Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La U.S. Navy compra diez helicópteros no tripulados Fire Scout

La Marina estadounidense, a través del Mando Naval de Sistemas Aéreos, ha firmado con la empresa Northrop Grumman la adquisición de diez helicópteros no tripulados Fire Scout MQ-8C por 108,1 millones de dólares. Los fondos para esta adquisición estaban contemplados en el presupuesto de la U.S. Navy para el ejercicio fiscal 2015-2016. El MQ-8C es la última evolución del sistema aéreo no tripulado de despegue y aterrizaje vertical (Vertical TakeOff and Landing o VTOL UAV). A diferencia de las dos versiones anteriores, esta versión emplea el fuselaje de un helicóptero comercial, el conocido Bell 407, lo que le proporciona más autonomía, capacidad de carga, reduce la firma logística y homogeneíza su empleo.

Está diseñado para proporcionar capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) en tiempo real desde una plataforma capaz de operar desde las cubiertas de vuelo de los buques. También sus sensores le permiten la adquisición de objetivos mediante designador laser y el empleo de armas de precisión o tareas más habituales entre los UAVs como la valoración de daños de combate (BDA), todo ello sin recurrir a medios ajenos a la U.S. Navy. Además tiene la capacidad para despegar y aterrizar de forma autónoma desde los buques.

El Fire Scout MQ-9C aun está realizando diferentes evaluaciones, una de las últimas es la que tuvo lugar en el campo de pruebas californiano de Point Mugu durante el pasado mes de noviembre cuando realizó once vuelos para validar las capacidades del sistema en términos de autonomía, fiabilidad y prestaciones.

Recordemos por último que el Fire Scout ha sido uno de los vehículos aéreos no tripulados que la Armada española contempló en el pasado para equipar sus unidades navales. El uso de medios aéreos no tripulados desde buques ofrece la ventaja de reducir el uso de los helicópteros embarcados, reduciendo el riesgo para sus tripulaciones, además de ofrecer la posibilidad de mantener los sensores desplegados cerca de la zona de interés durante un elevado período de tiempo. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Helicóptero no tripulado MQ-9C Fire Scout


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.