Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El último vuelo de los Phantom F- 4F de la Luftwaffe

(defensa.com) El pasado sábado, en una jornada de puertas abiertas, volaban por última vez, en un acto de despedida, los últimos Phantom F-4F de la Fuerza Aérea alemana. Con camuflajes históricos, el acto recordó las cuatro décadas de operación con la Luftwaffe de esta aeronave insignia, acto en el  que también tomaron parte los Eurofighter Typhoon basados en Wittmundhaven. Concluía así la larguísima carrera operativa germana de los McDonnell Douglas F-4 “Phantom II” .

El interés por el birreactor estadounidense por parte de la Luftwaffe surge a mediados de los años sesenta y se concreta en 1968 con la suscripción de un pedido de 88 RF-4E Phantom II, la versión del F-4E, ya en servicio con la USAF, optimizada para reconocimiento. Disponía de cuatro cámaras fotográficas alojadas bajo el morro, capaces de cubrir un arco de 180°, así como sistemas IRRS (Infrared Recognition System) y SLAR (Side-Looking Airborn Radar).

En esta configuración el RF-4E era una de las aeronaves de reconocimiento más capaces que había en aquellos tiempos, capaz de realizar una amplia gama de misiones, incluso en condiciones meteorológicas no óptimas y también de noche. La contrapartida industrial por el importante pedido alemán fue la implicación de la aeronáutica nacional, con Messerschmitt-Bölkow-Blohm (MBB) a la cabeza, construyendo partes para toda la línea de Phantom de McDonnell Douglas.
Los primeros RF-4E se entregaron en enero de 1971 y pasaron a estar operativos al año siguiente con el Aufklärungsgeschwader 51 Immelman, sustituyendo a Lockheed RF-104G Starfighter. Mientras estaban todavía en curso las entregas de RF-4E, la Luftwaffe, evidentemente satisfecha con las características del aparato, firma un ulterior contrato con McDonnell Douglas, en esta ocasión sobre 175 ejemplares, uno de de los pedidos más sustanciosos de la historia de este modelo. Si trataba en esta ocasión de F-4F, una versión específicamente modificada en función de las exigencias alemanas con respecto al F-4E.
Respecto a esta última, la versión alemana tiene un depósito menos en el fuselaje y, además de numerosas mejoras de detalle, está optimizada para el combate aire-aire, gracias a la posibilidad de emplear el misil guiado por radar AIM-7 Sparrow. El F-4F se entregó oficialmente a la Luftwaffe en marzo de 1973 y la primera unidad operativa en emplearlo fue el Aufklärungsgeschwader 71 Richthofen, que empieza a volar con este caza en mayo de 1974.

Los F-4F
Respecto a los predecesores, el F-4/RF-4 era un avión mucho más complejo, completo y con superiores. Su entrada en servicio contribuyó notablemente a la mejora de la capacidad operativa de las fuerzas armadas. Para facilitar la transición de los pilotos y de los WSO/RIO[1], la Luftwaffe opta por recibir 12 F-4F con dobles mandos de vuelo, a los que añaden también los 10 F-4E comprados para labores de adiestramiento.
Debido a los rápidos avances tecnológicos, especialmente en el campo de la aviónica, ya a partir de principios de los años ochenta los F-4 germanos comenzaron a parecer anticuados, sobretodo en relación al Panavia Tornado IDS, el cazabombardero que comenzaba a ser entregado a Alemania en aquellos años. Igualmente, las exigencias de las aeronaves de reconocimiento habían cambiado rápidamente a finales de los años ochenta en el escenario internacional y, consecuentemente, la Luftwaffe decide retirar los RF-4E, que salen de escena entre 1993 y 94. Una parte de los aparatos remanentes[2] se cedieron a países aliados.
Más compleja fue la carrera operativa del F-4F, que gradualmente deja al Tornado el papel de bombardero, manteniendo el de interceptor hasta la entrega del Eurofighter Typhoon, que, como es conocido, ha tenido un desarrollo bastante laborioso, que ha llevado las entregas a las unidades con un prolongadísimo retraso con respecto a los programas iniciales. Para mantener a los F-4F adecuados para desempeñar eficazmente las misiones confiadas, el aparato se benefició de toda una serie de mejoras, para poder emplearlo hasta las entregas de los nuevos cazas europeos.
Inicialmente, entre 1980 y 1983, los F-4F fueron modificados, añadiendo una sonda de reabastecimiento de combustible en vuelo y la posibilidad de utilizar misiles AIM-9L Sidewinder y a partir de ese año, se puso en marcha el programa de modernización ICE (Improved Combat Efficiency), que inicialmente abarcaba 75 ejemplares, pero después se extendió a 110. Era bastante complejo y fue acometido por fases, previendo toda una serie de actualizaciones de aviónica y estructurales.
La novedad más grande se refería a la sustitución del radar AN/APQ-120 con el APG-65 (el mismo que el F/A-18 Hornet) y la posibilidad de emplear los misiles de guidado radárico AIM-120 AMRAAM. El programa ICE concluyó a mediados de los años noventa y se consideró, en general, como un buen compromiso de coste/eficacia, que dio la posibilidad a Alemania de mantener una buena componente de defensa aérea, aunque no estuviera constituida por aviones de última generación.
Si bien lo emplean todavía Grecia y Turquía, por lo que estará presente en los cielos europeos aún durante algunos años, con la retirada de los F-4 de la Luftwaffe se cierra sustancialmente un ciclo, pues, de hecho, el avión ya no tiene la función de defensa de los cielos de la Europa central, misión desarrollada de forma impecable durante más de cuarenta años.

Principales unidades de la Luftwaffe que han empleado el F-4 “Phantom II”
•    Jagdbombergeschwader 35 (JaboG 35)
•    Jagdbombergeschwader 36 (JaboG 36)
•    Aufklärungsgeschwader 51 (AG 51 Immelmann)
•    Aufklärungsgeschwader 52 (AG 52)
•    Jagdgeschwader 71 (JG 71 Richthofen)
•    Jagdgeschwader 72 (JG 72 Westfalen)
•    Jagdgeschwader 73 (JG 73 Steinhoff)
•    Jagdgeschwader 74 (JG 74 Mölders)
•    Wehrtechnische Dienstelle fur Luftfahrzeuge 61


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.