Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Hacienda desmiente falta de presupuesto de las Fuerzas Armadas de Paraguay

El 55% del presupuesto castrense del Paraguay tiene como destino el mantenimiento de  sistemas, sin embargo las Fuerzas Armadas alegan falta de recursos, a lo que el Ministerio de Hacienda ha replicado que no tiene registrado ningún pedido de transferencia para mantenimiento. Días atrás, el Gobierno paraguayo realizó gestiones para que el Gobierno argentino proveyera  helicópteros a fin de ayudar a los afectados por las inundaciones en Ñeembucú y Misiones. Argentina aceptó el pedido de socorro y envió dos helicópteros para la asistencia a las miles de familias afectadas.

El canciller Eladio Loizaga justificó el pedido de colaboración al Gobierno del vecino país, a través de la Embajada en Buenos Aires, alegando que hay "limitación de helicópteros" en Paraguay y explicó que esta máquina "es el instrumento más fácil" para realizar las tareas de asistencia a las familias que se encuentran en las zonas inundadas. Ante la revelación del canciller de la limitación de helicópteros en el país, se consultó a las autoridades de las Fuerzas Armadas sobre la cuestión, que admitieron que, efectivamente, esa limitación de helicópteros existe porque varias de las máquinas a cargo de las FFAA precisan mantenimiento y no se disponen de recursos presupuestarios para ponerlos en operatividad.

El vocero de las Fuerzas Militares, Coronel Néstor Zalazar, admitió incluso que son "seis son los helicópteros y que lastimosamente están todos en tierra por falta de presupuesto para mantenimiento (...) Se está esperando el dinero para poder levantar las máquinas. Necesitamos que se libere el presupuesto", dijo Zalazar y recordó que, de hecho, el Presupuesto 2016 de la Fuerza Aérea fue reducido en un buen porcentaje y es el mismo que está vigente este año.

La situación generó la reacción de la ciudadanía, que criticó a los organismos del Estado por la desidia de no realizar el mantenimiento y no otorgar los recursos para arreglar las máquinas en momentos en que se precisan para socorrer a los afectados por la inundación. Una investigación realizada por el periódico Ultima Hora (UH) sobre el manejo presupuestario de las Fuerzas Armadas, un área que en el mundo castrense es manejado con mucho sigilo, echa por tierra las declaraciones del vocero de las Fuerzas Militares respecto a que por la falta de presupuesto para mantenimiento de los equipos éstos no estén operativos.

Las Fuerzas Militares, a cargo del General del Aire Braulio Piris, quien asumió al mando desde el pasado 1 de noviembre en reemplazo del cuestionado general Luis Gonzaga Garcete, maneja para este año un presupuesto total de G. 131.665.038.982, equivalente a poco más de 23 millones y medio de dólares (23.616.721,27 USD).

De ese monto, nada menos que G. 71.875.095.114, unos USD 12,8 millones de dólares, están estipulados para inversión física, que incluye adquisición de equipos militares, mantenimiento de equipos y herramientas, estudios y proyectos de inversión, adquisición de equipos de oficina y computación. En el ámbito castrense se maneja con mucha preocupación este hecho, habida cuenta de que ya estamos a mitad de año y hasta el momento solo se realizó un 18% de ejecución presupuestaria.

En el Ministerio de Hacienda aseguraron que no tienen registrado ningún pedido de las Fuerzas Militares para la transferencia de recursos destinada al mantenimiento de los helicópteros. Si bien dijeron estar al tanto de dos llamados a licitación (uno en curso y otro sin iniciar), subrayaron que estos procesos aún no finalizaron, por lo que no se puede realizar la transferencia de recursos. No obstante, recordaron que, mensualmente, el Tesoro transfiere a la institución castrense unos G. 15.000 millones de Guaraníes para todos sus gastos operativos.

Haciendo las averiguaciones en las FFAA, se pudo saber que efectivamente el Centro Financiero Nº 1, a cargo de FFMM, realizó el llamado a licitación en marzo pasado por vía de la excepción por un monto de G. 8.500 millones para el mantenimiento de los motores de los helicópteros y aviones a cargo de la Fuerza Aérea, pero fue rechazado por Contrataciones Públicas, que consideró que el llamado debió haber sido público.

Como consecuencia de ello, todo el proceso vuelve a empezar, es decir, se debe volver a llamar a licitación, hasta la adjudicación final, cuyo proceso no es menor a 60 días. Es por ello que Hacienda decidió no liberar los fondos, ya que no existe empresa adjudicada, y por ende no tiene a quién pagarle. En esferas castrenses consideran que las FFMM son una unidad administrativa y no operativa; por ende, se les presenta este tipo de dificultades. (Tomás Velázquez, corresponsal de Grupo Edefa en Paraguay)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.