especial (Infantería, Caballería, Ingenieros, Sanidad, etc.) correspondiente. Se puede ingresar por acceso directo (civiles que cumplen los requisitos y aprueban la oposición) o por promoción interna (Militares de Empleo Tropa Profesional con el grado de Cabo 1, para los que se reserva, al menos, el 60 por cien de las plazas). Para favorecer a los METP (Militares de Empleo Tropa Profesional) se está estudiando que todas las plazas se convoquen para promoción interna. 
(12) Ver, en el Extra de DEFENSA núm. 26, dedicado a la Artillería española, el capitulo: “La Academia”. 
(13) Ver el capítulo, “Una larga singladura histórica”, en el Extra núm. 42 de DEFENSA, dedicado al Arma de Ingenieros. 
(14) Ver en DEFENSA núm. 224, ‘La Escuela Logística del Ejército de Tierra”.
(15) Ver en el Extra de DEFENSA núm. 13, dedicado a las FAMET, donde hay extensos espacios relativos a la formación. 
(16) Ver: “Un reto asumido. La defensa NBQ en España”, en DEFENSA núm. 136/137. 
(17) Ver, entre otros trabajos sobre la EMMOE, nuestro especial Tropas de Montaña (núm. 129) y, más recientemente: ‘Los 40 años del curso de Operaciones Especiales” (núm. 226). 
(18) Ver el capítulo, “Los antecedentes de la Escuela Superior del Ejército’, en el interesante libro “D. Manuel Azaña y los militares”, del general D. Miguel Alonso Baquer (Actas Editorial. Madrid, 1997). 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.