Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Policía Nacional del Perú licita la adquisición de Material Antidisturbios

La Dirección de Economía y Finanzas de la Policía Nacional del Perú (DIRCEFIN) convocó la licitación pública nº 02-2018 para la adquisición de “Agentes Químicos y Material Antidisturbios para la Policía Nacional”, con un presupuesto de 2 millones de dólares.

La adquisición, de acuerdo a las bases, se califica de “muy urgente”, argumentando que “las unidades policiales cuentan con pocas cantidades para prevenir, mantener y restablecer el orden interno, debido a los conflictos sociales que se vienen presentando a nivel nacional”. Se contempla la compra de 14.000 granadas lacrimógenas (CS) de cuatro tiempos, 37.283 cartuchos lacrimógenos de 37/38 mm, 1.400 dispositivos (CS) de alta emisión, 10.500 cartuchos de calibre 12GA con perdigones de goma, 15.295 pelotas de goma calibre 54,6 mm (que son disparadas vía una bocacha especial adaptada a las escopetas de calibre 12GA) y 19.000 cartuchos propulsores de calibre 12GA, así como 410 granadas de aturdimiento (Flash Bang).

Al respecto de este proceso, diversas fuentes consultadas por defensa.com  inciden en que se solicita material de fabricación de 2016 en adelante y no material nuevo de fábrica, y que el plazo de entrega, tras la firma del contrato, es de apenas 45 días para un primer lote, 90 para el segundo y 120 para el tercero, lo que favorecería a postores con stocks almacenados (que podrían incluso ser excedentes) y listos para entrega. Mas aun, asumiendo que las granadas o cartuchos lacrimógenos, por citar un ejemplo, fueran fabricados en 2016 serían entregadas con al menos un 40 o 50% de su vida útil vencida.

Esta no es la primera vez que una adquisición para la Policía Nacional es centro de controversia. En febrero el Ministerio del Interior (MININTER), via la Oficina General de Administracion (OGA), tuvo que declarar “desierta” la Licitacion Publica Nº 18-2017-IN que preveía la adquisición de 1.340 binoculares diurnos 10x50 mm. por un monto aproximado de 560.000 dolares. Inicialmente, la empresa Nivisys LLC (Estados Unidos) fue declarada como ganadora pero, como acreditaron en su momento las Actas de Otorgamiento de la Buena-Pro del 31 de enero y del 5 de febrero de 2018, sustentó indebidamente su experiencia con una razón social diferente, Nivisys Industries LLC, procediéndose a declarar “desierta” la licitación. El proceso, de acuerdo a la normativa vigente, fue convocado nuevamente el pasado 13 de marzo bajo la denominación de Adjudicación Simplificada Nº 02-2018, modalidad de adquisición que contempla requisitos menos exigentes.

Es conveniente recordar, que las bases de la licitacion para adquirir los binoculares, enmarcada en el programa de “Mejoramiento del Servicio de Control de Disturbios Civiles a Nivel Nacional” SNIP Nº 292189, requería que fueran del tipo Porro o ROOF con prisma BAK-4 y tener un peso no mayor a 1,5 kg, campo visual a 1.000 yardas de 95 m, angulo de visión de 5.5º a 8º y sistema de enfoque igual o menor de 20 m. al infinito. En su momento, la controversia giró en torno a que el Estudio de Mercado - análisis que determina no solo las posibilidades de mercado sino el monto referencial - se realizara con informacion de empresas comercializadoras y no de fabricantes, y que se solicitara acreditar la experiencia con un monto facturado acumulado de unos 420.000 dolares (cuando lo normal es que quintuplique el valor referencial) por la venta de “bienes iguales o similares” (binoculares nocturnos, visores diurnos, nocturnos y térmicos, y miras telescópicas) al objeto de la convocatoria durante un periodo no mayor de 8 años. Por si fuera poco, se dio a conocer - como comprobamos revisando su portal web – que Nivisys LLC no fabrica binoculares diurnos. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.